AUMENTO SALARIAL

“Bertellys tiene dos opciones: o se pelea con la Gobernadora o se pelea con los trabajadores”

Lo expresó Luciano Varela, secretario Adjunto del STMA, al hacer referencia a la pretensión del gobierno de la provincia de que los intendentes acuerden con los gremios municipales un 18 por ciento de aumento salarial. El dirigente señaló que en Azul “vamos a ir a pelear nuestro aumento salarial más allá de lo que diga la Gobernadora”. Si bien no especificó el porcentaje que pedirán cuando se reabran las paritarias, marcó que ningún salario puede estar por debajo del mínimo, vital y móvil.

Luciano Varela, secretario Adjunto del STMA, aseguró ayer que “no vamos a permitir que ningún trabajador esté por debajo del salario mínimo, vital y móvil”. ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
Luciano Varela, secretario Adjunto del STMA, aseguró ayer que “no vamos a permitir que ningún trabajador esté por debajo del salario mínimo, vital y móvil”. ARCHIVO/EL TIEMPO

Desde el gobierno provincial pretenden que los intendentes de los 135 municipios acuerden con los gremios un incremento salarial del 18 por ciento para todo este año.

Según trascendió, funcionarios de la administración de María Eugenia Vidal ya bajaron línea a varios jefes comunales para que el aumento no vaya más allá de ese porcentaje para “contribuir” a que no se dispare la inflación…

Cabe recordar que en diciembre pasado la provincia acordó con gremios estatales una suba de sueldos del 18 por ciento en cuatro cuotas de 4,5 por ciento y pretenden que lo mismo se replique en los municipios bonaerenses.

Luciano Varela, secretario Adjunto -a cargo de la Secretaría General- del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul- habló ayer con este diario y rechazó de plano esa posibilidad.

“¿Cómo la gobernadora, incoherentemente, quiere cerrar el mismo aumento para todos los municipales cuando todos ganan distinto?”, planteó e inmediatamente apuntó que la gobernadora “podrá exigir a sus intendentes lo que quiera, pero nosotros tenemos nuestra postura y vamos a ir a pelear el aumento de sueldo que sea un sinceramiento salarial para la gente de Azul”.

En cuanto a lo que pedirán al momento de que se abran las paritarias, indicó que si bien hoy no tienen un porcentaje concreto, se regirán por el salario mínimo, vital y móvil, que hoy está en 8.060 pesos.

“Una batalla distinta”

En un principio, el dirigente gremial indicó que “cuando la provincia cerró el acuerdo con los estatales en diciembre, obviamente que la gobernadora iba a bajar línea a todos sus intendentes para que traten de arreglar por ese porcentaje”.

Añadió que “la verdad que nosotros mucho no tenemos que ver con ese porcentaje porque no somos provinciales, sino que en cada municipio tenemos una batalla distinta. Hasta que no se regularice el Consejo del Salario Provincial y los municipales puedan tener en toda la provincia el mismo sueldo, es imposible que la gobernadora exija a los intendentes aumentar el 18 por ciento”.

En ese marco, explicó que un ingresante en el conurbano gana 5.000 pesos, en Azul 7.500 y en Bahía Blanca -que tienen los sueldos más altos- 14.000. Se preguntó entonces “¿cómo la gobernadora, incoherentemente, quiere cerrar el mismo aumento para todos los municipales cuando todos ganan distinto?.

Varela remarcó que Vidal “podrá dar el mensaje que quiera y exigir a sus intendentes lo que quiera, pero nosotros obviamente tenemos nuestra postura y vamos a ir a pelear el aumento de sueldo que sea un sinceramiento salarial para la gente de Azul. Yo peleo sueldo para Azul, no para la provincia”.

Según trascendió, los intendentes que no acaten la orden de la gobernadora, no recibirán auxilio financiero de la provincia. “Generalmente, uno a través de las paritarias provinciales tiene techo o piso de acuerdo a cómo lo quiera tomar cada intendente y cada gremio. Pero el año pasado el intendente Bertellys se aumentó un 100 por ciento su sueldo y no sé cuán de acuerdo estuvo la gobernadora de que se diese un incremento 70 por ciento superior a lo que ella dio en la provincia.

No dejó pasar el incremento de tasas aprobado hace pocos días por el Concejo Deliberante de Azul, del que dijo que su porcentaje “supera bastante el 18 por ciento que la gobernadora quiere que aumenten los sueldos”.

“Un 18 por ciento anual no alcanza”

El dirigente insistió en que en esta ciudad, desde el STMA “vamos a ir a pelear nuestro aumento salarial más allá de lo que diga la gobernadora. Si no, que venga y se siente en las paritarias en Azul y le explicaremos por qué un 18 por ciento anual no nos parece un aumento que ni siquiera merezca la pena sentarnos a discutir. El plateo de la gobernadora es totalmente errado”.

Consultado qué pasa entonces si el intendente Bertellys decide acatar la orden de Vidal, dijo que “probablemente iremos a la lucha. Esto se abre con diálogo y dialogaremos hasta que podamos llegar a un número cercano. Si la cosa no da para más, iremos a la calle como hemos ido siempre” y recordó que el año pasado pelearon una reapertura de paritarias cuando la gobernadora había dicho que no iba a haber reapertura. “Nosotros las abrimos igual. Este será el mismo caso”, sostuvo.

En una lectura más política de la situación, Varela apuntó que “si Bertellys es realmente inteligente, en vez de recortarle el salario a los trabajadores deberá discutir con la gobernadora el porcentaje tan bajo que quiere que se dé. Tiene dos opciones: o acata lo que la gobernadora dice y reajusta por lo más delgado que son los trabajadores, o va a provincia a decirle que en Azul un 18 por ciento anual en cuatro cuotas de 4,5 por ciento no alcanza, y peleará recursos en la provincia como pelea obras y demás”.

Agregó que “Bertellys, o se pelea con la gobernadora o se pelea con los trabajadores municipales. Veremos qué decisión toma”.

Salario mínimo, vital y móvil

En lo que hace a las paritarias locales, consignó que las pidieron en diciembre y que están esperando el llamado del Ejecutivo. “Lo que pasa que como todos los gobiernos de Cambiemos, en Azul están todos los funcionarios de vacaciones. Tendremos que esperar que vuelvan a trabajar para que llamen a las paritarias”, remarcó.

Ante la consulta de qué porcentaje pedirán de aumento para este año, explicó que “tenemos un termómetro que nos marca el aumento que es el salario mínimo, vital y móvil, que hoy está en 8.060 pesos. El año pasado llegamos al mínimo con el aumento que sacamos, pero después quedamos por debajo”.

Así, explicó que el piso será ese salario “y de ahí para arriba porque durante el año el mínimo, vital y móvil va a sufrir aumentos también”.

En lo que hace a números concretos, sostuvo que “es difícil hablar de porcentaje de aumento anual por cómo está la inflación. Siempre nos quedamos cortos. El año pasado sacamos un 37 por ciento, que fue un muy buen aumento, pero a mitad de año tuvimos que salir a pedir un reajuste porque nada alcanzaba”.

Añadió que “lo vamos a analizar cuando se reabran las paritarias. Ahí veremos la mejor propuesta, si pediremos aumento anual o semestral”.

Por último, el dirigente señaló que “no vamos a permitir que ningún trabajador esté por debajo del salario mínimo, vital y móvil, porque además eso es lo que marca nuestro Convenio Colectivo”.

EL STMA EN ALERTA POR AGRESIONES EN EL PINTOS

Empleados municipales que desarrollan sus tareas en el hospital municipal, afiliados al gremio (y no afiliados) comunicaron a representantes del STMA que volvieron a sufrir agresiones verbales y físicas en la guardia del “Pintos”, por parte de un paciente y sus familiares.

“Este no es un hecho aislado sino que desde hace un tiempo se ha convertido en una costumbre, no sólo de los fines de semana sino de todos los días”, sostienen en un comunicado.

Por este motivo, el sindicato decidió comunicarle al director del hospital, Dr Luis Hoursouripe “la responsabilidad que tiene tanto él como el Intendente sobre la seguridad del lugar y de las personas”.

En ese marco, durante la mañana de ayer se realizó una reunión con el director, los delegados y parte de los damnificados, “y se le comunicó que de esta forma no se puede seguir trabajando porque seguramente se va a sufrir una desgracia y nadie quiere eso”.

Así, esperarán una respuesta en 48 horas y el jueves a las 10 de la mañana -en el sector de la cocina del hospital- se reunirán en una asamblea para decidir como seguir con este grave problema.

“Se espera que este jueves a las 10 de la mañana en la cocina del hospital estén presentes todos los compañeros, médicos y enfermeros del hospital ya que es un problema que tenemos todos y entre todos lo tenemos que solucionar”, finaliza el documento remitido ayer.

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. car10

    Enero 24, 2017 at 8:24 pm

    Bayan a trabajar vagos eso no pedir aumento si… Como si se merecieran aumentos vagos vos y todos los municipales…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *