SESIÓN DEL CONCEJO DELIBERANTE 

Bertellys, Norte y el uso de los fondos públicos 

En la sesión de ayer, ingresó un expediente firmado por el Intendente apuntando contra el bloque del GEN por los pedidos de informes que viene realizando. Entre otras tantas cuestiones, Bertellys le atribuye una “injustificada acción de control sobre el Departamento Ejecutivo”. El que respondió en la sesión fue el concejal Omar Norte, quien apuntó que “son fondos públicos, por lo tanto de todos, y tenemos derecho a saber cómo se usan”. Los pedidos giraron en torno al nombramiento de asesores, contrataciones directas con empresas, compras de elementos y pago de viáticos a funcionarios, por mencionar algunos.

Ayer se desarrolló la segunda sesión ordinaria del año. Se pusieron en tratamiento los proyectos de las distintas bancadas y también las notas recibidas, entre ellas una del Intendente por los pedidos de informes del GEN. NACHO CORREA
<
>
Ayer se desarrolló la segunda sesión ordinaria del año. Se pusieron en tratamiento los proyectos de las distintas bancadas y también las notas recibidas, entre ellas una del Intendente por los pedidos de informes del GEN. NACHO CORREA

Minutos después de las 18 de ayer comenzó la segunda sesión ordinaria del Concejo Deliberante, en la que se trataron los 14 proyectos que presentaron las distintas bancadas, algunos despachos de comisión y se dio lectura -lo que no es habitual- a las notas recibidas.

Justamente la primera nota que se leyó fue un expediente del intendente Hernán Bertellys respondiendo a las actuaciones administrativas que inició el bloque GEN el 7 de marzo de 2017 pidiendo respuestas a los numerosos pedidos de informes generados desde ese espacio.

La respuesta expresa la postura del Ejecutivo en referencia a la procedencia de las notas remitidas, a la metodología usada y a la eventual legitimación de los concejales que pidieron los informes.

En primer lugar, el Intendente advirtió que las notas emitidas “no cumplen los requisitos establecidos en la Ley Orgánica de las Municipalidades” y de allí que consideró que “las requisitorias no pueden considerarse emitidas por el Concejo Deliberante” ya que hay una injustifica utilización del membrete oficial. En estos términos es que inicia su carta de respuesta el jefe comunal.

El segundo punto que marcó fue que la reiterada indagación de los actos públicos de gestión aparece como una injustificada acción de control sobre el Departamento Ejecutivo (…) desatendiendo que la competencia de control de legalidad que pretende incorrectamente ejercitar corresponde al Tribunal de Cuentas”.

Luego prosiguió con las atribuciones de control del Legislativo local y apuntó que “se circunscriben” al análisis de la ejecución presupuestaria, que se ejerce a través de la aprobación o no de la rendición de cuentas.

Por esto, Bertellys entendió que los pedidos de informes “invaden de forma manifiesta la competencia del Tribunal de Cuentas”.

El tercer tema que aborda es el del acceso a la información por parte de la comunidad, reclamado por el bloque GEN. En este sentido, en la nota que ingresó al Concejo aseguró que “esta gestión ha trabajado en la correcta publicidad de sus actos” y añadió que el derecho de acceso a la información no autoriza a una auditoria permanente, constante e invasiva, pues ello afectará el curso de la gestión.

En el último párrafo de la nota, el Intendente aseguró que el Ejecutivo “advierte que algunas de las firmas ológrafas del pedido de informes remitido aparecerían disímiles a la grafía existentes en otros documentos oficiales” y pide la presidente del Concejo que realice los actos necesarios para informar el por qué de la diferencia en las firmas “o bien, la eventual participación de terceros autores o implicados”.

“Tenemos derecho  a saber cómo se usan los fondos publicos”   

La respuesta a esa nota firmada por Bertellys estuvo a cargo del concejal Omar Norte -presidente del bloque GEN-, quien tomó la palabra para advertir que los pedidos que realizaron son “sobre cuestiones que hacen a la información pública”.

Luego lamentó “mucho” que el Intendente “haya firmado esta nota” y también el hecho de que “adujo un excesivo pedido de información en plena democracia”.

El edil marcó después que desde su bloque ratificamos la autoría intelectual y material de todos los pedidos de informe, para contestar así el cuestionamiento por el uso del logo del Concejo y las firmas de los pedidos de informe.

Sobre este último punto, marcó que “hay firmas del Intendente en distintos expedientes que no son coincidentes entre sí”.

Norte remarcó que los pedidos de informes involucran el manejo de fondos públicos y recordó algunos de los temas por los cuales requirieron más datos. Así, habló de la contratación de asesores -algunos de ellos disparatados-; la contratación con la empresa Transporte Malvinas por el servicio de barrido; la contratación directa de seguros; los bienes donados al municipio que nunca fueron informados; y también los pagos de viáticos a funcionarios para viajar a Cacharí y Chillar -cuando la ley establece que dentro del Partido de Azul no se deben abonar-; o el pago de viáticos para que dos funcionarios viajasen el año pasado a un acto partidario en Recoleta en homenaje a Eva Perón.

Mencionó asimismo que también pidieron informes por la compra que el Ejecutivo hizo de cinturones para la policía local, ya que advirtió que la empresa a la que le fue adjudicada la provisión de esos elementos se formó un mes antes y “no está habilitada”.

Son fondos públicos, por lo tanto de todos, y tenemos derecho a saber cómo se usan, consignó y puntualizó que el Ejecutivo no sólo no contesta los pedidos de su bloque sino el de todos, ya que son aproximadamente 60 las solicitudes de informes que la gestión Bertellys no respondió.

Por último, hizo un pedido al presidente del Concejo. A él le dijo que no tome represalias con ninguna empleada administrativa, dando a entender que sí lo hizo. “No son ellos los que nos dan la información. Todo esto es producto del estudio que hacemos del RAFAM, de la rendición de cuentas o de los expedientes a los que tenemos acceso”.

Sottile no respondió. Se quedó callado e inmediatamente prosiguió con el orden del día como queriendo pasar de tema inmediatamente. Como dato al margen, y en medio de su silencio, el presidente del Concejo ya ha tenido algún que otro inconveniente con las empleadas del deliberativo. Por ejemplo, cuando hace unas semanas brindó una nota al noticiero local y culpabilizó a una de ellas de un grosero error en la liquidación de una pauta publicitaria. Desde ese hecho y algún que otro cambio de tareas que decidió, las relaciones no están bien. Pero ayer, cuando podía despejar dudas sobre lo dicho por Norte, optó por el silencio.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *