Charla de gran logia femenina de Argentina

El sábado próximo a partir de las 20, en la sala de lectura de la Biblioteca Popular Bartolomé J. Ronco de la ciudad de Azul (Burgos 687), se realizará la conferencia: Pasado, presente y futuro de la Masonería Femenina. La misma estará a cargo de la Dra. Mariela Rodríguez Ruíz y cuenta con el auspicio de la Gran Logia Femenina de Argentina.
La Masonería es una institución que lleva la bandera de tres valores universales: Libertad, Igualdad y Fraternidad.
Su origen se pierde en el tiempo; algunos historiadores ubican sus primeros pasos cuando Constantino se convierte al cristianismo, lo esparce por todo el Imperio Romano y se comienzan a hacer obras como lugar de oración y veneración. Otros, la ubican en el nacimiento de las catedrales góticas. Allí los constructores, que no son otra cosa que los masones, iban perfeccionando su arte con los años y formando un grupo unido por ese trabajo operativo, con base en la fraternidad y la igualdad. Los años hicieron el tránsito de lo operativo a lo especulativo, convirtiendo a la Institución en un lugar de personas de distintas profesiones, razas y credos con necesidad de tener un sitio donde aprender y difundir valores.
¿Quiénes componen la institución?
Mujeres librepensadoras, con ganas de crecer en la Masonería; que no es otra cosa que un modo de impartir, vivenciar, desarrollar una filosofía axiológica. Se sentirá cómoda en la institución toda mujer que alguna vez se haya preguntado “¿De dónde venimos?”, una de tantas preguntas que se van desgranando y descubriendo a medida que pasan las reuniones. Además, la Masonería es absolutamente inclusiva ya que no importa la religión de la postulante o la idea política, a menos que adhiera a ideas extremas como el falangismo, el fascismo, el ideario nazi, etc.
Es también una orden Filantrópica. Los tiempos hablan claro de las necesidades mínimas no satisfechas en todo el mundo y cree que todos, de distintas maneras, desde nuestro sitio y desde nuestras posibilidades, podemos ayudar al otro en ese trance.
Con respecto al mundo, se puede decir que la Masonería está esparcida de Norte a Sur y de Este a Oeste, en toda la faz de la tierra. Todas las Masonas son hermanas y esto se puede comprobar desde los grandes hasta los más pequeños gestos cuando una integrante está en apuros.
Las Masonas no creen que la mujer esté por encima o por debajo del hombre, sino que hay seres humanos con cualidades y calidades distintas, y que florezcan las buenas es el trabajo silencioso de las masonas. Según la Masonería, el ser humano es una piedra en bruto que debe pulir (corregir errores) hasta convertirla en una bella piedra preciosa. Tarea dura más no imposible, ya que en la Institución es donde se encuentran las herramientas para tan arduo trabajo, junto con el conocimiento de hermanas que han recibido el aprendizaje antes y lo imparten generosamente. De esta manera, se va construyendo una cadena por la que corre el conocimiento, la fraternidad.
Queda claro entonces lo que la Masonería no es: un partido político, una religión, una secta. Es lo que dicen sus banderas, una defensora de la libertad, igualdad y fraternidad.
Se convoca a la comunidad a concurrir.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *