ENFOQUE

Buen día, señor Intendente

01062016_02KnopoffEscribe:

Isidoro

Knopoff

isidorokblue@hotmail.com  

 

¿Hasta cuándo, Catilina, has de abusar de nuestra paciencia? Esta frase, señor intendente, fue dicha por Cicerón (nacido el año 106 antes de Cristo y muerto en el año 43 A.C.). Y me vino a la memoria viendo lo que nos para a diario en este nuestro querido Azul. Recuerdo el discurso con el que se inició el período de sesiones del Concejo Deliberante. Como aún soy un iluso que quiere creer a las autoridades que nosotros elegimos, pensé que estábamos ¡por fin! en un camino de recuperación.

Fíjese, señor intendente, en algunos hechos. Llevo viviendo en Azul 47 años y no recuerdo ninguna situación de inseguridad vial con tantas muertes como las de este último mes. Recordemos que usted se comprometió a resolver los problemas  del tránsito urbano (si no me equivoco) en 3 ó 4 meses. Pero en vez de mejorar pareciera que va de mal en peor.

Usted sabe de nuestra preocupación por la inseguridad. Y día a día va en aumento el número de robos, asaltos, violación de propiedades, etc. Sí. Ya sé que usted dirá que para fin de año tendremos 100 hombres de la nueva policía comunal (o como quiera usted llamarla). Serán jóvenes con escasos pocos meses de preparación, armados pero con poca práctica de tiro, constituyendo un cuerpo policial que ha mostrado, hasta ahora, poca eficacia en la necesidad ciudadana de seguridad en otras ciudades.

Usted habló también sobre la solución al drama del basural de Azul. Usted mencionó un gran proyecto, que llevaría años en implementarse, inclusive con la producción de gas a partir de la basura. Realmente, señor intendente, ¿Alguien de su equipo estudió el costo de ese sistema y la cantidad de basura necesaria para que el sistema sea factible y económico? Mientras tanto, la basura se sigue acumulando, pasto de cultivo para todo tipo de alimañas y contaminando las napas de agua.

Por supuesto, señor intendente, que nadie puede pretender que usted resuelva problemas que vienen desde hace tiempo, particularmente desde el último período de gobierno y que usted conoce, habida cuenta que usted participó primero como miembro del Ejecutivo y luego como Concejal. Pero quisiera comenzar a ver acciones de cambio. Por ahora solo pareciera que en estos aspectos estamos peor.

Y la paciencia se agota. Por eso recordé esa frase de Cicerón. ¿Hasta cuándo, Catilina, has de abusar de nuestra paciencia? Gracias por escucharme. Será hasta la próxima, señor intendente.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *