ENFOQUE

Buen Día, Señor Intendente

 

13042016_02KnopoffEscribe:

Doctor Isidoro Knopoff

 

Azul, ciudad de turismo. Es una frase que hemos escuchado. Y es muy positiva… si la utilizásemos en relación a lo que podemos ofrecer a los turistas.

Es la nuestra, en verdad, una sociedad cultural. Tenemos una enorme colección de ejemplares del Quijote y del Martín Fierro. Aunque muchos no lo sepan, tenemos la Biblioteca Ronco, con 70.000 libros (¿Qué cuánto es esto? Pues si alguien leyese un libro por día necesitaría 200 años para leerlos.)

Pero pocos recomiendan al turista la visita al Parque Municipal. Pero no simplemente para oxigenarse en ese remanso de paz. Debiera ser para vivir un trozo grande de la historia de nuestro Azul. Un parque que nació por la visión de ciudadanos que lo desarrollaron por adquisiciones y donaciones y que tiene la suerte de tener otro grupo de azuleños que lo cuidan.

Es un lugar, señor intendente, donde podemos mostrar un Retoño del Pino de San Lorenzo, un retoño del Roble de Guernica, un árbol plantado en homenaje al Profesor De Paula, primer intendente de este período constitucional a partir de 1983, una estatua que recuerda al doctor Ángel Pintos, la Isla de los Poetas, etc..

Sí. Ya sé que el parque tiene muchas cosas más. Pero estos elementos que menciono agrupan lo que fuimos, lo que queríamos ser y lo que debiera ser nuestra nueva meta. Un San Martín que luchó para que fuéramos Patria, un Guernica, símbolo de lo que es la democracia y la resiliencia  del hombre para recuperarse, la figura de “Polilla” De Paula para levantarnos luego de un terrible período, Un doctor Pintos que simboliza a todos aquellos azuleños que pusieron coraje, sueños, vigor y esperanzas para lograr un Azul que fue ejemplo de desarrollo en el interior bonaerense.

Y en ese Azul, señor intendente, se desarrolló también el Azul Cultural, parte del cual está reflejado en la Isla de los Poetas.

Pero debiéramos preguntarnos también qué es lo que ve un turista potencial cuando llega a Azul. Si viaja por la ruta 3 lo que verá es una enorme colección de bolsas de basura a la vera del camino. Ya sé que la responsabilidad de la limpieza en esa área es de la empresa concesionaria. Pero la imagen de suciedad, desinterés y decadencia nos afecta a los azuleños. ¿No es su responsabilidad exigirles la limpieza?. Por supuesto que si el turista llega por la ruta 51 no verá esto. Simplemente entrará… y se perderá por falta de las mínimas señales de nombre y dirección de las calles.

En una próxima nota trataré de ofrecer algunas propuestas, desde mi visión de ciudadano.

Gracias por escucharme, señor intendente.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *