EN CHILLAR

Charla de Guillermo Villagras en la Biblioteca Popular

Esta vez, la temática elegida versó sobre “Los poetas costumbristas en la literatura argentina”.

“En un momento el tema fue el trabajo y el orgullo que sentían las personas cuando sus hijos trabajaban de muy chicos y aprendían los oficios”, dijo Villagras, aludiendo a las costumbres que se han ido perdiendo. AGENCIA CHILLAR/SILVIA PARRAEl tradicionalista Guillermo Villagras, brindó una charla días pasados en la Biblioteca Popular de Chillar En la pantalla ubicada a sus espaldas, se observa la imagen de Osvaldo Urbina, recientemente fallecido. AGENCIA CHILLAR/SILVIA PARRA
<
>
“En un momento el tema fue el trabajo y el orgullo que sentían las personas cuando sus hijos trabajaban de muy chicos y aprendían los oficios”, dijo Villagras, aludiendo a las costumbres que se han ido perdiendo. AGENCIA CHILLAR/SILVIA PARRA

Por Silvia Parra Agencia Chillar

CHILLAR (De nuestro corresponsal). Guillermo Villagras, hombre al que no le faltan palabras, sobre todo en lo que se refiere a lo que mas le gusta: ir transmitiendo de diferentes maneras las tradiciones y todo lo que hace nuestro acerbo cultural y sobre todo inculcándolo y trabajando con los mas jóvenes  y paso a paso, va cosechando y logrando unir y reunir a gente con los mismos intereses.

Sin duda mucho tuvo que ver su padre, César Villagras, amante incondicional de los caballos, participante en desfiles, creador junto a otras personas y primer presidente de la Agrupación Folklórica Chillar, de la cual fueron padrinos su hermana Nelly y El Chaguanco. Y con la satisfacción de verse también reflejado en su hijo mayor Ignacio “El Cuty”, domador de caballos de alta competencia y luego entrenador de acuerdo a las diferentes actividades que se elijan para el animal, polo, pato, salto.

Escuchando a Villagras 

Esta vez la charla, realizada días pasados en la Biblioteca Popular, fue sobre los poetas  costumbristas y el tema, la pérdida de valores. Lo que iba contando y analizando era reforzado por un soporte audiovisual, con cuadros sobre todo de  caballos, con canciones que aludían al tema  y luego con un video de las cabalgatas que él también organiza junto a la agrupación criolla.

“Los poetas costumbristas, empezando por José Hernández, empezaron a preocuparse allá por el 1800, de la pérdida de valores, las costumbres y comencé por Martín Castro que fue un poeta analfabeto que tiene cosas maravillosas que hacen pensar mucho y también se ríe de sus limitaciones, pasamos por Yupanqui, que tenía como mayor interés la amistad y que jamás nombraba a la muerte, sino que usaba metáforas”, dijo en el comienzo de la charla y dio como ejemplo que con la expresión “‘se fue a los pagos del silencio’, también quise recordar a Osvaldo Urbina porque había fallecido recientemente y escribía en décimas muy bien, todo sobre la provincia de Buenos Aires, pero también sobre los pueblos originarios y donde tiene mucha importancia la mujer”.

“Tiene letras que relacionan a Benito Juárez que es donde el nació (Urbina) y Azul donde vivió”.

Asimismo mencionó que “‘Soñando sobre el pescante’ se llama un cuento que Urbina escribe  luego de un viaje en carro desde la laguna San Antonio hasta Azul. En la charla elegí para leer una poesía que grabó Alberto Merlo hace muchos años, titulada ‘El Recuerdo de mi China’ con la cual trascendió los límites del Partido de Azul”.

En el mismo sentido enumeró que “luego transitamos la obra de Martín Castro, escuchamos orgullo gaucho, cantada por un joven Horacio Guaraní, por Yupanqui, y tantos otros. En un momento el tema fue el trabajo y el orgullo que sentían las personas cuando sus hijos trabajaban de muy chicos y aprendían los oficios”, dijo más adelante Villagras.

Otro de los temas fue la descripción narrativa y, en ese contexto, Guillermo recuerda al “Platero y yo”, el libro de Juan Ramón Giménez utilizado en las escuelas en sus años de primaria y evoca entonces a un escritor de San Miguel del Monte, Enrique Uzal, cuando describe de una manera maravillosa a un personaje del lugar en la obra “Un Tal Lisandro Maidana”.

“Sería muy bueno que se trataran estos temas en las escuelas”, dice Villagras y agrega que “estos poetas nunca permitieron la globalización, no se dejaron invadir, nunca entraron en el mercado comercial”.

La disertación fue seguida con interés por los presentes quienes sobre el final pudieron preguntar y participar del debate permitiéndose la emoción de los recuerdos, de las comidas, los olores, entre otros.

La charla finalizó con un poema del “Charrúa” Gualberto Márquez García que se llama “Aprendan muchachos” donde se reclaman muchas cosas, sobre todo de educación, luchando sin armas pero con la Bandera por delante. 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *