LA SITUACIÓN EN FANAZUL

“Bertellys tendría que estar al frente del reclamo de 258 trabajadores”

Los trabajadores y delegados de ATE en Fanazul reclaman al intendente Hernán Bertellys que apoye el reclamo para mantener sus fuentes laborales.
<
>
Los trabajadores y delegados de ATE en Fanazul reclaman al intendente Hernán Bertellys que apoye el reclamo para mantener sus fuentes laborales.

Delegados de ATE en la fábrica de explosivos ubicada en esta ciudad, hablaron con este diario de la situación que están atravesando por no saber qué pasará con sus fuentes laborales. En ese marco, hicieron fuertes reclamos al Intendente y criticaron que no se comprometa en defensa del trabajo. El viernes 3 de noviembre las cuatro plantas de Fabricaciones Militares realizarán un paro sectorial y una movilización hacia la sede central de ese organismo para pedir respuestas.

Incertidumbre. Con esa palabra definieron los trabajadores de Fanazul la situación que están atravesando desde que el interventor de Fabricaciones Militares les informara que “no hay noticias” de la renovación de los contratos que los une laboralmente, que va a haber reducción de personal y que el presupuesto para el sector se va a acotar.

El integrante de la comisión directiva de ATE Daniel Firpo y los delegados de ese gremio en Fanazul Marcelo Laporte, Sebastián Maddío, Cristian Lapenta, Raúl Godoy y José Jofre, fueron los que hablaron con este diario y realizaron fuertes críticas y reclamos al intendente Hernán Bertellys.

Días pasados, se realizó un plenario de Fabricaciones Militares (FFMM) con secretarios Generales y delegados de ATE en el que se decidió que el viernes 3 de noviembre realizarán un paro sectorial y movilización hacia Capital Federal de las cuatro plantas de Fabricaciones Militares.

El día para la protesta no fue al azar, ya que en esa fecha se conmemoran 22 años de la explosión de la fábrica de Río Tercero por la que murieron 7 personas y resultaron heridas más de 300, además de destruir y dañar cientos de casas.

Luego del plenario, los dirigentes se convocaron en el Congreso de la Nación para realizar una audiencia pública en la que expusieron las problemáticas que viven a diario y la situación de incertidumbre que atraviesan. Salieron decepcionados, ya que si bien habían invitado a concurrir a todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria, sólo el Frente de Izquierda se hizo presente y, de todas las invitaciones cursadas, sólo recibieron las adhesiones de dos diputados.

A nivel local, comentaron que se reunieron dos veces con el intendente Hernán Bertellys y, pese a que dijo que iba a intervenir, pasaron más de 15 días y no han vuelto a tener novedades del jefe comunal.

“No tienen intención de solucionar las cosas”

En principio, los trabajadores de Fanazul hablaron del plenario e indicaron que “dada la magnitud del problema que estamos teniendo, por primera vez nos juntamos todos los delegados de las cuatro plantas, un anexo de Villa María y sede central”.

En ese sentido, advirtieron que “estamos todos preocupados por la situación que atravesamos, de acuerdo a lo que el interventor -Luis Riva- dijo en cada una de las plantas, que va a haber achique de mano de obra y que no hay noticia de los contratos”.

Cabe señalar que son 258 los trabajadores de Fanazul, de los cuales sólo 11 están en planta permanente y los restantes son contratados. Cada año, históricamente, en octubre ya saben que en los primeros días de noviembre firman los contratos. Esta vez, no sucede eso.

En ese marco, sostuvieron que además “estamos en un parate, se está trabajando a media máquina porque no hay insumos, no hay plan de inversión, algunas compras tarde entre 6 y 7 meses. Es lógico que así las plantas van a dar pérdida. Fabricaciones Militares nunca dio ganancia pero podría dar muchísimo menos pérdida, si hacen las inversiones como corresponde”, es decir, el mantenimiento de las máquinas que tienen 70 años y a las que hace 3 que no se les hace nada, y si se agilizan los trámites administrativos de compra de insumos.

Remarcaron que el gobierno hizo inversiones, “pero fueron en la parte edilicia. Pusieron azulejos, instalaron baños, hicieron asfalto, pero en las máquinas que son fundamentales para producir, no pusieron un peso”.

Volviendo al plenario, indicaron que decidieron marchar hacia la sede central de FFMM. Hacia allí fueron y al pedir una reunión con el interventor “dijo que no y volvió a decir que no tenía nada respecto de los contratos. No tienen intención de solucionar las cosas”.

Del plenario también salió por unanimidad realizar un paro sectorial el 3 de noviembre. Ese día harán, en el marco de la jornada de protesta, una movilización a la sede central de FFMM.

Dos reuniones con Bertellys

Por otra parte, los trabajadores comentaron que mantuvieron dos reuniones con el Intendente y con el jefe de Gabinete y Gobierno Alejandro Vieyra.

Uno de los temas que quisieron dejar en claro fue que el relamo que llevan adelante “no es político”, ante versiones que salieron del propio Ejecutivo.

“Le dijimos que estamos hartos de explicar cómo son las cosas, lo que estamos viviendo”, señalaron, para recordar a su vez que “cuando en 2015 estuvo en campaña fue dos veces a la fábrica, cosa que vimos muy bien. Esas dos veces nos dijo que teníamos que trabajar juntos porque Macri venía por todo, en ese tiempo él estaba en el Frente para la Victoria. Hasta ahora al único que se llevó Macri fue a él, porque se cambió de partido. Ojalá no se alcance a llevar a nadie de la fábrica”.

Al margen de esto, indicaron que le pidieron al jefe comunal “su apoyo porque ahora él tiene llegada. Se comprometió a pedir una audiencia con Aguad”.

Remarcaron que la última reunión fue hace aproximadamente 15 días “y la realidad es que no nos ha llamado. Para nosotros, 15 días es muchísimo”.

Los trabajadores advirtieron en este contexto que “este es un problema no sólo de los empleados de Fanazul sino de los ciudadanos de Azul. Acá hay gente que si pierde el trabajo va a quedar fuera del sistema. Y somos todas personas que gastamos y consumimos en Azul”.

Según los datos que manejan, los 258 trabajadores perciben mensualmente aproximadamente 9 millones de pesos “que se vuelcan en Azul y son parte del mercado laboral de Azul”.

Reclamos

“El Intendente tendría que haber accionado más rápido. Es del mismo color político del gobierno, así que mínimamente tiene que dar una señal de que se preocupa. Pero al no decir nada, nos está demostrando que no quiere sacar los pies del plato siguiendo la misma línea política de los gobiernos nacional y provincial”, subrayaron los delegados en otro tramo de la nota con este diario.

En medio de la incertidumbre en la que están, recordaron que “una vez nos dijo que iba a recorrer cada centímetro del Partido de Azul. Evidentemente este hombre se olvidó dónde queda Fanazul. Sólo volvió una vez para comer un asado en una presencia política”.

En el mismo tono, apuntaron que “Bertellys tendría que estar al frente del reclamo de 258 trabajadores. Como máxima autoridad se tiene que preocupar. Pasaron más de 15 días de la última reunión y no tenemos noticias”.

Por último, marcaron que el jefe comunal “se tiene que poner la bandera de Azul y pelear por las fuentes de trabajo. Nos tiene que dar una respuesta”.

LA AUDIENCIA PÚBLICA 

El pasado viernes 6, secretarios Generales de ATE y delegados de ese gremio en Fabricaciones Militares realizaron en el Congreso de la Nación una audiencia pública para dar a conocer la situación que atraviesan. Habían invitado a todas las fuerzas políticas, pero sólo concurrió el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, con Néstor Pitrola a la cabeza.

“Nos llevamos una desilusión muy grande”, expresaron, para agregar que “antes de hacerla hablamos con todos los partidos políticos. Además, Pitrola por su lado les cursó invitación a todos. Llegó el día y estuvo presente solamente Pitrola y tuvimos dos adhesiones de diputados, nada más”.

Remarcaron que “nuestra expectativa era que fuesen todos y se preocuparan por lo que estamos atravesando. Aparentemente no les reditúa políticamente porque no fueron”.

No obstante la no participación de los legisladores, la audiencia se desarrolló igual y cada fábrica planteó su situación.

Uno de ellos, con acabado conocimiento de lo técnico, “explicó como Fanazul teniendo muchas posibilidades de salir al mercado hacia lo que es minería y canteras, teniendo una mina de dolomita en Monte Peloni, no lo hace”.

Las demás fábricas también pusieron de manifiesto su realidad y concluyeron en que “todas están trabadas por la falta de inversión en mantenimiento y en insumos. Estamos viendo que no es falta de planificación, sino que la planificación es que FFMM termine desapareciendo. Si no nos dan una respuesta mínima como es la firma de los contratos, que nos daría una cierta tranquilidad, no generan expectativas hacia la producción”.

Añadieron que “no sabemos hacia dónde vamos. Es una incertidumbre total”.

De esa audiencia salió un pedido de informes hacia el ministro de Defensa Oscar Aguad, sobre FFMM. Específicamente solicitarán saber por qué no se hacen las inversiones “y quiénes se favorecen con la falta de inversión y con el hecho de que nosotros no produzcamos”.

En ese sentido, marcaron que “tenemos el listado de las empresas privadas multinacionales que están produciendo lo que no hacemos nosotros. Ahora que se generó un movimiento importante con la construcción de caminos y demás, nosotros somos los que estamos parados mientras ellos siguen produciendo y generando más riqueza para ellos, que encima se la llevan”.

“ESTO NO ES POLÍTICO” 

Los dos últimos meses -después de la visita del interventor de Fabricaciones Militares a la planta de Fanazul en la que les trasmitió el achique de la mano de obra y otras cuestiones- están siendo los más críticos para los trabajadores.

“Es crítico el momento porque diciembre se acerca y tenemos contrato hasta el 31. Y en estos dos meses, nada cambió”, remarcaron los delegados.

Sobre los dichos del interventor, apuntaron que “nos dijo las cosas en crudo. La realidad es que hasta hoy, ni el ministro Aguad ni el interventor Luis Riva ni Bertellys nos han asegurado que vamos a firmar los contratos”.

Asimismo, advirtieron que “dicen que hacemos política porque salimos más fuerte con este reclamo, pero no tienen en cuenta que el cambio de interventor fue justo antes de las elecciones y que después vino a nuestra fábrica a decirnos lo que nos dijo. No tenemos la culpa que haya sido en ese momento”.

Agregaron que “nosotros como laburantes vamos a salir a defender nuestras fuentes de trabajo porque son nuestras familias las que están en el medio. Esto no es político. Somos toda gente de laburo, que nos levantamos a las 4,30 de la mañana para ir a trabajar”.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Pablo

    octubre 15, 2017 at 9:04 pm

    Bertellys los dejo mas solos,que Adan en el dia de la madre….

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *