CULTIVOS

Cayó 21 por ciento la molienda de soja

<
>

Son datos de enero y febrero; fueron 1,4 millones de toneladas menos, consecuencia del aumento en los precios y de falta de disponibilidad de porotos. Caídas por provincias (Córdoba mantuvo el nivel).

CÓRDOBA (Por Gabriel Quaizel). La molienda de soja se redujo 21% en el primer bimestre del año respecto de igual período de 2016, equivalente a una merma de 1,4 millones de toneladas, debido a la “escalada” del precio del poroto en esos meses ocasionado por las inclemencias climáticas que se registraron a finales de 2015.

Son datos de la Bolsa de Cereales de Córdoba que con evaluó que también repercutieron en la baja “cuestiones de disponibilidad estacional de mercadería que normalmente ocurre previo a una nueva cosecha”.

Dicha merma provocó la caída de 19,7% en la molienda del total de oleaginosas a nivel nacional con respecto a los dos primeros meses del año pasado, a pesar de que el procesamiento del girasol, el segundo cultivo en importancia de esta rama, tuvo un incremento de 11% asociado a un aumento en la producción del 6,7% con respecto a la campaña anterior.

Las provincias con mayores caídas fueron Buenos Aires y Santa Fe, con retrocesos de 23% y 29% respectivamente, mientras Córdoba mantuvo su producción casi sin cambios.

En lo que respecta al girasol, el procesamiento en Buenos Aires se contrajo 33% y en Córdoba 15%, aunque Santa Fe exhibió un aumentó del 43% frente a los dos primeros meses de 2016, lo que motivó una suba en la industrialización del cultivo.

Por el lado de los cereales, la bolsa cordobesa sostuvo que en enero (último dato disponible) la molienda de trigo alcanzó las 436.000 toneladas, que representó un incremento interanual de 17,5%, con Buenos Aires y Córdoba como las provincias que más procesaron.

 

Números       –

“La cosecha de trigo 2016/2017 superó todas las expectativas alcanzando una  producción a nivel nacional de 18,4 millones de toneladas según datos del Ministerio de Agroindustria, mientras que en Córdoba fue de 5 millones de toneladas”, explicaron.

Y agregaron: “Asimismo, la calidad obtenida a nivel general se ubicó en rangos aceptables, con una notable mejora respecto a las últimas dos campañas, lo que puede contribuir a una mayor fluidez comercial entre productores y molinos”.

Por último, la molienda de maíz cayó 6,3% al alcanzar las 423.000 toneladas.

Los rubros alimentos balanceados y molienda húmeda son las actividades con mayor disminución en el nivel de procesamiento, con bajas de 8,5% y 5,8% respectivamente.

El rubro que muestra un mayor incremento es el de molienda seca, que creció 5,8% interanual, aunque en términos de participación es la actividad de menor incidencia dentro del total. (Noticias AgroPecuarias)

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *