AUMENTO DE LA TASA URBANA

Bertellys vetó una ordenanza y persiste en su intención de incrementar la recaudación

 

El Intendente vetó la ordenanza mediante la cual el Concejo Deliberante ratificó que la tasa por Recolección de Residuos, Limpieza y Conservación de la Vía Pública debe tener un incremento “único y total” del 28 por ciento. El jefe comunal, en su intento por recaudar más, sigue manteniendo su posición de revaluar los inmuebles y así los aumentos trepan incluso al 300 por ciento. El concejal Omar Norte apuntó que el veto “ya es un capricho político de Bertellys” y dijo que el cuerpo apelará a la insistencia para que la ordenanza vetada quede automáticamente promulgada.

 

El intendente Hernán Bertellys vetó la ordenanza a través de la cual el Concejo Deliberante ratificó que el aumento de la tasa urbana debe ser del 28 por ciento. Así, el jefe comunal intenta cobrar y recaudar más allá de lo autorizado.
<
>
El intendente Hernán Bertellys vetó la ordenanza a través de la cual el Concejo Deliberante ratificó que el aumento de la tasa urbana debe ser del 28 por ciento. Así, el jefe comunal intenta cobrar y recaudar más allá de lo autorizado.

El intendente Hernán Bertellys vetó el último martes la ordenanza que el 5 de abril pasado aprobó por mayoría el Concejo Deliberante rechazando el revalúo fiscal que aplicó el jefe comunal en la Tasa por Recolección de Residuos, Limpieza y Conservación de la Vía Pública y que llevó a que la misma tuviese aumentos que llegan incluso al 300 por ciento.

De esta manera, Bertellys insiste en recaudar más, a pesar de que el Concejo fue claro cuando aprobó la Ordenanza Fiscal -luego ratificada por otra ordenanza que ahora vetó- autorizando un incremento “único y total” del 28 por ciento.

Si bien el decreto del veto aún no llegó al Concejo Deliberante -por lo que no se conocen los argumentos esgrimidos por el mandatario-, el edil Omar Norte confirmó la información que trascendió ayer y señaló que el aumento “ya es un capricho político” del Intendente.

Una vez que el decreto sea elevado, la oposición recurrirá a la figura de la insistencia para que -si logra los dos tercios de los votos- la ordenanza quede promulgada automáticamente.

Las idas y vueltas de un aumento

Cabe recordar que en enero de este año el Concejo Deliberante aprobó la Ordenanza Impositiva autorizando “un incremento único y total de la tasa por Recolección de Residuos, Limpieza y Conservación de la vía Pública del 28 por ciento”.

Sin embargo, cuando el jueves 24 de marzo -en pleno feriado de Semana Santa- los contribuyentes comenzaron a recibir las facturas, notaron que los aumentos eran muy superiores al porcentaje que el Legislativo local había aprobado por unanimidad.

Las numerosas quejas, reclamos y consultas, se hicieron escuchar inmediatamente. Lo que sucedió fue que el Ejecutivo había pedido aplicar la revaluación fiscal 2016, pero el Concejo no se la aprobó. Ante esto, y haciendo una interpretación que desde el arco opositor calificaron de “errónea” e “ilegítima”, el equipo económico de Bertellys entendió que podía aplicar entonces la revaluación 2015. Y así lo hizo y los incrementos treparon en algunos casos al 300 por ciento.

Ante esto, en la primera sesión ordinaria de este año -que se realizó el martes 5 de abril-, los concejales opositores presentaron un proyecto de ordenanza ratificando el incremento del 28 por ciento “en todo concepto” de la tasa urbana y perfeccionando el artículo de la Ordenanza Fiscal que dio pie a que los funcionarios comunales interpretasen “erróneamente” la aplicación de la revaluación inmobiliaria.

La ordenanza fue aprobada por mayoría -el bloque del Frente para la Victoria votó en contra, a excepción de Cristina Croharé que se abstuvo-, por lo que el Ejecutivo debía retrotraer su decisión. Sin embargo, ayer por la mañana los concejales tomaron conocimiento y confirmaron por fuentes oficiales que Bertellys la vetó, persistiendo así en cobrar más de lo autorizado por el Concejo.

Lo que queda ahora es que el Intendente eleve el decreto del veto para que el Legislativo lo ponga en tratamiento y, seguramente, apelará a la figura de la insistencia.

Es que cuando el Concejo aprueba una ordenanza, el Intendente puede promulgarla o vetarla -parcial o totalmente-. Si decide el veto, el cuerpo tiene la facultad de insistir en la aprobación, con lo cual queda promulgada automáticamente. Para esto, debe lograr los dos tercios de los votos presentes.

“Capricho político”

Este diario consultó ayer al concejal y contador Omar Norte -autor de la ordenanza que fue vetada por Bertellys-, quien indicó que “a última hora del martes nos enteramos del veto y lo confirmamos hoy -por ayer-, aunque oficialmente no tenemos nada porque el Intendente no elevó el decreto al Concejo”.

Por esto, “no conocemos los alcances ni la argumentación que dio”.

En lo que hace a la persistencia del Bertellys en aumentar más allá de lo autorizado por el Concejo, Norte apuntó que “la verdad que ya es un capricho político de Bertellys, porque en la última ordenanza (la vetada) fuimos más contundente de lo que habíamos sido en la anterior, dejando en claro que el aumento de la tasa urbana era único y total del 28 por ciento”.

Advirtió que este veto, aunque no se conozcan los fundamentos, lisa y llanamente contradice los dos proyectos alternativos que el Ejecutivo elevó al Concejo -a través del bloque del Frente para la Victoria- “porque en uno de ellos planteaban el aumento del 28 por ciento para las valuaciones fiscales de hasta 100.000 pesos y liberar al resto; y en el otro que elevaron planteaban también el aumento del 28 por ciento en las valuaciones fiscales pero por el primer semestre y un 30 por ciento más en el segundo”. Es decir, ninguno de estos dos proyectos se asemeja a lo ya implementado por el Ejecutivo que es, a la luz del veto, como pretende seguir cobrando y recaudando.

Consignó que ahora “estamos esperando que eleven el veto para tratarlo en una próxima sesión o, de ser necesario, pediremos una sesión especial para apelar a la insistencia”.

Mientras tanto, “lamentablemente, la gente tiene que pagar” la factura tal como llegó, aunque ante la gran cantidad de contribuyentes que no sabían si debían pagar o no “hicimos las gestiones ante la secretaria de Hacienda y Administración -Adriana Guedes- y logramos que prorrogue el pago hasta el 29 de abril, para que la gente que está al día y que no pagó esperando una definición sobre esto, no pierda el 20 por ciento de descuento por buen contribuyente”.

Por último, el concejal explicó que “una vez que se insista en el Concejo -y en caso de que la ordenanza quede automáticamente promulgada ratificando el 28 por ciento de aumento, no más-, el Ejecutivo deberá hacer un crédito a favor del contribuyente que ha pagado”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *