OTRO APORTE A LA CULTURA AZULEÑA

“Beto” Sarramone espera que los estudiantes secundarios se acerquen a visitar el museo que abrió en su domicilio

Alberto Sarramone cuando recibió en su museo al Vicario General de la Diócesis de Azul, Monseñor José Luis Depascuale.
<
>
Alberto Sarramone cuando recibió en su museo al Vicario General de la Diócesis de Azul, Monseñor José Luis Depascuale.

El historiador y escritor tiene en exhibición piedras que usaban los pueblos originarios y una importante cantidad de monedas antiguas, entre otros objetos.

En la búsqueda de cubrir esa “necesidad de trascendencia que todos los seres humanos tenemos”, Alberto Sarramone decidió abrir en su domicilio un museo con objetos que viene recolectando desde que era apenas un niño y vivía en el campo próximo a Chillar, cuando acompañaba a su padre en las labores de agricultor, pasando el arado y de la tierra emergían piedras de los pueblos originarios.

“Beto” contó en la redacción de este diario que tiene varias boleadoras y una importante colección numismática con monedas con distintas particularidades, como aquellos ejemplares de mayor tamaño pero, paradójicamente, de menor valor. A su vez explicó que tiene piedras de cuarzo, de jade y algunas “que parecen de oro, pero que no lo son”.

El conocido historiador y escritor señaló que las autoridades de los colegios de educación secundaria del distrito que estén interesados en realizar una visita guiada –se está capacitando a una persona para que acompañe a las delegaciones-, deben acercarse en horario de comercio a la librería “Biblos”, donde podrán sacar turno para acordar día y hora del recorrido. Las visitas se hacen de jueves a sábado de 18 a 20 horas, precisó.

Muchas curiosidades por descubrir

En la nota con EL TIEMPO, Sarramone dio cuenta de algunas de las piezas que están en exhibición en el museo de su propiedad, en especial en lo que tiene que ver con la numismática. Así, precisó que tiene una moneda que en una de sus caras refiere: “El pueblo del Azul a los próceres de la Independencia Argentina 1816-1916”. De la misma manera indicó que cuenta con una chapa que cumplía las veces de moneda de pago en los prostíbulos que funcionaban en esta ciudad, detrás de lo que hoy es la estación terminal de ferrocarril.

Finalmente, mencionó de la moneda que hace muchos años atrás entregaba el Concejo Deliberante a los estudiantes que se distinguían por su performance escolar en los niveles primario y medio. “Beto” lamentó que esa sana costumbre de reconocer el esfuerzo de los alumnos se haya dejado de llevar a la práctica. Ahora, a los concejales no les alcanza ni para el sueldo”, expresó con ironía.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *