CINCO AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN

Un juicio abreviado tramitado en un Tribunal local derivó en la condena para un azuleño a una pena de cinco años y seis meses de prisión.

En ese proceso, informaron ayer fuentes judiciales a EL TIEMPO, el encausado fue hallado autor de un robo a mano armada que en junio de 2015 tuvo como víctimas a dos adolescentes menores de edad.

A ambos menores, según se mencionó en la resolución, el encausado los amenazó de muerte con un arma blanca que portaba, para después sustraerles dinero.

El hecho había ocurrido en momentos que los adolescentes salían de una casa donde se hizo una previa e iban a un boliche bailable ubicado en el centro.

El azuleño condenado en este juicio abreviado se llama Cristian Martín Arias y tiene 27 años.

Tras la denuncia formulada por lo sucedido, la Policía lo había detenido en la vecina localidad de Cacharí.

El juicio abreviado donde Arias resultó condenado se tramitó en el Tribunal Oral en lo Criminal número 1 y contó con la intervención del juez Gustavo Borghi, que halló al encausado autor penalmente responsable del delito de robo calificado por el uso de arma blanca.

De ocupación pintor, el azuleño imputado también fue declarado en el mismo proceso judicial “reincidente”, teniendo en cuenta que registra varios antecedentes penales computables y que con anterioridad ya había cumplido condenas por ilícitos similares al que ahora derivó en esta nueva sanción para él.

Con un cuchillo de “fabricación casera”

El actual presidente del TOC 1 dio por acreditado, con las pruebas incorporadas a lo que fue la Instrucción Penal Preparatoria de la causa materia de este proceso, que el hecho por el que Arias fue condenado se produjo el 13 de junio de 2015.

Aquel día, cuando era alrededor de la hora tres, en Necochea entre Prat y Mitre el encausado cometió el ilícito.

En primer término, “le apoyó sobre el cuello” a uno de los adolescentes que resultara víctima -en ese entonces de 17 años- “un cuchillo de fabricación casera, diciéndole que le diera la billetera y todo lo que tenía, que si no lo mataba, apoderándose ilegítimamente de esa manera de la suma de diecisiete pesos”, señaló el juez en el fallo.

Después, en el marco de ese accionar delictivo, Arias hizo lo propio con otro menor -también de 17 años- amigo del primero; y “le colocó el mismo cuchillo en el cuello y en el abdomen”. También, lo obligó a “que le diera la billetera, la plata y que le entregara todo”.

A este otro adolescente le robó 120 pesos y la entrada que tenía para ingresar aquel día al boliche bailable que está en Yrigoyen entre Moreno y De Paula.

Del relato de los estudiantes asaltados surgió que aquel día en que estos ilícitos se registraron Arias se movilizaba en un automóvil que en las calles ya referidas interceptó el auto en el que las víctimas circulaban en dirección hacia el boliche bailable.

Al descender de ese rodado -un Volkswagen Gol- y dirigirse hacia el otro auto en el que ambos adolescentes circulaban, cometió ambos robos, utilizando ese arma blanca de fabricación casera que portaba.

Arias -alias “el Ruso”- fue reconocido por las víctimas, lo que después se convirtió en un elemento para que policías, tras la denuncia radicada por lo sucedido, lo detuvieran en Cacharí.

La misma pena

“Por todo lo expuesto corresponde condenar a Cristian Martin Arias, por resultar autor penalmente responsable del delito de Robo Calificado por el uso de arma blanca, escribió el juez en el fallo. Además, agregó que la pena impuesta es “en virtud a lo acordado y lo dispuesto por el Articulo 399 del Código Procesal Penal, que establece que no se podrá imponer una sanción superior a la solicitada por el Fiscal”.

En este juicio abreviado las partes estuvieron representadas por el fiscal Marcelo Fernández y la defensora Oficial Graciela Durán. Y la pena que el juez le impuso a Arias fue la misma que ambas partes acordaron, en la previa a que el representante del Ministerio Público Fiscal solicitara en el Tribunal 1 la realización de este proceso, contando también para eso con el consentimiento del encausado.

Un dato final señalado por el juez Borghi en el fallo indicaba lo siguiente: “Cúmplase con el artículo 11 bis de la Ley 24.660, incorporado por Ley Nº 27.375, publicada en el Boletín Oficial con fecha 28 de julio de 2017, a efectos de que las víctimas de autos manifiesten si desean ser informadas en caso que en relación al condenado Cristian Martín Arias se sustancie cualquier planteo en el que se pueda decidir la incorporación del mismo a salidas transitorias, régimen de semilibertad, libertad condicional, prisión domiciliaria, prisión discontinua o de semidetención, libertad asistida o régimen preparatorio para su liberación”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *