Buscando convivencia y soluciones creativas para el bienestar

La bailarina y coreógrafa llega a esta ciudad para realizar junto con agentes municipales en un programa similar al que se denomina “Arte, Bienestar y Creatividad” y que pretende ubicar a la educación no formal y la cultura de base comunitaria en el centro de una mega alfabetización.

La reunión de la semana pasada se realizó en el salón de actos del Colegio Sagrado Corazón, coordinada por Inés Sanguinetti y Mariano Charnoudie.
<
>
La reunión de la semana pasada se realizó en el salón de actos del Colegio Sagrado Corazón, coordinada por Inés Sanguinetti y Mariano Charnoudie.

La fundadora de Crear Vale la Pena estuvo la semana pasada en esta ciudad en el marco de un ciclo de encuentros que está realizando junto con agentes municipales en la búsqueda de lograr convivencia y encontrar soluciones creativas para el bienestar. Estamos hablando de la bailarina y coreógrafa Inés Sanguinetti, quien conversó con EL TIEMPO acerca de los fundamentos de la labor. “El proyecto viene creciendo. Estamos acá con Mariano (Charnoudie), que es quien coordina al grupo de artistas comunitarios de la Municipalidad que están a cargo de la dirección de Educación. La municipalidad venía con un programa muy ‘pariente’ de este que llamamos Arte, Bienestar y Creatividad en la comunidad que es entender que la educación no formal y la cultura de base comunitaria es como el centro de una mega alfabetización que tiene que ver con la convivencia y con encontrar soluciones creativas para el bienestar”, indicó.

Precisamente Chamourdie comentó que “nosotros venimos trabajando hace varios años con diferentes talleres en distintos lugares de la ciudad y actividades, siempre con la intención y la idea de utilizar estos espacios como herramientas para tener más de las dificultades de los diferentes barrios, de lo que pasa a los chicos y a las familias. Esta posibilidad de estos talleres es como poder profundizar un poco más esos trabajos y vincularlos de otra manera y con otras áreas del municipio y la comunidad”. “Esto nos entusiasma porque creemos que algunos cambios se pueden hacer; por supuesto hay que ponerle el cuerpo, hay que involucrarse. Hay que empezar por uno con bajar los niveles de violencia”, agregó el agente municipal.

Trabajo en un proceso

En la charla con este diario Sanguinetti sostuvo que “estamos trabajando en un momento, no en un festival sino en un proceso que tiene que ver con que la escuela, los agentes culturales del barrio como los espacios culturales, los espacios deportivos, los presidentes barriales, tengan un lugar para hacer un mundo mejor. Esta no es una frase romántica sino que es eminentemente práctica”.

“Estamos alentando desde este programa principios de organización social porque lo estamos poniendo en marcha sobre principios muy realistas junto con el Ejecutivo de un Gobierno; todos los bloques de una legislatura; una organización como Azul Solidario que hace toda la coordinación desde el origen; una organización social de afuera que sólo cree posible el cambio si hay un proyecto de cultura federal en marcha; presidentes barriales; docentes; inspectores; directivos y artistas”, agregó.

Formadores, a formar

La entrevistada consignó que este año, veinte docentes que fueron previamente formados, serán los capacitadores de sus pares, así como de los actores comunitarios y de diez artistas remitidos por el municipio. “Se van a integrar tríos que van a darle formación a 120 personas que van a ser parte de una campaña de convivencia en Azul que va a tener como lema lo contrario de la inseguridad, que no es la seguridad sino la convivencia”, detalló.

Sanguinetti confió que en este tipo de iniciativa Azul es largamente pionera, “porque además es precursora en algo especial: entre estos docentes y artistas comunitarios que van a recibir la formación, se encuentran cien oficiales agentes comunitarios nuevos. Estos agentes comunitarios no solamente van a aprender a defenderse sino a generar convivencia, que es casi la herramienta fundamental para mediar en la resolución de conflictos, bajar los niveles de conflictividad”.

A modo de ejemplo, mencionó: “Así como la introducción de un payaso médico en el hospital hace que los chicos se mediquen menos y se curen más rápido, la introducción de este tipo de herramientas en los barrios hace que las personas delincan menos y se reinserten en la sociedad de otra manera; que consuman menos o que el consumo no los lleve necesariamente hacia actitudes violentas. No es que hay mucha violencia porque hay mucho consumo de drogas; hay mucha violencia porque hay mucha violencia. La droga, lo único que hace es abrir la llave de una puerta que no está más cerrada sino que está abierta, pero lo que hay ahí adentro es violencia”.

“Empujar al mundo desde el amor”

Además, Sanguinetti señaló que “hay que empujar el mundo desde el amor y no tenerle miedo”. “Utópico es un sinónimo ahora de estupidez, en vez de ser  la imagen que nos orienta a trascender lo cotidiano e ir hacia algo aspiracional. Esto es poner en un lugar y en cuerpos reales, como dice Mariano, esta utopía que es nosotros transformarnos y contribuir con mucha empatía a que una comunidad entera se conforme”, amplió.

Tras mencionar que harán prueba de la aplicación de este novedoso programa en los barrios Monte Viggiano, Solidaridad 120 viviendas y Alfonsina Storni, la artista y profesional docente afirmó que “hay un montón de barreras simbólicas entre estos barrios y el centro de la ciudad que tenemos que derribar, y adentro de estos barrios también. La división está en una especie de cajas de muñecas rusas. Dentro de un barrio de ‘incluidos’, como un country, está lleno de exclusiones. Dentro de un colegio de alto poder adquisitivo está lleno de jóvenes discriminados. Dentro de una villa que pareciera ser discriminados por el ‘afuera’, está lleno de discriminados. En este punto no hay una campaña ni una ley en marcha como hubo en otros casos de discriminación”.

En este punto valoró el trabajo que en forma conjunta con Scholas se está llevando a cabo, especialmente luego de la visita que un grupo de personas –entre las que estuvo Verónica Torassa, presidenta de Azul Solidario- a la sede del Vaticano. “Ahora resulta que uno de los líderes espirituales más importantes del mundo, que es el Papa de la fe católica, está diciendo que tenemos que unir el hacer, el sentir, el pensar. Tenemos que poder hacer aquellas cosas que sentimos y pensamos y tenemos que pensar y reflexionar sobre aquellas cosas que sentimos. Cuando podamos hacer, sentir y pensar, dice el Papa, pensar en salvar a alguien va a equivaler a ir a salvarlo, no en pensar en ello. El Papa está haciendo un llamado muy revolucionario a la importancia del juego, del disfrute, del arte, del deporte, adentro de los diseños curriculares para la reconstitución del pacto educativo”, indicó.

“AZUL PUSO LA ENERGÍA Y LA ORGANIZACIÓN SOCIAL”

05 iness

Se consultó a Inés Sanguinetti (foto) sobre las razones por las cuales ella se enfocó en Azul como lugar de aplicación de este programa que busca crear condiciones de convivencia. Respondió: “Azul puso la energía y organización social para que esto fuera posible”. “Yo lo ofrecí en muchos lugares en Argentina, en Chile, en Colombia, y siempre estoy como sembrando semillas pero donde la semilla prosperó fue aquí porque una organización social, que es Azul Solidario, se hizo cargo del proyecto y convocó a todo el sistema educativo, al Gobierno, a los barrios. Se hizo cargo junto con Crear Vale la Pena en hacer un acuerdo con el Vaticano. Este proyecto en Azul tiene aspectos virtuosos que no ha tenido el aspecto original en Capital. Más allá de las características de Azul, las localidades de menos de 100.000 habitantes pueden poner juntos a sus actores sociales cuando hay organizaciones vitales como Azul Solidario y eso no sucede en ciudades más grandes como Córdoba, Rosario o Buenos Aires”, agregó.

PROMOCIÓN Y DESARROLLO SOCIAL E INDIVIDUAL

Crear Vale la Pena es una organización no gubernamental que, desde 1997, desarrolla en Argentina un programa de integración social para jóvenes combinando la educación en artes, la producción artística y la organización social como medios para la promoción y el desarrollo social e individual. El programa se ha expandido desde un programa extracurricular de arte en escuelas barriales a centros culturales comunitarios autogestionados para chicos en situación de pobreza. Además desarrolla programas de formación en arte para la transformación social, donde los participantes han tomado conocimiento de esta estrategia de arte y organización social. Crear Vale la Pena y Azul Solidario están articuladas mediante la implementación colaborativa del Programa ABC, que conforme resolución del Concejo Deliberante de Azul fue declarado el 25 de marzo de 2015, de Interés Educativo, Cultural y Comunitario, realizando en forma conjunta la capacitación de docentes en pedagogías lúdico-creativas. En este marco se realizarán en Azul un total de tres reuniones, aunque Sanguinetti completará con otras cuatro jornadas con elementos de la campaña de prevención de crimen y convivencia en la primera quincena de julio.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *