HUGO MILIONE

“Cada Provincial son ilusiones nuevas, aun sabiendo que hay equipos que son superiores”  

El presidente de la Asociación de Bochas de Azul se prepara para dirigir técnicamente el selectivo local en el Campeonato Provincial de Parejas Primera Categoría, los días 10 y 11 de septiembre, en Bahía Blanca. En diálogo con EL TIEMPO, el bochófilo habló del equipo y del valor deportivo del certamen y puso de relieve los complejos caminos económicos que la ABA debe recorrer en cada circunstancia similar para participar en los torneos de mayor relevancia.

 

Hugo Milione, presidente de la ABA y entrenador del selectivo azuleño que va a Bahía Blanca. “El entrenador es más para el torneo, armar el equipo, tener un grupo unido”, considera.
ADRIÁN GELOSI
<
>
Hugo Milione, presidente de la ABA y entrenador del selectivo azuleño que va a Bahía Blanca. “El entrenador es más para el torneo, armar el equipo, tener un grupo unido”, considera. ADRIÁN GELOSI

La charla con el presidente de la Asociación de Bochas de Azul tendrá su punto de apoyo en la inminente participación del selectivo azuleño masculino en el Campeonato Provincial de Parejas Primera Categoría, que se concretará el próximo fin de semana en Bahía Blanca. Hugo Milione es a la vez el entrenador del trío que llegará al sur bonaerense para dirimir el título con otros once elencos. A partir de las 14.30 del sábado, una vez sorteadas las cuatro zonas de tres equipos, Azul comenzará a jugar su chance en suelo bahiense.

Con EL TIEMPO, el jugador de Vélez (finalista del actual Oficial de Tríos Caballeros) también habló del nulo aporte que, al menos durante 2016, la entidad madre ha recibido por parte del Estado municipal (“sé que tienen problemas económicos. Pero, bueno…llega un momento que no dan los números”.) y del auge –sorpresivo para él– que este deporte ostenta en la práctica local, en un contexto donde la ABA nuclea unos 50 jugadores, entre varones y mujeres, cifra que se engrosa casi el doble en determinadas circunstancias, cuando la inclusión pesa más que el reglamento.

–¿Qué valor deportivo tiene este torneo y qué emociones activa el poder competir a nivel bonaerense?

Cada Provincial son ilusiones nuevas, aun sabiendo que hay equipos que son superiores, por lógica, porque tienen jugadores de otro nivel, profesionales. Nosotros estamos en una liga más amateur. Entonces siempre a la larga sobresalen esos equipos.

En este momento, en dos asociaciones se han juntado casi todos y eso hace que los diez restantes seamos parejos. Cuando hay un sorteo tenés que rogar que no te toquen los dos en la zona (se ríe).

–No obstante ese segundo nivel al que pertenece, Azul llega a este Provincial como ganador del zonal

–Es así. Este Provincial tiene un sabor especial pues pudimos ganar el zonal, el clasificatorio, en Olavarría, que no es poca cosa, siempre es importante.

–¿Es la misma formación que ganó ese certamen?

–Sí, es el mismo: Lucas Romero, de Vélez; Emanuel Lis, de Olavarría y que vino a jugar este año para San Martín, y Ezequiel Cañas, de El Trébol. La prioridad mía es que jueguen los más jóvenes, y eso a no todos les gusta, hay compañeros que se molestan porque no juegan.

Yo creo que a nivel local, nosotros vamos a seguir jugando, todo bárbaro. Pero cuando salís afuera y tenés un chico de veinte y pico, treinta años, le tenés que dar rodaje a ellos, nosotros ya hicimos lo que teníamos que hacer. Mientras yo sea el director técnico, el equipo va a ser de gente joven….¡salvo que no quiere jugar ninguno! Pero los chicos quieren jugar y los que quedan afuera quedan mal.

–¿Qué promedio tiene en este selectivo?

–Y…más o menos…30 años, una muy buena edad para bochas. Y tenemos chicos de 23, 24 y 25 años que están queriendo jugar, como Fernando González, Kevin Siris, también está Fabián Siris, que tiene un poquito más pero está dentro de los jóvenes, tenemos a los chiquitos Lamas, tienen 15 pero vienen pisando fuerte.

–¿Cómo desempeña habitualmente su labor de entrenador? ¿Entrena la selección? ¿Cómo lleva adelante este proceso?

–Nosotros estamos jugando torneos continuamente acá en Azul y hoy los tiempos no dan para juntarnos tres veces por semana y juntarnos. A eso le agregamos que estamos todos los días jugando, entonces es como que estamos entrenando no todos juntos.

El entrenador es más para el torneo, armar el equipo, tener un grupo unido, lo que haga falta en el partido, una consulta o un cambio. A veces influye, a veces no. Por supuesto que lo más importante es definir el equipo.

“Un auge tremendo”    

–Desde afuera resulta curioso ver cómo el desarrollo competitivo de las bochas casi no conoce la pausa en Azul. ¿Cuánto hay en ello del trabajo dirigencial y cuánto lisa y llanamente de la pasión del bochófilo?

–No sé cómo explicarte, pero en estos últimos años ha sido un levante de las bochas…Desde el primer torneo que arrancamos, un 15, un 18 de enero, una fecha que no existía para las bochas, de ahí no se corta más, prácticamente hasta el mismo torneo del próximo año. Todos quieren hacer torneos, a veces no alcanzan las fechas.

Se ha dado un auge tremendo, a tal punto que jugadores de Olavarría se quieren venir a jugar a Azul. Ya tenemos uno, ahora traeremos a otro, El Trébol lo va a traer seguro.

En los torneos que organizan los clubes, se prenden todos, los que están en actividad y los que no. Llegamos a tener 80, 90 jugadores. La realidad es que hay cosas que no se pueden hacer reglamentariamente, pero nosotros las hacemos igual, porque si no se pudre todo, te quedás sin vida deportiva. Si vas estrictamente al reglamento y que el jugador federado no puede jugar con uno no federado…no, que jueguen todos. Con eso hemos logrado que los no federados se entusiasmen y entren.

–Parece que no puede encontrarle una explicación a este auge. El desarrollo local no se condice con cierto imaginario social que lo cataloga como el “deporte de los jubilados”

–Te nombré unos cuantos chicos…están lejos de los jubilados. También están las chicas de 15, 16, 18 años, de todas las edades.

A nivel Asociación, nosotros lo único que hemos buscado es hacer las cosas lo más serio posible. Quizá la gente haya tomado confianza, los clubes se han entusiasmado porque ven que hay un apoyo de la entidad madre. Es algo inexplicable. Anoche jugamos la semifinal de caballeros ante San Martín y era una cancha de fútbol, ¡había más de 100 personas! El que no lo vive dice “este está loco”.

“DEPENDE DEL APOYO QUE TENGAMOS” 

“Este año habíamos decidido hacer muy limitados los viajes. Y apareció Fernando González, hay que destacarlo, y nos dijo “yo voy a colaborar haciendo torneos y quiero colaborar en todo lo que sea damas y juveniles”. Con eso buscó recaudar dinero y así ayudarnos para poder viajar. Se participó, por ejemplo, en provinciales de damas, parejas, Sub 18, todos provinciales que si hubiéramos tenido que hacerlos con fondos nuestros no llegábamos.

A veces no tenés toda la gente para trabajar, uno se cansa un poco de lucharla. Apareció este chico, está con fuerza porque es un pibe, y por supuesto que le dije “metele, hacelo, no hay problema”. Así, Azul pudo estar en todos los torneos provinciales”, dice Milione, describiendo los pliegos de la tela de las dificultades monetarias.  

–Todo en torno a este viaje a Bahía –que no es el único– significa un esfuerzo económico muy grande para la ABA. ¿Pueden sustentarlo sin problemas o surgen  necesidades?

–Acá pone la voluntad el particular. En este caso van los tres jugadores, voy y va el padre de Lucas, Jorge Romero, quien amablemente pone su vehículo. Pero todo depende del apoyo que tengamos. Hoy (por ayer) estuve hablando con la Directora de Deportes, que me atendió bárbaro. A ella le contaba que llevamos más de 2000 kilómetros este año, distintos provinciales, y nunca fuimos a tocar nada a la Municipalidad porque sabíamos cómo viene, sé que tienen problemas económicos. Pero, bueno…llega un momento que no dan los números.

–¿Es imposible para la ABA autosolventar este viaje a Bahía? No poseen un vehículo propio, algo que podría contarse como ventaja.

–Lógico que resulta imposible. En otros tiempos nos ponían una combi, y ahora quizá también te la den, pero tenés que hacerte cargo del combustible, chofer, y todo termina siendo más caro que ir en un vehículo como lo vamos a hacer.

–¿Cuáles son las fuentes de ingreso cotidiano de dinero que posee la Asociación?

–Nosotros nos manejamos con la afiliación de los clubes, pagan una mensualidad y de ahí tenemos que sacar para pagar muchas cosas. Tenemos en los equipos algunas firmas comerciales, pero también se van cayendo; la única que nos queda firme es Empleados de Comercio, que hacemos un torneo al año, el homenaje a Cacho Ferrarello y esa recaudación nos sirve para solventar muchas cosas.

–¿Para participar en cada torneo de la ABA, los clubes pagan inscripción?

–No, no. Nosotros cobramos una afiliación y en ella está todo incluido. Es una afiliación mensual.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *