HAY UN EX FUNCIONARIO DE LA COMUNA PROCESADO

Cementerio: hicieron una presentación para que la Municipalidad sea considerada como Particular Damnificado en el sumario penal

Asesores legales del actual intendente Hernán Bertellys concurrieron ayer a Tribunales para formular esa presentación ante el Juzgado de Garantías que interviene en la causa penal. Ahora, una jueza deberá decidir si acepta o no a la comuna como Particular Damnificado en el caso. En el expediente judicial que se instruye desde una fiscalía local está procesado Jorge Picaroni, un ex administrador del Cementerio Municipal al que acusan de los delitos “estafas reiteradas en concurso real y fraude a la administración pública, todo ello en concurso ideal”.

 

 

Para José González Hueso, subsecretario de Legal y Técnica de la comuna, en el caso que está siendo materia de una investigación judicial por presuntas irregularidades en el Cementerio Municipal “hay dos perjudicados directos: las familias involucradas y, al mismo tiempo, el Municipio”. 
HÉCTOR GARCÍA/PRENSA MUNICIPAL 
El Cementerio Municipal, escenario de presuntas irregularidades que tienen a un ex funcionario de la comuna procesado.
NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
Para José González Hueso, subsecretario de Legal y Técnica de la comuna, en el caso que está siendo materia de una investigación judicial por presuntas irregularidades en el Cementerio Municipal “hay dos perjudicados directos: las familias involucradas y, al mismo tiempo, el Municipio”. HÉCTOR GARCÍA/PRENSA MUNICIPAL

La Municipalidad de Azul quiere constituirse como Particular Damnificado en la causa penal relacionada con la comercialización presuntamente irregular de bóvedas, nichos y sepulturas en el Cementerio, expediente judicial donde está procesado Jorge Picaroni, un ex administrador de la necrópolis local.

En ese contexto, en horas de la mañana de ayer los asesores legales de la actual gestión del intendente Hernán Bertellys estuvieron en Tribunales para oficializar la presentación.

La misma, por parte de los abogados Lucrecia Egger, de la Unidad de Asesoramiento y Coordinación Jurídica; José González Hueso, subsecretario de Legal y Técnica, y Roberto Dávila, director de Legal y Técnica, se formuló en el Juzgado de Garantías número 1 que tiene sede en el segundo piso del edificio del Palacio de Justicia.

La Dra. Mariana Irianni, a cargo del mencionado juzgado, es quien está  interviniendo en la causa penal que involucra en el caso a un ex funcionario municipal perteneciente a cuando Omar Duclós era intendente.

Esa funcionaria judicial es quien deberá resolver ahora si acepta o no a la Municipalidad de Azul como Particular Damnificado en el expediente, que se instruye desde la UFI 1 que está a cargo de la Dra. Neli Rosas.

“Nos presentamos como Particular Damnificado en la causa contra el ex funcionario Picaroni sobre fraude y estafa. La estafa es hacia las personas y el fraude hacia el erario municipal, ya que él, ejerciendo su función de funcionario, cobraba a las personas (por bóvedas, nichos y sepulturas) y el dinero que se cobraba no entraba a las arcas del municipio”, señaló la Dra. Egger en Tribunales después de formulada esa presentación.

Según González Hueso, el subsecretario de Legal y Técnica de la comuna, “la figura de Particular Damnificado es para coadyuvar en la tarea que hace el fiscal. Eventualmente, vamos a merituar si corresponde hacer alguna ampliación en cuanto a la imputación, si puede haber más personas involucrados o más hechos”.

En las declaraciones de los asesores legales de la comuna, difundidas ayer a través del Parte de Prensa de la Municipalidad, también González Hueso indicó que, de ser aceptada la comuna como Particular Damnificado en el caso, eso servirá también “para resguardar las acciones civiles que va a tener el Municipio, porque obviamente al no entrar el dinero a las arcas municipales hay un perjuicio que, una vez terminado el juicio, tendremos que reclamar por otras vías. Nos va a servir para ir preconstituyendo la prueba y, al mismo tiempo, ejerciendo acciones para asegurar que una vez que se selle la suerte en sede civil podamos recuperar esos fondos para el Municipio”.

“Hay dos perjudicados directos acá: las familias involucradas y, al mismo tiempo, el Municipio”, afirmó.

Más adelante, la abogada Egger dejó en claro que “nosotros no podemos sobreponernos a la Fiscal. En esto tenemos que ser muy claros y, por sobre todas las cosas, resguardar también los derechos de las víctimas y los del imputado. Vivimos en un marco de derecho constitucional donde los derechos y garantías se deben respetar”.

“Nosotros vamos a coadyuvar. La figura del Particular Damnificado puede revertir la carátula, pedir la elevación a juicio… Queda, por supuesto, también la posibilidad de ampliar la denuncia o hacer otra. Esto es, en la cadena de responsabilidades de los funcionarios. Acá no se puede desconocer que el funcionario tiene un responsable superior”, es decir en este caso, “un intendente en la gestión particular donde ocurrieron estos delitos”.

En el mismo sentido se expresó González Hueso, al señalar que “hay responsabilidades -al menos administrativas- superiores, porque sucedió en una gestión en la que había otras figuras arriba de quien estaba a cargo del Cementerio”.

 El caso

Una denuncia que se hiciera desde la anterior gestión municipal, encabezada por el ex intendente José Inza, derivó días pasados en el procesamiento de Jorge Omar Picaroni, un ex funcionario municipal que tiene 63 años.

En 2012, el hallazgo de ataúdes y urnas sin identificar en el depósito del Cementerio Municipal fue lo que dio lugar a la presentación judicial hecha por los asesores legales del ex intendente Inza.

La causa penal que se inició, ante las presuntas irregularidades en la necrópolis y que lo tienen ahora a Picaroni procesado, quedó finalmente radicada en la UFI 1 que está a cargo de la Dra. Neli Rosas.

Desde esa fiscalía, días atrás, se dispuso el procesamiento del ex administrador del Cementerio.

De esa manera, Picaroni fue citado a indagatoria y se presentó en Tribunales el pasado martes 19 del corriente mes. Durante esa audiencia, en la que estuvo acompañado por la abogada Soledad Digiano, su defensora Particular, no declaró.

Quien también fuera Director de Servicios Públicos y Urbanos durante la gestión como intendente de Omar Duclós está acusado de los siguientes delitos: estafas reiteradas en concurso real y fraude a la administración pública, todo ello en concurso ideal.

En la Investigación Penal Preparatoria que todavía se está llevando adelante se ha demostrado hasta el momento que los hechos ocurrieron entre los años 2001 y 2011 y que los familiares de entre diez y quince personas fallecidas fueron los damnificados con esta presunta maniobra fraudulenta.

A través de la misma, Picaroni habría comercializado diferentes bóvedas, sepulturas y nichos en el Cementerio mientras era el administrador del lugar.

Eso lo hizo, según sostienen tanto la fiscal a cargo de la causa como la jueza de Garantías que ahora debe decidir si acepta a la Municipalidad de Azul bajo la figura del Particular Damnificado, en forma irregular y valiéndose de documentación no válida.

Además del perjuicio sufrido en esas maniobras por quienes contrataban espacios en la necrópolis local para sus familiares fallecidos, está también lo que ha sido considerado como un “fraude a la administración pública”, ya que el dinero obtenido a través de esas comercializaciones de bóvedas, nichos y sepulturas no fue nunca a parar a las arcas del municipio, sino que aparentemente el ex funcionario municipal se lo quedó para su provecho.

Teniendo en cuenta los delitos que le atribuyen a Picaroni y la pena que podría caberle en un futuro juicio ante una eventual condena -que va, en principio, desde los dos a los seis años de prisión-, después de que el ex funcionario municipal se presentó a indagatoria el pasado 19 del corriente mes la abogada Digiano solicitó una eximición de prisión para su defendido.

Ese beneficio le fue otorgado al ex administrador del Cementerio durante el transcurso de la semana pasada por parte de la jueza Irianni.

Pero la funcionaria a cargo del Juzgado de Garantías número 1 departamental dispuso que Picaroni, para que pueda gozar de esa eximición de prisión, tenga que depositar, a modo de “caución real”, 15.000 pesos o cubrir con algún bien el monto equivalente.

El dato

De acuerdo con lo que fuentes judiciales señalaron ayer a este diario, Jorge Picaroni había ofrecido un auto para cubrir esa fianza que le fue impuesta como condición para gozar de una eximición de prisión.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *