Centro Catequístico y Misionero Santa Teresita

Las necesidades sociales y económicas de muchos ciudadanos de Azul vienen siendo una constante desde hace años. Si bien en algunos momentos hubo leves mejorías, la falta de trabajo y de oportunidades hace que muchos vecinos continúen necesitando de la ayuda de instituciones y personas que destinan tiempo de sus vidas para la solidaridad y brindar una mano a quien lo necesita.-

Las necesidades son tantas que casi siempre no alcanza la ayuda. Lo poco que se pueda hacer es mucho para quien no puede conseguir los recursos que necesita.-

Uno de los tantos ejemplos de la necesidad de apoyo y contención que existen en esta ciudad es el Centro Catequístico y Misionero Santa Teresita, ubicado en las calles Industria y Salta de Villa Piazza Norte. Nació en el año 2011 con un fin religioso, como su nombre lo indica y se ha convertido en un punto de referencia y un espacio de contención para muchas familias.

El centro comenzó con la tarea de catequesis principalmente y, después a medida que se va involucrando con las familias, va conociendo sus situaciones tales como la falta de trabajo, el tema de la salud y la educación. Pese a todas las necesidades la gente esta esperando que se les dé una oportunidad.

Vino a cumplir esa función. Se comenzó con la catequesis, después se vio que hacia falta la educación primaria por lo que se implementó la terminalidad, luego se sumó el secundario. También se fomenta la capacitación a través de talleres.

Cuentan para esta realización con el apoyo de Cáritas de la Virgen de la Sonrisa que  depende de la parroquia San Antonio de Padua. Que es un grupo dependiente de Cáritas San Antonio, constituido el año pasado con el fin de desarrollar la tarea de apoyo a los más necesitados del barrio Villa Piazza Norte.

En el 2015 trabajó apoyando las tareas del Centro Santa Teresita y se creó un grupo de reflexión y apoyo, integrado por mujeres del barrio y que es conducido por una psicóloga de Cáritas.

El centro catequístico cumple una importante función en el barrio. El año pasado se realizaron cursos de albañilería y de computación que estuvieron a cargo del Centro de Formación Profesional. También se desarrollaron programas para adultos para terminar la primaria y la secundaria. Se realizó ayuda escolar para los chicos de Villa Piazza Norte y actividades recreativas tales como cine con merienda los domingos.

El centro fue sede además de un taller de plástica para chicos, y funciona en forma permanente una feria de ropa usada.

Este año se espera continuar con esas actividades e incorporar nuevas, como asesoramiento jurídico gratuito en conjunto con los graduados de la Facultad de Derecho de la UNICEN y del Colegio de Escribanos con asiento en Azul, y un taller de costura.

Se esta construyendo un salón multiuso con cocina y baños que pueda servir de comedor y espacio para seguir desarrollando actividades. También se piensa arreglar los techos de la sede social donde se alberga a una familia.

Lo importante es que toda la gente del barrio se involucra, y eso es lo más valioso de todo, porque trabajan codo a codo y son todos iguales.

Se espera que la comunidad siga colaborando y apoyándolo para que puedan lograr sus objetivos por la función social que cumple en el sector de Villa Piazza Norte.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *