YA FUERON INDAGADOS Y NO DECLARARON

  Cinco jóvenes estaban detenidos por un caso de “abigeato agravado”

Policías del CPR habían hecho efectivas las medidas cautelares de los imputados entre el pasado martes y ayer. Los acusan de haber carneado y sustraído tres corderos de un campo que está a la altura del kilómetro 264 de la Ruta 3, en jurisdicción del Partido de Azul. El hecho había ocurrido el pasado 27 de febrero.

 

 

Una imagen de cuando la camioneta en la que circulaban los jóvenes que ahora están detenidos había sido interceptada, el pasado 27 de febrero. En el interior de varias mochilas policías del CPR hallaron los corderos sustraídos en un campo ese mismo día.
CPR/PBA
<
>
Una imagen de cuando la camioneta en la que circulaban los jóvenes que ahora están detenidos había sido interceptada, el pasado 27 de febrero. En el interior de varias mochilas policías del CPR hallaron los corderos sustraídos en un campo ese mismo día. CPR/PBA

Cinco jóvenes permanecían detenidos hasta anoche, acusados de haber faenado en forma clandestina tres corderos que días pasados fueron sustraídos de un establecimiento rural ubicado en el Partido de Azul, informaron a EL TIEMPO fuentes policiales y judiciales.

Los detenidos habían sido indagados ayer en sede judicial. En el marco del sumario penal que se inició, están acusados del delito abigeato agravado por la participación de tres o más personas.

Durante las indagatorias, ninguno de los imputados prestó declaración por ese expediente que se instruye desde la Ayudantía Fiscal especializada en delitos rurales que está a cargo del Dr. Diego Tripichio.

Personal policial perteneciente al Comando de Prevención Rural de Azul tomó intervención en el caso que, entre el pasado martes por la tarde y ayer a la mañana, se tradujo en las detenciones de los cinco imputados que ahora tiene este hecho de abigeato.

Hasta anoche, todos ellos estaban privados de la libertad en la sede del CPR que está ubicada en Urioste y Ruta 3 de esta ciudad.

Tres corderos

La investigación por el caso se había iniciado el pasado 27 de febrero. Aquel día, en horas de la mañana, efectivos policiales del CPR realizaban un recorrido de rutina en la zona de Shaw, a la altura del Cuartel XIV del Partido de Azul, cuando observaron una camioneta en la que iban varios ocupantes.

Ese vehículo, una Ford F 100, circulaba por el camino de tierra que conduce a Shaw en dirección hacia la Ruta Nacional número 3.

Según lo informado ayer por voceros policiales, en la caja de la camioneta iban “varios sujetos con perros galgos”.

El móvil siguió algunos kilómetros el recorrido de la camioneta “a una distancia prudencial”, informando los agentes al mismo tiempo para que demás vehículos policiales se sumaran a la persecución con el fin de interceptar el rodado.

Una vez que la camioneta fue interceptada, se comprobó que era conducida por un mayor de edad domiciliado en esta ciudad y que en la caja iban varios varones más, también mayores.

“Estas personas se encontraban sentadas sobre varias mochilas de fabricación casera tapadas con frazadas, por lo que se procedió a la apertura de cinco de ellas”, dijeron los voceros del CPR consultados ayer con relación a lo que había sido ese procedimiento llevado a cabo el pasado 27 de febrero.

En el interior de las mochilas los policías encontraron “tres corderos recientemente faenados, cinco liebres tipo europea muertas, cuatro cuartos despostados y cuatro alones con plumas de ñandú, una nutria muerta y cinco cuchillos con vainas”, según se describió.

Al mismo tiempo que esos elementos hallados en las mochilas fueron incautados, la totalidad de los ocupantes de la camioneta quedaron demorados aquel día, ante la sospecha de que los corderos podían ser de procedencia ilícita, tal como se comprobó posteriormente.

La investigación iniciada permitió determinar que los lanares habían sido sustraídos en un campo llamado “Los olmos”, establecimiento rural que está situado a la altura del kilómetro 264 de la Ruta Nacional número 3, en jurisdicción del Partido de Azul.

A través de la causa penal que comenzó a instruirse se produjo luego el dictado de las medidas cautelares de los jóvenes que ayer estaban privados de la libertad, contando para eso con una orden dispuesta desde el Juzgado de Garantías número 2 que está a cargo del Dr. Federico Barberena.

El dato

Según fuentes policiales y judiciales refirieron ayer, la totalidad de los detenidos por este caso de abigeato figura con domicilios en Azul. Fueron identificados como Javier Sañico, de 23 años; Jonathan Gustavo Segui (21); Luis Alberto Torilla (21); Pablo Gabriel Bargas (21) y Miguel Ángel Imaz (26).

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *