MARCELO MIGLINO

“Chacarita acostumbra a que si llegás a la final, hay que ganarla” 

 

Marcelo Miglino entiende que la gloria no ha malogrado el apetito. El 8 de Chacarita reconoce las falencias que disminuyeron la potencialidad del conjunto sureño en las semis. El “Laucha” enfatiza que si no hay vuelta frente a Boca, no habrá consuelo en la destacada campaña plasmada hasta hoy.

ADRIÁN GELOSI
<
>
ADRIÁN GELOSI

En la tarde ayer, al cabo del primer entrenamiento del tri como finalista del Apertura, el jugador funebrero habló con EL TIEMPO y se prestó de buena gana a las preguntas y al requerimiento periodístico (un tanto tirano a veces) de jugar a las hipótesis: “No se va a dar que nosotros tengamos mucho tiempo la pelota en los pies”.

 –¿Hasta dónde les preocupa la pérdida de pelota durante tramos significativos durante ambos partidos frente Alumni? ¿Ante Boca puede volver a suceder?

–Tenemos que ver cómo vamos a manejar la presión cuando no tenemos la pelota y en qué posición tenemos que estar ubicados cuando perdemos la primer pelota. Si vuela la pelota y la agarra el 5 contrario, nosotros tenemos que estar atentos a una segunda jugada. Y ya cuando tenés la pelota, ya sabemos cómo lo tenemos que manejar, haciendo bien ancha la cancha, apareciendo, moviéndonos de izquierda a derecha. A nosotros nos cuesta mucho cuando nos sacan la pelota y por eso es que tenemos que coordinar muy bien como ejercer la presión cuando no la tenemos. Esa es la clave. Por ahí lo que tenés con Alumni es que no te da tanta chance porque son jugadores muy rápidos, y si no coordinás bien la presión…

–¿Creés que para superar a Boca, en algún momento hay que parecérsele?

–En cancha nuestra, nosotros tenemos que defendernos con la pelota pero, a la vez, sabemos que vamos a tener una presión alta. Entonces lo que tenemos que hacer nosotros es ser rápidos ante su presión, pero cuando tenemos la pelota, ahí es donde más movilidad tenemos que tener para que Boca no la encuentre.

–Marcelo, ¿considerás que la fuerte presión que ejerce Boca puede llevar a que vos y el resto de los volantes tricolores jueguen mucho tiempo de espaldas?

–No, no, no. No se va a dar que nosotros tengamos mucho tiempo la pelota en los pies. Para ello vamos a tener que mostrar mucha movilidad. Ellos tienen al Chiqui, que es un jugador muy rápido para presionar y los puede ayudar mucho a Boca. Igual, tenemos las armas para desactivar eso.

–Yendo a un plano más emocional, luego de tantas finales disputadas y muchas ganadas, ¿cómo se reinventa el apetito de Chacarita?

–Si no ganamos la final no significa nada haber dejado a Alumni afuera, haber ganado la semifinal.

–¿Es tan alta la exigencia?

–Sí, sí. Una de las otras cosas es que tenemos la espina de que Boca, durante la primera fase, nos ganó. Hay otro motivo más.

En cuanto al apetito, no es fácil mantenerse. A veces arrancás un torneo y tenés una fecha común y no es fácil entrar con tanto hambre, con la motivación alta, si lo comparás con jugar una semifinal, por ejemplo. Ahora sabemos que es una final y que Chacarita acostumbra a que si llegas a la final, hay que ganarla. Y estamos motivados como cualquier otra final que nos ha tocado enfrentar.

–¿Qué hizo bien Boca en aquel partido y qué hicieron mal ustedes para perderlo?

–Creo que ellos utilizaron bien la pelota parada, tuvieron pocas situaciones de gol pero nos hicieron el gol de pelota parada. Y en el segundo tiempo a nosotros nos faltó inteligencia de mover la pelota de un lado a otro, más rápido, para sorprenderlo a Boca. Boca nos esperó, se replegaron bien y nosotros no pudimos romper esas líneas. Tuvimos falta de movilidad y falta de velocidad en la pelota.

–¿Recordás ahora cuáles eran tus sensaciones cuando terminó el Federal para Chacarita, con rendimientos y resultados que no estaban acordes a las expectativas generadas? ¿Te recordás esperanzado?

–Pensaba que quedaba un muy buen plantel y que se podía llegar lejos. El fútbol azuleño es muy parejo y en Chaca estaban casi todos los jugadores que habíamos llegado a la final con Piazza. Sí sospechaba que íbamos a extrañarlo a Jorge, que pensé que lo íbamos a extrañar más a Jorge, aunque la incorporación de Keko, que no estuvo en el Argentino, la verdad es que me sorprendió.

Los primeras tres fechas de este torneo que jugó Chacarita fueron de muy alto nivel. Al jugar así esas tres fechas, nos dimos cuenta de había un gran plantel y de que se podía llegar a la final.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *