LA SEMANA POLÍTICA

Bertellys y la terapia de la alegría

Los anticipados corsos en la ciudad son bien aprovechados por la gestión municipal con una propuesta renovada. La terapia de la alegría del intendente Bertellys.
<
>
Los anticipados corsos en la ciudad son bien aprovechados por la gestión municipal con una propuesta renovada. La terapia de la alegría del intendente Bertellys.


Vivimos una época de “tiempos líquidos” en la que entró en crisis el Estado-Nación. La decadencia argentina. La familia Kirchner hace turismo en tribunales y el gobierno macrista es un elefante en un bazar. El Intendente sigue la luna de miel con la sociedad. El límite es la tardía reactivación. Fondos para obra pública y menos presupuesto a Salud. Lo que costaron los festejos por el aniversario de la ciudad. –

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

No se puede negar que este incipiente 2017 lleva acumulada la sinrazón a nivel planetario en un vértigo que alimenta los miedos. Esta es la herramienta sustancial para mantener a raya sociedades dislocadas que pasaron de la fase “sólida” de la modernidad a la “líquida”, según el sociólogo Zygmunt Bauman, uno de los más brillantes pensadores contemporáneos fallecido hace pocas semanas. Analiza las  condiciones en las que las formas sociales no se pueden mantener por más tiempo por su propia descomposición.

En su libro “Tiempos líquidos” Bauman enfatiza el divorcio entre el poder y la política, “la pareja que, desde el surgimiento del Estado moderno y hasta hace poco compartieran la casa común constituida por el Estado-Nación. Las instituciones e ideas sólidas se derritieron en una acuosidad que arrastra, en su movimiento, a un presente cada vez más aceleradamente convertido en pasado. Una sucesión de nuevos comienzos donde todo es precario.” Esto explicaría algunos hechos del presente.

Un lunático como Donald Trump es presidente de la primera potencia de occidente mientras la palabra populismo se puso de moda mezclando los procesos políticos y económicos de los países capitalistas centrales con los periféricos, con perdón de Carlos Marx.

 

Cristina, Macri y el elefante –

La irredenta y decadente Argentina no podía estar ausente de este desquicio. Mientras que la familia Kirchner anda a las gambeteadas con la justicia y el twitter de la ex presidenta Cristina Fernández hierve, no resulta claro si resulta funcional a la estrategia del gobierno macrista o si será coronada en octubre próximo como senadora por la provincia de Buenos Aires, Santa Cruz o de dónde sea. Ya se sabe que la corrupción es un tema secundario para esta sociedad y también el síndrome de la “des-memoria”.  El ex presidente Carlos Menem ganó en las tres elecciones que se presentó. Encima, el gobierno de Cambiemos se maneja como un elefante en un bazar y nunca queda la certeza si es o se hace. Con su habitual dosis de acidez Jorge Asís aseveró que “el macrismo no gobierna, se justifica”. Quizá resulte un exceso atendiendo al desguace ideológico del sistema político argento y que aquí nadie se hace cargo de lo que hizo.

 

El pecado K –

El peor pecado K, por fuera de la ausencia de autocrítica con alguna excepción, es no admitir que luego de 12 años de modelar una nueva concepción del Estado, aferrarse a un discurso progresista y disputar una batalla cultural, le termina ganando Mauricio Macri. Algo hicieron mal no visualizando la profundidad de la crisis de la economía, no leyendo correctamente por dónde transitaba la sociedad y con candidatos que eran para perder: Daniel Scioli, un invento menemista y el peor gobernador bonaerense en esta etapa democrática o un lenguaraz como Aníbal Fernández. Además, y una lección para los kirchneristas, se trata de peronismo, con o sin las patas en la fuente.

 

Jolgorio azuleño —

En medio de la locura que atraviesa a la humanidad, Azul vive sus días de jolgorio. Venimos socialmente de una sala velatoria y el intendente Hernán Bertellys profundiza cada día su estilo, resultando un fiel representante de la licuación de las ideologías. Enfrente tiene a un desarmadero cuyo rostro es una dirigencia, en su mayoría, de dudosa representatividad porque la han perdido los partidos o agrupaciones que las cobijan o, por lo menos, atraviesan enormes crisis.

Por fuera del micro clima del mundo político ¿a alguien le importó el aumento de sueldos del Jefe Comunal y funcionarios, consecuencia de un acuerdo previo con el Sindicato de Trabajadores Municipales? El incremento de tasas pasó por el Concejo y mientras la población se acuerda de la madre del ministro Aranguren y compañía por el tema luz y gas aquí no se escucharon más que algunas voces aisladas.

Hoy el Intendente posee el aire suficiente para maniobrar y cambiar el eje de comunicación con los vecinos. Además, tiene un cuerpo deliberativo anestesiado abrumado por un rompecabezas donde nadie le garantiza nada a nadie. En próximas notas avanzaremos sobre la tomografía del Concejo.

 

Un millón y medio –

En esta lógica de “alegría” para los azuleños, los tres días de festejos por el aniversario de esta ciudad, que contó con los recitales de Los Palmeras, Pimpinela y Los Kapanga, costaron alrededor de un millón y medio de pesos que pagó el Municipio y no la provincia como algunos imaginaron. Para los carnavales, sin cifras oficiales, se estiman unos 800 mil pesos. ¿Cómo nadar contra esa corriente que cuenta con gran apoyo popular? No se deberían mezclar las cosas pero el presupuesto para Salud este año se bajó alrededor de cinco puntos al igual que el de Desarrollo Social.

Un presupuesto cuyo 72 por ciento se consume en sueldos, tiene previsto un importante ingreso de fondos extra, esencialmente para obra pública, estimado en unos cien millones de pesos. Allí está el fuerte de la gestión y allí, también, debería ponerse la lupa para la cristalinidad en el manejo de esos dineros.

 

La decadencia Argentina –

Argentina es un país sumido en la decadencia desde hace décadas. El Observatorio de la Deuda Social de la UCA indicó que se había incrementado la indigencia en el cuarto trimestre del 2016 mientras que, según un informe del gobierno bonaerense, las villas y barrios de emergencia se triplicaron durante los últimos quince años. En el 2001, plena crisis socioeconómica, se contabilizaron 385 asentamientos. En el 2016 la cifra arrojó 1.134 villas en el conurbano más 451 en el interior bonaerense.

Azul no resulta una isla en la crisis que atraviesa el país. El primer paso de la terapia social de Bertellys está dando resultados pero si no se empieza a vislumbrar una reactivación de la economía, un proceso de inversión que genere mano de obra no habrá Pimpinela ni Carnaval que nos saque del pozo.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

3 Comments

  1. Marcos

    febrero 9, 2017 at 9:26 am

    En el país de los ciegos el tuerto es rey. Estábamos tan mal en Azul que cualquiera era mejor que Inza. Pero no hay que engañarse con espejitos de colores. Bertellys es alguien que hay que vigilar mucho, tiene sus antecedentes…

  2. Oscar

    febrero 10, 2017 at 1:53 pm

    Joda…joda…y mas joda !!! si es verdad que gana 140.000 pesos por mes, gana mas que la gobernadora de Santa cruz y la critican porque se aumentó el sueldo. Votenmé…no los voy a defraudar

  3. car10

    febrero 12, 2017 at 9:11 am

    A ver marcos mostra y justifica los antesendentes de berteli a ver pruebas papa si cayadito la boca mira q el otro tenia titulo doctor y casi q hace desaparecer la ciudad entonsces no seas ignorante y deja laburar a la gente si!? Y si no te gusta tiene varias salidas azul para q te bayas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *