DENUNCIAS POR VIOLENCIA LABORAL

Bertellys: “Seguramente hay un error del funcionario y de los trabajadores también”

Lo dijo el Intendente al hablar ayer con este diario sobre las acusaciones de violencia laboral que trabajadores formularon contra el director de Turismo y Medio Ambiente, Gustavo Lorusso. El jefe comunal repudió “enfáticamente” cualquier caso de violencia laboral pero, de alguna manera, justificó que el funcionario “puede haber tenido un golpe de estrés” producto de las responsabilidades y habló de la necesidad de “corregir” algunas cuestiones. No obstante, indicó que se iniciará una investigación para conocer lo ocurrido.

El intendente Hernán Bertellys habló ayer con este diario sobre las acusaciones de violencia laboral contra un funcionario de su gabinete. ARCHIVO/EL TIEMPO 
 “Me considero un compañero de trabajo de los trabajadores municipales. Pero a veces, los compañeros de trabajo también necesitan un ajustecito porque venimos de un letargo”, dijo ayer Bertellys. ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
“Me considero un compañero de trabajo de los trabajadores municipales. Pero a veces, los compañeros de trabajo también necesitan un ajustecito porque venimos de un letargo”, dijo ayer Bertellys. ARCHIVO/EL TIEMPO

EL DATO:

El intendente Hernán Bertellys señaló en una conferencia de prensa que dio ayer por la mañana, que este diario no le dio la oportunidad de hacer una nota respecto a este tema. Error: el domingo se ofreció nota tanto a él como a Gustavo Lorusso. En la charla que después del mediodía mantuvo con este medio, mencionó que “aparentemente hemos tenido un teléfono descompuesto”. Y así fue. El espacio en este diario nunca se le ha negado.

En cierto punto conciliador, sin entrar en confrontación directa con los trabajadores, fue  como se mostró ayer el intendente Hernán Bertellys en una nota que a primera hora de la tarde realizó con este diario a propósito de las denuncias públicas de violencia laboral que involucran a un funcionario de su gabinete, el director de Turismo y Medio Ambiente, Gustavo Lorusso.

Después de decir que repudia “enfáticamente” cualquier caso de violencia, quedó en el medio de la situación al apuntar que “estoy detectando algunas faltas de ambas partes que no son causantes graves, sino para conciliar”.

De los trabajadores señaló que, tal vez, al venir de una gestión en la que no recibían ningún tipo de directivas se acostumbraron a ello y ahora cuando se les da una tarea “por ahí alguno lo toma como agresivo”.

En cuanto al funcionario, apuntó que “puede haber tenido algún golpe de estrés” por las responsabilidades de la función que ejerce.

Así, entendió que es necesario corregir errores y conciliar.

Informó, además que iniciarán las investigaciones para determinar lo ocurrido.

Se iniciará una investigación   

-¿Cuál es su posición respecto a las denuncias por violencia laboral contra Lorusso?

-Repudio enfáticamente cualquier caso de violencia laboral. La gente me conoce y sabe cuál es mi forma de actuar, de qué manera me manejo. Claramente estoy de un solo lado. Esa es mi postura como Intendente, como persona y como vecino. Lo que tengo que decir es que recibí una nota de la agente municipal Marina Rodríguez que está acompañada por otra nota suscripta por compañeros de trabajo, a quien también considero mis compañeros de trabajo. Tomo cartas y lo derivo a Legal y Técnica donde tenemos que iniciar los sumarios que corresponden para que se esclarezca bien y determinar las acciones a seguir, porque hay entredichos y distintas versiones. Por eso se debe iniciar un sumario para que se investigue puntualmente y que cada uno de los testigos pueda aportar los datos y de ahí determinar cuál es la situación concreta.

-¿De quién tiene distintas versiones?. Está la carta de Rodríguez, la de sus compañeros de trabajo en Obras Públicas y la de Alicia Lapenta…

-La carta de Lapenta no la he recibido, no sé cuándo la mandó. (NdeR: la nota mencionada ingresó por Mesa de Entrada como L-116/16 y está fechada el 9 de mayo de 2016). Yo realmente no he recibido ninguna nota. Tengo que actuar en concordancia con lo que voy recibiendo. Lo que sí está claro es que hay una sola posición y es la misma que he tenido toda la vida. Me considero un compañero de trabajo de los trabajadores municipales. Pero a veces, los compañeros de trabajo también necesitan un ajustecito porque venimos de un letargo, de gestiones que no pusieron en su lugar algunas cosas.

-¿Cuando dice que algunos compañeros de trabajo necesitan “un ajustecito” a quién se refiere, a los trabajadores o a los funcionarios?

-A los trabajadores. Los funcionarios que no tienen experiencia tienen que ir haciéndola en el trabajo del día a día, en conjunto con los trabajadores porque la función pública no es fácil. Uno no va a una universidad donde le dan el diploma de buen funcionario público. Esto se hace día a día, cometiendo errores. Y bueno, acá puede haber uno de los errores y hay que corregir.

-Lo que acaba de decir suena a que los que necesitan ajuste son los trabajadores y no el funcionario que está siendo denunciado públicamente por varios agentes.

-No. En el conjunto de la planta de trabajadores municipales hay que hacer ajustes que a veces parecen que fueran hasta agresivos, pero no lo son. Es que si estuvieron determinado tiempo sin que nadie le diera una misión y viene alguien y se las da, por ahí alguno lo toma como agresivo. No quiere decir que sea este el caso. En algunas áreas hay gente que estuvo mucho tiempo sin trabajar, por eso vamos a tener que actualizar sumarios anteriores, donde vamos a investigar, por ejemplo, gente que estuvo cobrando sueldo sin trabajar. Con respecto a los funcionarios, hay que corregir también porque no hay un título que diga que alguien es buen funcionario. Este es un trabajo de día a día, donde se cometen errores, graves o pequeños, que hay que corregir.

-En la conferencia que dio por la mañana (ayer) dio a entender que se van a iniciar sumarios a los trabajadores, ¿por este tema se va a sumariar a los empleados que denunciaron?

-No en este caso puntual, sino que se va a hacer uno general donde se van a determinar distintos temas. Se va a iniciar sumario a funcionarios y trabajadores. Desde Legal y Técnica se va a abrir una investigación para llegar a la verdad y tomar las medias correspondientes, las más ejemplificadoras y positivas para poder trabajar todos en cordialidad.

“Faltas de ambas partes”   

-¿Habló con los trabajadores, con Lorusso o con Juan Arruti, quien también estuvo en el hecho denunciado?

-Sí, estoy hablando. Me faltan algunos porque no me ha dado el tiempo.

-¿Qué primera idea tiene a partir de lo que le comentaron quienes ya han hablado con usted?

-Seguramente hay un error del funcionario que hay que rectificarlo, y de los trabajadores también. Estoy detectando algunas faltas de ambas partes que no son causantes graves, sino para conciliar, que es la manera en la que me he manejado en la vida. Vamos a ver si de esto sacamos una cuestión constructiva que nos sirva para no cometer errores.

-Usted también dijo que “la discusión es parte del trabajo”. Pero no puedo dejar de decirle que depende qué tipo de discusión sea.

-La discusión es parte del trabajo y tiene que ser constructiva, no destructiva.

-Pero en este caso parece que fue agresiva.

-Tiene que ser constructiva, con distintas miradas, así sean totalmente opuestas, porque eso hace que pueda crecer una idea. Estamos dispuestos a conciliar todo esto.

Funcionario estresado    

-¿Cuál es su opinión de Lorusso?

– Mi opinión es que puede llegar a ser un muy buen funcionario, que está en el primer tramo de su tarea y que tendrá que acomodar cosas, pero realmente está cumpliendo lo que le estoy pidiendo en la parte de gestión, que es buscar fondos. Azul necesita recursos y que vaya armando el camino para que yo como Intendente pueda concretar distintas acciones. Estamos trabajando de esa manera, no sólo con este funcionario sino con todos.

-¿Su desempeño al día de hoy le parece bueno?

-Tiene facilidades para gestionar, para entablar relaciones, por eso es que esto me llama la atención. Está estresado, puede haber tenido un golpe de estrés, que todos lo tenemos, porque hay días que son muy duros en la gestión. Uno se estresa y a veces no reacciona como debería. Creo que debe ser parte de esto. Pero veremos, primero vamos a tener la posibilidad de que cada uno se pueda expresar, también Lorusso seguramente lo hará en pocos días, porque estaba con una depresión ya que esto lo ha golpeado muy fuerte. No es fácil poder soportar distintos dichos urbanos que se generan a través de una noticia… La gestión es muy dinámica y a veces pasa a ser violenta para una persona común que tiene tantas responsabilidades de golpe. Así que el funcionario va a tener también la oportunidad cuando esté más equilibrado, porque esto es muy fuerte para una persona común. A uno le produce estrés querer hacer cosas y no tener herramientas. Eso nos da una frustración que realmente se va alimentando y es un estrés, porque a veces no alcanza un par de horas que uno puede tener el fin de semana para equilibrarse.

-De todas maneras, el estrés, el cansancio o lo que fuere, no habilitan los malos tratos o la violencia laboral, si ocurrieron. Si no se está dando un mensaje muy confuso…

-Concuerdo totalmente. Lo único que digo es que esto es muy estresante, es mucho compromiso de todos lados y a veces el reclamo de un lado y la falta de recursos del otro, nos ponen en un aprieto y se nos salta la chaveta. Yo lo voy controlando, pero quizás en algún momento no me di cuenta y en lo personal no lo he controlado. Todos tenemos que tener un cable a tierra. Algunos juegan al fútbol. Yo, por ejemplo, cuando estoy muy estresado me pongo a cantar para equilibrar los sentidos.

LA REACCIÓN DE LOS TRABAJADORES 

Cabe recordar que el jueves pasado se conoció una carta de trabajadores de Obras Públicas enviada al Intendente, en la que le informaban que el director de Turismo y Medio Ambiente, Gustavo Lorusso, había ejercido violencia laboral contra una trabajadora, en un hecho poco usual que los empleados se junten y firmen una nota para repudiar el accionar de un funcionario.

La cuestión fue que, según narraron los trabajadores, el viernes 6 Lorusso ingresó repentinamente a una de las oficinas de Obras Públicas donde se encontraba trabajando Mariana Rodríguez -la empleada en cuestión- y, ante el asombro de todos, comenzó a increparla, literalmente a retarla y a los gritos le exigió que volviese a trabajar con él.

Es que Rodríguez se desempeñaba en Turismo y Medio Ambiente, pero por decisión del subsecretario de Producción, Empleo y Turismo, Juan Arruti, pasó a trabajar bajo su órbita y Lorusso, por lo visto, no estuvo de acuerdo.

Los testimonios de distintos trabajadores que se encontraban presentes, apuntan que los gritos de Lorusso hacia esa agente se escucharon en todas las oficinas, como así también el maltrato en sus palabras.

Fue así que decidieron elevarle una nota a Bertellys repudiando el accionar, que definieron como violencia laboral, de ese funcionario y le solicitaron que tome cartas en el asunto.

Días después este diario publicó también la carta que Rodríguez le elevó al jefe comunal en la que le comentó lo sucedido, calificándolo de “grave” e “innecesario”.

Junto a ella, una nota que la arquitecta Alicia Lapenta también le elevó –aunque dijo Bertellys que no la recibió- en la que le expresa que vivió “situaciones reiteradas de violencia laboral” por parte de Lorusso, además de solicitarle el cambio de áreas porque no puede trabajar ya que se obstaculiza su actividad, se la priva de información útil para su tarea y se ha juzgado de manera ofensiva su trabajo, entre otras tantas cuestiones.

 

OTRA VEZ, LA HISTORIA DE LA DESESTABILIZACIÓN… 

El último domingo, el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra y su esposa, la asesora jurídica del municipio Lucrecia Egger, se mostraron por las redes sociales realmente enojados con la nota que este diario publicó sobre Gustavo Lorusso. Y lo hicieron volviendo sobre un discurso que se creía superado. Al igual que el ex intendente José Inza y algunos de sus funcionarios, Vieyra y Egger -cada uno desde sus cuentas- hablaron de “linchamiento mediático”, desestabilización y de un intento de este diario por “derribar” a un gobierno elegido democráticamente. En ningún momento, ninguno de los dos funcionarios, expresaron la necesidad de que se investigue lo sucedido para determinar o deslindar responsabilidades. El eje de discusión para ellos estuvo en que se publicó, no en lo que se publicó. Tal vez sea porque Lorusso llegó a ser funcionario en Azul por Vieyra.

Consultado por esto, el intendente Bertellys aseguró que de parte mía, descarten cualquier aporte de ese tipo de comentarios. No creo en las malas intenciones (en este caso de este medio), y gracias a esta forma de ser tengo la oportunidad de demostrar mi capacidad de trabajo, que me la dio la gente. Entonces, voy a seguir por el mismo camino. Vamos a conciliar, si hay alguna duda con respecto a la actuación de cada uno lo hablaremos y conciliaremos, pero no creo en las malas intenciones”.

En la conferencia que dio ayer por la mañana el jefe comunal, también deslizó alguna intencionalidad cuando se mencionó que a Lorusso -por no vivir en esta ciudad- se le estaría pagando viáticos y hospedaje.

Consultado por esto, dijo que “no hay un recibo que diga que el municipio pueda haber pagado un hotel. Son un poco mitos urbanos. Como todavía somos un pueblo bastante chico, se tira una idea y después se da como un hecho”.

Ante el comentario de que eso se solucionaría respondiendo los pedidos de informes que al respecto le hizo el Concejo Deliberante, señaló que “bueno, seguramente que así será. Pero hay que esperar los tiempos. La gestión es un todo y demanda tiempo”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *