ENFOQUE

Bertellys y “la cristalidad de la gestión Vidal”

Escribe: Alejandro Raúl Lozano – Congresal Provincial del P. Justicialista

Cuando uno arroja una piedra a un vaso de cristal y este se quiebra, a veces surge la pregunta ¿Por qué se rompe el vaso? ¿Es por culpa de la piedra que lo impactó? ¿O porque el vaso es rompible y luego entonces la piedra lo fragmenta? Es una pregunta que solía plantearla el sociólogo Pierre Bourdieu para explicar que solo la segunda posibilidad era la correcta, porque te permitía ver, en la configuración interna del objeto, las condiciones de su devenir” Extracto de Derrotas y Victorias, Alvaro Garcia Linera, marzo de 2016.

Las instituciones son portadoras de sentidos, tienen sus formas, expresan voluntades y persiguen un fin determinado. Sus integrantes en forma mancomunada le dan un perfil propio y definido. Nuestra Institución, el P. Justicialista, es una organización de hombres y mujeres peronistas que se organizan para transformar la realidad. Cuando un participante abandona los postulados y principios que rigen esa Institución, inexorablemente deja de pertenecer a ella. Frecuentemente representantes desorientados y confundidos, creen que ellos mismos encarnan la “Institución”.

Allí radica en gran parte la equivocación en la que incurren algunos dirigentes políticos cuando después de ser elegidos por la ciudadanía, en el acto más soberano e igualitario de la democracia, migran hacia otros espacios creyéndose portadores excluyentes de aquella representación que emana de una elección colectiva.

En tiempos difíciles de crecientes tensiones políticas, muchos toman atajos, opciones fáciles; Por impericia, por ambición y también por intereses subalternos. No se rigen por cuestiones éticas, ni republicanas, ni principios rectores, ni intereses altruistas.

Allá ellos y su conciencias, pero quienes pertenecemos a un Partido Político con una historia de lucha y pertenencia a sus postulados, nos vemos en la obligación de señalar al tránsfuga y a los transfugadores políticos.

A menudo se dice: “todo es lo mismo, todo da igual”. En lo personal y creo que para muchos compañeros, no resulta lo mismo ni igual ser peronista que Macrista!! Nos reconocemos en una historia común, una memoria colectiva, una identidad definida y una ética militante diferente.

Desde el aspecto estrictamente partidario me interesa resaltar dos cuestiones:

 

– La forma, el Sr. Intendente debería haber consultado y expuesto sus razones y someterlas a consideración de las autoridades, dirigentes, referentes y militantes del espacio político al que pertenecía. En el entendimiento que la política es una construcción colectiva que no se basa en decisiones individuales.

 

– La cuestión de fondo, el peronismo es un movimiento de raigambre e ideales nacionales y populares, con tres banderas históricas, soberanía política, independencia económica y  justicia social que constituyen una referencia insoslayable. El segmento hegemónico de la alianza gobernante al que transfugó el Intendente, se nutre de una ideología liberal (en términos económicos), absolutamente contrapuesta a nuestros principios. El gobierno de Cambiemos a poco de andar ya mostró sus inocultables rasgos antipopulares, su intención de cercenar derechos y conquistas, endeudar el país, enajenar el patrimonio recuperado y someterlo a la lógica absurda del capitalismo financiero. Un peronista que se precie de tal, no puede formar parte de un gobierno que vino a empobrecer, a envalentonarse con los débiles y a concederle a los poderosos, que ni siquiera vino a ajustar sino a transferir riqueza de los pobres a los ricos.

Estos antecedentes fundamentan mi juicio. El Intendente Municipal ha incurrido en un flagrante error al tomar la decisión de “cambiarse” de proyecto político, y como representante del PJ considero necesario fijar una posición.

Quienes son cooptados por la maquinaria gubernamental a la larga no solo pierden identidad, pierden el respeto de sus electores y conciudadanos. Este tipo de “operaciones”, deslegitiman la representatividad y constituyen una estafa y una defraudación a la voluntad popular.

En muchos casos, más de lo deseable, se sostiene que quien “transfuga” lo hace por el bien de la comunidad, algunos incluso, advierten en ellos la condición de estrategas, auténticos líderes que se adelantan al tiempo. Son en realidad, hombres de temperamento débil, faltos de carácter, sin convicciones, inescrupulosos y frecuentemente víctimas de malintencionados. Quien sucumbe a esas presiones de cooptación dudosamente tendrá las cualidades necesarias para conducir a sus conciudadanos hacia un destino de grandeza.

El “cambio” se consumó, la soberanía popular fue violentada y la credibilidad irremediablemente dañada.

En su momento, Perón tomó conceptos de Mao Tse Tung, para definir a quienes “se cambian de bando”. Sólo hace falta releer o escuchar las enseñanzas del viejo General.

El Peronismo de Azul, debe cerrar rápidamente este lamentable capitulo. El Intendente pertenece hoy a otra fuerza política. Debemos convocar a nuestra militancia, a nuestros cuadros políticos y a todos nuestros dirigentes para reorientar nuestro accionar político al nuevo rol opositor.

La “organización vence al tiempo”. La fuerza política que nos contiene atravesó a lo largo de su septuagenaria historia circunstancias más trágicas y adversas. El propio Perón fue víctima de deslealtades manifiestas. Siempre nos recuperamos, porque nuestro Movimiento es una “pasión militante”, porque nuestros dirigentes pueden defeccionar, pero “nuestros militantes se han negado obstinadamente a arriar nuestras banderas y a entregar sus sueños”. No por casualidad siempre llega savia nueva, que nos revitaliza, nos obliga y recrea nuestras utopías, la juventud comparte los hermosos sueños de igualdad, justicia y dignidad de nuestros padres fundadores. Nos recuperaremos con y desde la política como instrumento, porque desde allí hemos producido las grandes transformaciones nacionales.

Parafraseando a Envar “Cacho” El Kadri, para que sepan “los nuevos viejos políticos” y los recién llegados: “Perdimos………….Pero tuvimos, tenemos y tendremos razón. Y ganaremos cada vez que algún joven lea estas líneas y sepa que no todo se compra ni se vende y sienta ganas de querer cambiar el mundo.”

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *