ENFOQUE

Buen día, señor Intendente

27042016_02KnopoffEscribe: Doctor Isidoro Knopoff

isidorokblue@hotmail.com

 

Hace unas pocas semanas el Ejecutivo Municipal informó que en un plazo de 3 o 4 meses resolverá el serio problema del tránsito en Azul. Pienso que esta información generó una expectativa positiva, dados los conflictos que a diario se generan.

Desde mi visión de “ciudadano de a pie”, tomo en cuenta no solo el tránsito vehicular sino también todo lo referido al tránsito peatonal. Y a eso, señor intendente, me quiero referir.

Trate de visualizar el caminar por las veredas de esta ciudad. Pero imagine que acompaña a alguien en silla de ruedas. O a alguien con muletas. O lo más frecuente: un cochecito de bebé.

Veamos el estado de las veredas. Y no me imagino las que vemos en algunos barrios. Miremos aquí, en el centro. Si usted prefiere, dejamos de lado las de la plaza San Martín, cuyo arreglo costó (si no me equivoco) medio millón de pesos.

Hagamos una recorrida. Veredas rotas, con mosaicos faltantes o flojos, que hacen la “delicia” de chorros de agua sucia después de las lluvias.

Podemos encontrar montones de escombros de construcciones o reparaciones. En algunos ya se ven yuyos creciendo, por el tiempo de vida.

Tenemos veredas ocupadas por bares y confiterías, con mesas y sillas. Pregunto:¿ Cobran ustedes un canon por ocupación de un espacio público? ¿Alguien controla? Pero también vemos la ocupación hecha por verdulerías, quioscos y ferreterías. ¿Me olvido de algunas?. Aclaro que no me opongo al trabajo de esas casas. Me molesta el abuso. Y me molesta aun más que nada hagan sus inspectores municipales.

Por si esto fuese poco, vemos cualquier cantidad de bicicletas, motos y hasta automóviles estacionados en las veredas. Para no seguir agregando situaciones, permítame preguntarle, señor intendente, ¿Camina usted por las veredas de nuestro Azul? ¿Podría hacerlo acompañando a una mamá con un cochecito de bebé o a alguien en silla de ruedas?

Al hablar del tránsito recuerde, por favor, que además del motorizado está el peatonal. Veremos, seguramente, el cumplimiento de su compromiso, digamos para las vacaciones de invierno. Allí recibirá, le aseguro, mi reconocimiento. O mi recordatorio.

Gracias por escucharme, señor Intendente. Será hasta la próxima.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *