Cierre y despidos en FANAZUL

En estos días estamos los azuleños atravesando una situación límite ante el cierre de la fábrica FANAZUL y la pérdida de más de 250 fuentes laborales en el marco de una inaudita decisión política adoptada por el Gobierno Nacional que, como no puede ser de otra manera, ha generado una honda conmoción en toda la comunidad. Lo que en principio se consideraba iba a ser una “habitual” medida de ajuste de reducción de personal, terminó siendo el peor escenario jamás imaginado: cierre y despido masivo. Activaron y explotaron una “bomba” cuya onda expansiva nos llegó y conmovió a todos. Más allá de los inconvenientes de distinto orden que pudiera tener la fábrica en Azul, seguramente de similares características a los que tienen las otras plantas que forman parte de Fabricaciones Militares en todo el país en un proceso de deterioro que lleva muchos años con evidentes responsabilidades compartidas con anteriores Gobiernos, nada hacía indicar semejante medida, unilateral e inequitativa. Mientras las otras fábricas “sólo sufrieron” despidos parciales, acá, la cerraron.
En primer término corresponde destacar el accionar de los trabajadores y su representación gremial en la lógica y razonable lucha emprendida, y el acompañamiento de la propia comunidad que desde el comienzo de la lucha ha ido de menor a mayor, graficada en la multitudinaria marcha llevada a cabo el pasado día jueves. Además, desde hace mucho tiempo atrás venían alertando que se iba a aplicar una medida de ajuste. Se movilizaron, hablaron con distintos actores políticos locales, provinciales y nacionales, mientras que al mismo tiempo acercaban propuestas concretas para revertir lo que ahora tristemente conocemos.
Esta preocupación nos llegó al Concejo Deliberante, uno de los dos Poderes que conforman el Estado Municipal, ya a mediados del año 2016. Allí, a pedido de los propios trabajadores emitimos una Resolución declarando de Interés Comunitario el Rol Productivo y Social de la fábrica.
En el mes de Junio del año 2017, frente a nuevo reclamo desde el Concejo Deliberante los convocamos a participar a una reunión y en virtud al planteo realizado sugerimos que la delicada situación ameritaba construir un espacio de trabajo conjunto con el Gobierno Municipal, y muy especialmente encomendamos al presidente del Cuerpo gestionar una Audiencia con el Intendente para que, inmediatamente, una comitiva integrada por los Trabajadores, el Jefe Comunal y representantes del Concejo Deliberante viajen a Capital Federal para entrevistarse con el Ministro de Defensa.
Esto no se llevó a cabo entonces en noviembre de 2017, también a pedido de sus operarios y de ATE, el cuerpo dictó una nueva Resolución de acompañamiento, encomendando gestionar una Audiencia con el mismo Funcionario Nacional y con la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires.
Llegó diciembre y pasó lo que todos sabemos que pasó. Sin que nadie del Gobierno Nacional tuviera la grandeza de dar respuestas e información precisa sobre lo que iba a ocurrir; metieron policías en la Fábrica, se “llevaron” los colectivos a Córdoba, cerraron la Planta y dejaron a los trabajadores en el medio de la Ruta.
Frente a semejante hecho consumado, a nuestro entender resulta absolutamente necesario e imprescindible seguir por el camino que hemos emprendido consistente en: acompañar la lucha y el reclamo de los Trabajadores, respetando y avalando sus decisiones; unificar estrategias de las distintas acciones a impulsarse a través del Comité Preventivo de Crisis, solicitado por ATE y el Concejo Deliberante, convocado por el Intendente Municipal, conformado por los distintos actores comunitarios involucrados en la problemática; estar juntos y unidos dejando de lado cualquier tipo de diferencias, y sin distinción de banderías políticas contribuir con todas las acciones que se lleven a cabo para revertir la situación, haciendo abstracción de la búsqueda de cualquier tipo de mezquinos réditos políticos, entendiendo que la única ganancia la deben obtener los trabajadores recuperando su fábrica y sus fuentes laborales; tener una Comunidad debidamente movilizada para acompañar los esfuerzos que tanto los Trabajadores como el Comité Preventivo de Crisis están llevando a cabo. Pero también, fundamentalmente para demostrarles a quien han tomado esta decisión que hay una comunidad unida exigiendo pacíficamente que se dé marcha atrás y se regularice la situación; la elaboración de una Propuestas Concretas para demostrar al Gobierno Nacional que el funcionamiento de la Fábrica es viable. Las mismas ya se están elaborando en el marco del Comité de Crisis donde desde el GEN se ofreció la participación de nuestro equipo técnico para hacer aportes si se considera necesario; firmeza política institucional en el reclamo para ejercer la debida y necesaria presión ante las Autoridades Nacionales y Provinciales. De ese modo se actuó días pasados en la entrevista mantenida con el Director de Fabricaciones Militares, logrando, frente a una decisión ya adoptada, una nueva instancia de diálogo donde deberemos llevar esas propuestas sobre las cuales estamos trabajando.
Dicen que generalmente las crisis generan y representan importantes oportunidades. Ojala los azuleños tengamos la sabiduría, inteligencia y madurez para saber aprovechar la nuestra.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *