Boleto especial educativo

 

No se puede desconocer que para todas las gestiones de gobierno, sin distinguir jurisdicciones, la educación es considerada como el principal eje de crecimiento. Este principio declamado por todos se complementa con la caracterización de la educación como una herramienta igualadora de oportunidades. Con estos argumentos se estableció la obligatoriedad de escolarizar y culminar los estudios en distintos niveles del sistema educativo, no ya como una obligación para las personas sino como un derecho inalienable. Porque ahora es responsabilidad de todo gobierno garantizar el Derecho a la Educación sin ningún tipo de obstáculo o barrera económica que condicione su ejercicio.

Esto hace necesario avanzar en la implementación de políticas que profundicen la inclusión y garanticen el acceso a la mayor cantidad posible en el sistema educativo. Y en este sentido asegurar el transporte de los alumnos hacia los distintos establecimientos educativos es un paso necesario y positivo.

Existen antecedentes legales, prácticamente desconocidos en nuestra ciudad. Podemos mencionar el Decreto 4029/69 y la Ley 10695/88 que establecen la gratuidad del transporte para los niveles primario y secundario respectivamente. En la actualidad se encuentra en vigencia la Ley 14735/15, reglamentada por el Decreto 863/16, que creó el régimen de Boleto Especial Educativo por el cual todos los alumnos de todos los niveles emplean los servicios públicos de transporte de pasajeros, urbanos e interurbano, de manera gratuita.

Este régimen de gratuidad en el uso de transporte es universal, es decir que no plantea ninguna restricción para su acceso, pero se debe resaltar que es un mecanismo de solvencia que favorece a los alumnos provenientes de hogares de menores recursos económicos.

Nuestro Municipio debería adherir al Régimen del Boleto Especial Educativo mediante la respectiva Ordenanza Municipal (cuyo proyecto puedo ofrecer) para que los estudiantes azuleños gocen de este beneficio como lo hacen los estudiantes de muchísimas ciudades de nuestra provincia.

Pero no basta con la simple adhesión para implementar esta gratuidad. Se debe lograr que las empresas de transporte público local implementen el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE), dado que como lo marca la normativa “El presente régimen de Boleto Especial Educativo se instrumentará mediante el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) en forma gradual y progresiva…” Sólo así la Provincia de Buenos Aires afrontaría los costos económicos para los cuales ya tiene una partida presupuestaria específica.

Sería interesante que mientras se realicen las gestiones necesarias ante la Subsecretaría de Transporte del Ministerio de Infraestructura  y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires y el Ministerio de Transporte de la Nación, el Municipio afronte el costo del transporte de los estudiantes azuleños. Cuestión que tiene como único precio tomar una decisión política.

Guillermo Lojo

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *