ES POR LOS 95 CONTRATOS DADOS DE BAJA

Bertellys no atendió a los gremios, que hoy volverán a movilizarse para hablar con él

 

La reunión prevista ayer no se realizó porque el Intendente no atendió a los dirigentes de ATE y SOEMPA que fueron para plantearle una serie de cuestiones respecto a la baja de 95 contratos. Vanina Zurita y Miguel Burgos apuntaron que los funcionarios que los recibieron no saben dónde están parados y que les informaron que una de las razones por las que no renovaron contratos es porque del gobierno provincial le exigen que eche a 500 personas si quiere recibir ayuda financiera.

 

Miguel Burgos, del SOEMPA, indicó que “la realidad es que no saben dónde están parados”. MARCIAL GARCÍA Vanina Zurita, de ATE, sostuvo que “nos dieron respuestas muy ridículas a nuestros planteos”. MARCIAL GARCÍA
<
>
Vanina Zurita, de ATE, sostuvo que “nos dieron respuestas muy ridículas a nuestros planteos”. MARCIAL GARCÍA

EL DATO:

Ayer por la tarde, se realizó una asamblea de trabajadores de Fanazul en la sede de ATE ya que el gobierno “revisará” 88 contratos, con lo que implica una “revisión” de contratos. En solidaridad con los trabajadores municipales, los empleados de esa fábrica hoy también se harán presentes en la comuna para apoyarlos y hacer conocer su situación. Este es otro conflicto latente en la ciudad, donde además de estos 88 puestos de trabajo, se suman los 95 del municipio, los 31 del Molino San Martín, los 140 de Cerámica San Lorenzo y la situación de los 180 trabajadores del Frigorífico Meta Azul que aún no han cobrado sus salarios. Un panorama más que desalentador para la ciudad.

Como estaba previsto, ayer por la mañana dirigentes del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Azul y de la Asociación de Trabajadores del Estado se hicieron presentes en el municipio para hablar con el intendente Hernán Bertellys por la caída de 95 contratos municipales.

El jefe comunal no los recibió. En su lugar lo hicieron funcionarios de su gabinete que no supieron dar respuesta a los gremios que fueron a solicitar se revea uno por uno cada contrato ya que sostienen que la no renovación fue arbitraria y está lejos de los fundamentos esgrimidos por el propio Bertellys.

Cabe recordar que el viernes pasado el Intendente informó la no renovación de 95 contratos para ordenar las finanzas municipales y aseguró que la mayoría de los casos era de gente que no iba a trabajar.

La respuesta de SOEMPA y ATE no se hizo esperar: aseguraron que en realidad muchos de los trabajadores dados de baja cumplían sus tareas y deslizaron sospechas sobre los motivos reales de la decisión de Bertellys. En ese marco, fue Miguel Burgos quien al dialogar el sábado con este diario aseguró que sacaron gente para colocar “punteros” políticos de la nueva gestión; a la vez que Eduardo Bercovich sostuvo que mientras dan de baja a trabajadores, el Intendente sigue manteniendo “de favor” a algunos funcionarios de lo que fue la gestión de José Inza.

En la mañana de hoy, volverán a concurrir al municipio para ver si Bertellys los recibe y poder así superar esta polémica que amenaza convertirse en conflicto.

“No saben dónde están parados”  

Después de la fallida reunión con el Intendente, este diario volvió a hablar ayer con el secretario Adjunto del SOEMPA Miguel Ángel Burgos, una de las voces más críticas  ante la situación que se planteó por la caída de los 95 contratos.

“Bertellys disparó como una rata”, sostuvo al informar que el jefe comunal no se hizo presente para mantener un encuentro con los dirigentes gremiales que temprano, como estaba anunciado, llegaron al municipio con la intención de dialogar con él.

En su lugar, los recibió primero Marcos Turón, subsecretario de Gobierno, de quien Burgos dijo que “la verdad que es un títere, un muchacho que lamentablemente no tiene idea de nada y es como el mate cocido: no hace ni bien ni mal”.

Ante ese infructuoso contacto, llegaron a modo de “salvataje” el subsecretario de Legal y Técnica José González Hueso y el director de Recursos Humanos Walter Surget, quienes, según comentó Burgos argumentaron la no renovación de los 95 contratos en la crisis económica financiera que atraviesa el municipio.

“Cuando nos plantearon ese tema -señaló- le recordamos que Bertellys fue funcionario de Inza dos años y después fue dos años concejal. Ahora no puede venir a decir que se encontró con un municipio quebrado, él sabía lo que iba a recibir. Que no se haga el distraído”.

Añadió que “tanto él como los otros 17 concejales no le pusieron un freno a Inza a su debido tiempo y esto es lo que quedó. Además, todavía nos acordamos del papelón del Concejo Deliberante que no hizo nada cuando Inza faltó a la tercera interpelación por las finanzas municipales. Ahí tenía que dar explicaciones, pero no fue. Y ninguno de los 18 concejales, entre los que estaba Bertellys y también Martín Laborda, hicieron absolutamente nada!!. Esos 18 concejales son cómplices de lo que pasó. Así que el Intendente no venga a hacerse el distraído o a querer hacernos creer cosas que no son. La comunidad no es tonta y tiene memoria… Espero que Bertellys empiece a reaccionar porque si no se va a poner muy feo todo”.

Volviendo sobre la crisis que remarcaron los funcionarios, indicó que “Surget, en un desliz, nos dijo que tienen el mandato de Vidal (María Eugenia, gobernadora de la provincia de Buenos Aires) de echar a 500 personas de la Municipalidad de Azul”, y agregó que “como le suele pasar muy a menudo, a Surget se le escapó la tortuga en un momento de la reunión y dijo que la provincia no le va a mandar la plata si no bajan a 500. Bajaron a 95 y a los otros 575 le hicieron contrato por tres meses. No nos queda más que pelear estas cosas, porque paralelamente están acomodando a su gente”.

También tuvo palabras para González Hueso, de quien sostuvo que “ya no es gorila, es King Kong. Me acuerdo de él cuando iba a nuestra Federación como un corderito, muerto de miedo. Hoy (por ayer) en la reunión era un lobo diciendo que hay que tomar medidas en la municipalidad”.

Agregó que “Huesito está acá porque perdieron Scioli y Aníbal Fernández y porque no le quedó curro en Olavarría”, al tiempo que marcó que “no sólo a él trajo de afuera, sino también al de Salud que vino de Las Flores y Vieyra que es del conurbano. ¿Qué pueden saber ellos de Azul?”.

Consultado entonces en qué quedaron, dijo que, aunque los funcionarios dijeron que revisarán algunos contratos, hoy en las primeras horas de la mañana volverán al municipio “para que nos atienda Bertellys. Y si no nos atiende, nos quedaremos ahí hasta que lo haga. A Bertellys le gusta la pachanga y cantar Llamarada, y bueno… le haremos cantar Llamarada”.

Por último, Burgos apuntó que “la realidad es que no saben dónde están parados y se creen que toda la gente es de la misma calaña que ellos, y no es así”.

“Caza de brujas”    

Por su parte, la secretaria General de ATE Vanina Zurita indicó sobre el encuentro con los funcionarios que dieron respuestas muy ridículas a nuestros planteos, que  tenemos que entender la parte administrativa, la legal, después nos dijeron que existían los listados, más tarde nos dijeron que no”.

Agregó que “nada de lo que puedan decir tiene ningún tipo de asidero lógico porque terminaron reconociendo que la Gobernadora les pidió la baja de 500 personas si quieren tener algún tipo de salvataje económico por parte de la provincia de Buenos Aires”.

En ese marco, señaló que “así, terminan aplicando ellos el ajuste que define la provincia y la nación, que representan la derecha más ortodoxa que nos está gobernando. El gobierno nacional necesita demostrar que es un gobierno fuerte a los ojos de quienes van a terminar siendo nuestros verdugos, que es la banca extranjera”.

Entendió asimismo que estos gobiernos necesitan desviar la discusión porque “no vamos a estar discutiendo salarios ni mejoras en las condiciones de trabajo, sino que vamos a estar resistiendo por los puestos de trabajo. Es claro en el caso de Azul, donde hay 95 compañeros afuera”, que se suman a los de Cerámica San Lorenzo, a la situación de los empleados del Frigorífico, a los posibles despidos en Fanazul.

“Esta es una caza de brujas a la que se sumó Bertellys. A él le están manejando la cancha Vidal y el macrismo y él se deja. Y no sólo se da en lo público sino también en lo privado”.

En otro tramo, Zurita aseguró que muchos de los trabajadores a quienes no se les renovó el contrato están cumpliendo funciones y yendo a trabajar, para agregar luego que “el listado lo confeccionó el gremio que justamente no estaba defendiendo a los trabajadores hoy”.

En ese contexto, advirtió que les llamó la atención que les dijeran que “los contratos van a ser revisados por los jefes de área, cuando sabemos que fueron puestos a dedo por el STMA en una clara connivencia entre el gobierno y este sindicato”.

La supuesta revisión, se hará sin la supervisión de los otros gremios pese a que desde ATE y SOEMPA “pedimos que se haga con los trabajadores y el resto de las asociaciones sindicales”.

A su vez, remarcó que “nosotros no vamos a ser el verdugo de los trabajadores, pero queremos asegurarnos que ningún compañero quede afuera en este discurso instalado de que aquel trabajador que es despedido es porque es ñoqui. No es así”.

Para finalizar, la dirigente indicó que “se necesita abrir los ojos a la clase obrera. Por eso mañana (por hoy) cuando vayamos al municipio nos van a acompañar los trabajadores de Fanazul, ya que peligran 88 puestos de trabajo. Lo que pasa es que vienen por la clase laburante y tenemos que tener solidaridad de clase”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *