CONSECUENCIAS DE LA CRISIS LECHERA 

Cierran tambos y las vacas van a faena 

Así lo confirmaron dirigentes y funcionarios santafesinos. Temen que si no mejoran los indicadores la tendencia recrudezca en la primavera.


Por la crisis del sector lechero, en Santa Fe están cerrando tambos y las vacas van a faena.
<
>
Por la crisis del sector lechero, en Santa Fe están cerrando tambos y las vacas van a faena.

SANTA FE. En declaraciones previas a la protesta organizada por dirigentes tamberos para hoy en Rafaela, el presidente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (MeProLSaFe), Marcelo Aimaro, alertó sobre el cierre de tambos y el envío de hacienda lechera en producción hacia frigorífico. El dirigente estimó que la caída de establecimientos “debe estar alrededor de 10%”, aunque consideró aún peor el impacto que genera la venta de vacas “que se han ido del sistema” para ser vendidas como carne. Esto, dijo, es lo que “hace distinta a esta crisis”, ya que otros momentos en los que los animales que se remataban se iban a seguir produciendo en otro tambo. “Ahora, tanto el tambo chico como el mediano o el grande no tienen rentabilidad, creo que el 20% de la vacas se va a otro establecimiento pero el resto va a frigorífico”, estimó.

Desde el ámbito político admitieron el cierre de establecimientos y la liquidación de hacienda, pero aclararon que aún no hay información precisa. El Secretario de Lechería, Pedro Morini, indicó que no cuentan con ningún método de medición y que, al basarse en las actas de vacunación antiaftosa, habrá que esperar al cierre de la próxima para contar con datos concretos.

En el mismo sentido Rubén Pirola, Senador por Las Colonias, uno de los departamentos más lecheros de la provincia, afirmó que “es muy difícil dar una cifra exacta” sobre la liquidación de tambos, y ratificó “una sostenida venta de vientres -vacas y vaquillonas- en las ferias de toda nuestra región”, aunque tampoco se puede saber con certeza cuantas van a otro tambo o a faena.

—-

Podría aumentar    ——     NEGRITA

—-

Respecto de la caída de establecimientos, Aimaro mencionó que en la zona de San Cristóbal “salieron del sistema, por inundación y rentabilidad, alrededor de 107 tambos”. La situación -aseguró- es muy preocupante “porque en toda la provincia hay que hablar de 300 tambos o más”. Y agregó que las perspectivas son desalentadoras hacia la primavera, época en la que muchos productores “ahogado financieramente” va a cambiar de actividad si la actividad no recupera rentabilidad. “El que pueda pasarse a la agricultura lo hará y otros tal vez alquilarán sus campos”, agregó.

Morini reconoció el proceso de cierres pero dijo no tener posibilidad de medir con tanta precisión el cierre de tambos: “si le diera una información le estaría mintiendo”. Coincidió con Aimaro en que lo más preocupante “es la venta de vacas” en producción, algo que se generalizó a raíz de la crisis hídrica. “Lo vamos a ver en la vacunación, seguramente es mucha la cantidad”, advirtió.

Por su parte, Pirola relató que está en contacto con la Sociedad Rural de Las Colonias y, aunque tampoco puede determinar con precisión la baja de establecimientos: “sería irresponsable -dijo- dar una cifra exacta de cierre de tambos”.

Sin embargo remarcó que “es un departamento donde se superaban los 2.000 tambos y hoy ya estamos por debajo; y no es producto de la reconversión, sino del cierre por la baja de rentabilidad y las crisis hídrica”. Sobre la liquidación de planteles lecheros agregó: “algo de la hacienda se reconvirtió a otros tambos, pero mucha se fue a frigorífico, bajando ostensiblemente la cantidad de animales en producción”.

(Fuente: El Litoral).

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *