EN CHAVES Y RUTA 51

Carnearon dos terneros en una chacra

 

El caso de abigeato fue descubierto ayer por el propietario del establecimiento rural. El hombre contó que los autores del hecho “dejaron nada más que el espinazo pelado de los dos terneros”. Los animales estaban valuados, cada uno, en 6.400 pesos. El damnificado contó que días atrás, de un campo que cuida y está enfrente de su chacra, habían robado dos terneros.

 

 

Ayer carnearon dos terneros en una chacra llamada “Don Carmelo”. El dueño del establecimiento rural denunció el caso de abigeato y al lugar asistieron efectivos policiales del Comando de Prevención Rural.  
FOTOS: NACHO CORREA
<
>
Ayer carnearon dos terneros en una chacra llamada “Don Carmelo”. El dueño del establecimiento rural denunció el caso de abigeato y al lugar asistieron efectivos policiales del Comando de Prevención Rural. FOTOS: NACHO CORREA

Dos terneros fueron carneados en un establecimiento rural ubicado sobre la Avenida Chaves y Ruta 51 de esta ciudad, hecho descubierto en horas de la mañana de ayer por el propietario del lugar.

Personal policial perteneciente al Comando de Prevención Rural tomó intervención en este caso de abigeato y ayer efectivos de seguridad de esa dependencia habían concurrido a la chacra donde los animales fueron faenados.

El establecimiento rural donde el episodio delictivo se produjo es propiedad de un productor agropecuario que tiene 60 años y se llama Valentino Valicenti.

Fue él, según contó en diálogo con EL TIEMPO, el que en horas de la mañana de ayer descubrió que dos terneros raza Aberdeen Angus que pesaban cada uno 180 kilos habían sido faenados en forma clandestina en su chacra, llamada “Don Carmelo” y de unas 34 hectáreas.

Según el propio Valicenti refirió a este diario, cada uno de los animales habían sido valuados recientemente en 6.400 pesos.

“Dejaron nada más que el espinazo pelado de los dos terneros. Hasta las lenguas les sacaron a los animales”, señaló el dueño de los vacunos y damnificado por este caso de abigeato.

Ni bien descubrió el episodio delictivo en su chacra, Valicenti contó que informó sobre lo sucedido a la Policía, lo que derivó en que ayer personal del CPR concurriera a la chacra para iniciar una investigación tendiente a dar con los autores de este caso de abigeato.

Según estimaba el dueño de la chacra y damnificado por las carneadas de los terneros, los responsables de este episodio de cuatrerismo aparentemente se movilizaban a pie o en bicicleta, teniendo en cuenta que en el lugar no se hallaron huellas de rodados de mayor porte.

Tampoco habían sido cortados los hilos del alambrado perimetral del potrero donde se encontraban los animales vacunos al momento de ser faenados, algo que se produjo entre la noche del pasado jueves y las primeras horas de ayer, cuando todavía no había amanecido.

Valicenti indicó también que desde hacía tiempo no se producían episodios de abigeato en su establecimiento rural y en otros de la zona donde está ubicada la chacra.

“Estaba todo medio tranquilo hasta que pasó esto de los terneros”, contó; aunque más adelante recordó que días pasados, de un campo que está a su cuidado y se encuentra frente a la chacra, “desaparecieron dos terneros”.

“Yo cuido un campo enfrente de la chacra y hace diez días sacaron dos novillos y no encontramos nada. Eran terneros no destetados, que estaban con la madre. A eso se los llevaron vivos”, agregó sobre ese episodio delictivo vinculado también con un caso de abigeato como el que ayer descubrió en su establecimiento rural.

Al aguardo de que lo sucedido en su chacra y en el campo que está a su cuidado no se convierta en un indicador de que se registren nuevos casos de abigeato en la zona donde vive, Valicenti dijo también que ayer, cuando personal policial concurrió a su establecimiento rural, los efectivos de seguridad que se entrevistaron con él “me dijeron que van a volver a pasar por esta zona”, ya que antes no lo hacían “porque por acá estaba todo tranquilo”.

 

El dato

 

Además de personal policial del Comando de Prevención Rural, en la causa penal que se inició por este caso de cuatrerismo tomó intervención la Ayudantía Fiscal que investiga delitos rurales y tiene sede en Azul.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *