EL MIÉRCOLES PRÓXIMO SALEN DE AZUL

Caravana solidaria para los inundados de Salta

El vecino Beto Hourcade inició, hace tres días, una campaña para recaudar, en su mayoría, alimentos para llevar a esta provincia que está sufriendo las consecuencias de la situación por las persistentes lluvias y por ende los desbordes de ríos. La recolección continúa hasta el próximo martes, así que la comunidad de Azul está a tiempo de colaborar. 

La situación actual de Santa Victoria, Salta.
ARCHIVO WEB

Beto Hourcade organizó una caravana solidaria en Santa Victoria y Aguaray afectadas terriblemente por las inundaciones de esa provincia, Salta.

De hecho actualmente Santa Victoria está aislada. Solamente se llega con alimentos por vía aérea para lo cual se está encargando el Ejército Argentino. En tanto a Aguaray se accede con la ayuda de Defensa Civil.

El vecino solidario viajará a estos departamentos para llevarles comida y ropa, cajas colmadas de lo que viene reuniendo desde cuando inició esta campaña hace tres días pero continúa hasta el próximo martes.

EL TIEMPO dialogó con Hourcade quien contó acerca de este viaje y se lamentó de no haber conseguido un camión para que la capacidad sea mayor que la de su camioneta.

“Sencillamente me apasiona dar una mano”

 

“El miércoles próximo salgo de Azul con mi camioneta repleta de alimentos que es lo que más necesitan. Por ello la idea es que cada caja que arme familia, agrupación, empresa de esta ciudad la rotule y diga ´ciudad de Azul`. Además dentro de la misma puedan colocar una carta alentándolos y si quieren dejar un teléfono o una red social de contacto, mejor. De hecho ya quedaría el nexo cultural y social con esta ciudad”, sostuvo al principio de la charla.

Continuó “después voy a otras localidades de Santa Fe y me acoplo a la caravana. Llegará un colectivo, un camión y varias camionetas con carros con alimentos llenos de colchones, frazadas y a la vez se completan los once camiones civiles de iglesias, agrupaciones moteras y otras que aportan a esta gente que está devastada por el agua. De ahí el itinerario lo tienen los chicos allá, o sea cómo seguimos”.

Amplió sosteniendo que “ya existe toda una política utilizadas en estas movidas solidarias. Me hubiera gustado que vayamos en un camión. Ocurre que no conseguimos, pero hubiese sido bueno para que podamos llevar más cosas pero pongo mi camioneta a disposición, incluso le saco todos los asientos y entra una cantidad importante de alimentos para que esta gente pueda apalear la situación. Allá nos recibe el cacique Facundo Soria, muy querido y respetado en todas las comunidades aborígenes de esa zona y él nos guiará a lugares puntuales, principalmente en Aguaray donde se puede entrar con camiones del Ejército o de Defensa Civil para entregar los alimentos. Entonces vamos a llegar el viernes, el sábado y domingo vamos a estar entregando todo esto y el lunes  tengo que regresar para el martes trabajar”.

Por último señaló que “así que el costo del viaje corre por mi cuenta ya que me voy a hacer cargo del gas oil y estadía y prefiero estos seis días a los moteros amigos que vinieron a visitarme a mi ciudad, pero prefiero estar haciendo el bien”.

 

EL DATO

Quien desee colaborar lo puede hacer hasta el martes próximo en el comedor Magali en Tandil y Rauch todos los días hasta las 16 horas.         

 

“NO CONSEGUIMOS CAMIONES EN AZUL”

 

Consultado sobre qué es lo que lo impulsa para realizar estas movidas, el vecino opinó “sencillamente me apasiona dar una mano, me gusta principalmente a quienes padecen necesidades. Como siempre es bueno el acompañamiento de la ciudad de Azul que es solidaria, excepto que no conseguimos camiones en Azul pese a los tantos que hay”. Aclaró que “no es crítica de mala fe, pero se podría hacer una buena campaña y darle una mano mayor a esta gente. Hay quienes me dijeron: ´¿por qué esa misma campaña no se hacía en Azul? Y la realidad es que en Azul están cubiertos, y los que no tienen para comer es por falta de creatividad porque cada uno puede plantar en sus jardines, papas, zanahorias, lechuga y está el puchero de cada día, Es decir no es tan grave la situación y la necesidad como lo es en los lugares mencionados”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *