MARCOS PEÑA EN AZUL

“Claramente hoy la Argentina está en crecimiento, aunque eso no quita que todavía falta muchísimo”

El jefe de Gabinete de Ministros del gobierno nacional, Marcos Peña, estuvo el viernes en esta ciudad y brindó una nota a este diario.“No hay que pensar un fantasma de una reforma laboral”, sostuvo Marcos Peña.
<
>
El jefe de Gabinete de Ministros del gobierno nacional, Marcos Peña, estuvo el viernes en esta ciudad y brindó una nota a este diario.

Lo sostuvo Marcos Peña, jefe de Gabinete del gobierno nacional, al hablar con este diario en una nota que brindó el viernes. El funcionario nacional advirtió que Cambiemos representa una corriente de transformación y, en ese marco, se diferenció de Cristina Fernández de Kirchner que “representa al pasado”, dijo. Por otra parte, defendió la reforma laboral y aseguró que tanto en la desaparición de Santiago Maldonado como la muerte del fiscal Nisman el Ejecutivo nacional “quiere saber la verdad”. 

Escribe:María Vizcay De la Redacción de El Tiempo

Marcos Peña es el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, un hombre que maneja poder real en Argentina. El viernes por la mañana estuvo en esta ciudad, donde visitó alguna obra junto al intendente Hernán Bertellys y mantuvo encuentros con dirigentes de Cambiemos.

Al mediodía, después de algunos cambios de horario, brindó una nota a este diario, al que llegó acompañado por el jefe comunal, algunos funcionarios, legisladores, dirigentes y también candidatos locales que no se separaron del funcionario nacional.

Las próximas elecciones, Cristina Fernández de Kirchner, la reforma laboral, la desaparición de Santiago Maldonado, el futuro de Fabricaciones Militares, fueron algunos de los temas abordados en el diálogo que tuvo como único condicionamiento el tiempo: 15 minutos de nota, que como suele pasar, se extendió por algunos más.

“Argentina puede estar mejor de lo que ha estado” –

-¿A qué se debe su visita a Azul?

-Como siempre estamos recorriendo distintos lugares del país y en este momento tocó esta parte de la provincia. Estuve en Olavarría, después voy a Tres Arroyos, charlando con los intendentes, con el equipo de Cambiemos, y también viendo las obras, las cosas que estamos haciendo.

-Un desembarco en la provincia en plena campaña electoral.

-Estamos en modo gestión, también. Y lo vamos a seguir haciendo después de la elección, como lo hicimos antes. Creemos que la gestión tiene que ser en el territorio, recorriendo, porque es la mejor forma de poder estar en contacto con lo que está pasando en cada lugar del país.

-A un mes de las elecciones generales, ¿qué se juega para el gobierno nacional?

-Creo que se juega para todos los argentinos que creemos que Argentina puede estar mejor de lo que ha estado, que quieren un cambio, que esto que arrancó por decisión de una rebeldía de muchos argentinos que querían salir de ese estancamiento, de esa cantidad de fracasos acumulados que veníamos arrastrando en 2015, se pueda consolidar y seguir tomando fuerza para adelante. Para nosotros es una definición muy íntima de cada votante qué valores y qué tipo de país quiere. En las PASO ya vimos una primera parte. Estamos muy contentos con el respaldo que hemos obtenido, muy agradecidos con los vecinos de Azul que nos acompañaron, pero invitando a todos a sumarse. No queremos que esto sea una cosa que divida sino que sume.

 Las PASO y CFK – 

-A propósito de las PASO, ¿por qué cree que ganó Cristina Fernández las Primarias en la provincia de Buenos Aires?, ¿qué análisis hace de ese resultado? 

-En términos prácticos, es una elección que fue prácticamente un empate…

-Pero ganó Cristina Fernández.

-Sí, sí. Ganó Cristina Fernández y también ganó Graciela Ocaña, ganamos en siete u ocho secciones electorales, ganamos en 105 municipios de los 130. En ese contexto, creo que una elección de 20.000 votos (N.de la R. la diferencia que sacó Cristina Fernández) cuando ellos esperaban y decían que iban a ganar por 10 puntos, se vivió en todo caso como algo al revés a esa afirmación. De cualquier forma, está claro que una ex presidenta que compite contra candidatos menos conocidos y contra una fuerza que ha tenido que hacer cosas muy desafiantes en este año y medio, puede tener un porcentaje de votos relevante, y está muy bien. Nosotros creemos que Cambiemos representa una vocación mucho más mayoritaria, mucho más nacional, una corriente de transformación, y que Cristina Kirchner representa el pasado. Creemos que eso se confirmará o no en la elección de octubre.

-¿En qué sentido representa el pasado?

-En el sentido más estricto del término. Gobernó 12 años la Argentina y los resultados están a la vista. Nosotros no compartimos los valores ni la visión del país que ellos nos dejaron en términos de cultura del poder, de transparencia, de para qué usaron el ejercicio del poder que la gente les dio. Nosotros creemos en una concepción que tiene que ver más con el servicio, con la cercanía, con la institucionalidad, con una transformación que saque lo mejor de los argentinos, que saque la cuestión del clientelismo y la dependencia que muchas veces se creó. Fue una etapa histórica de la Argentina, algunos la apoyarán y otros no, pero claramente creemos que lo que viene para Argentina es sustancialmente distinto.

 “Actitud muy poco democrática” –

-Vio la entrevista que le hizo Novaresio a Cristina Fernández.

-Muy poquito…

-Qué rescata, para bien o para mal, de lo que dijo.

-Siempre rescaté de Cristina Kirchner su convicción. Ella está convencida de lo que dice, por más que la gran mayoría de las veces no compartimos los valores que hay detrás de lo que dice. Pero esa convicción me parece que es lo que la mantiene dando la pelea por las ideas que tiene. Creo que es positivo que, como se dice, mejor tarde que nunca, empiece a dialogar con el periodismo. Nosotros nunca dejamos de hacerlo y creemos que es una de sus cosas malas de su etapa de gobierno, el no dialogar con la prensa. Ojalá que se una nueva costumbre.

-Cuando dijo que en Argentina no hay Estado de derecho…

-Es un disparate. No resiste el más mínimo análisis esa afirmación. Lo hemos dicho y denunciado en el Congreso. Empezó cuando no entregó la Banda Presidencial, violando un mandato histórico de nuestra República. Por primera vez en nuestra historia un presidente no entregó el mandato. Y desde entonces ha tenido un discurso de deslegitimar la calidad institucional y la fortaleza democrática de nuestro país, porque creo que la concepción que ella plantea, que no la comparto, es que la democracia, básicamente, empieza y termina en que ella representa al pueblo. Creo que eso no es correcto. Se vio en las elecciones y se va a seguir viendo cada vez más porque no tiene que ver con Cristina Kirchner. Tiene que ver con que la democracia argentina y el Estado de Derecho están por encima de las personas. Evidentemente después de tantos años de poder, le cuesta procesar eso.

-¿El no tenerlo?

-El no tenerlo y el no entender que la alternancia es algo que fortalece la democracia. Habla muy mal de una persona que manejó el poder deslizar esos conceptos, como plantear irresponsablemente que no hay Estado de Derecho, etc. Habla de una actitud muy poco democrática.

 

“Lo más importante es que salimos de la zona de crisis” –

-Cuando días atrás estuvo en la Cámara de Diputados presentando el informe de gestión, dijo que la economía argentina está creciendo a un 4 por ciento anual por las inversiones, el ahorro, la reactivación productiva. Pero hay un 30 por ciento de pobreza, un 8,7 por ciento de desocupación… Esto de que Argentina está creciendo económicamente, a la mayoría de la gente no le está llegando.

-Cuando hablamos del cambio, el cambio hace que hoy el Estado dice la verdad. Al contrario al de antes, que el Estado oficialmente mentía. Los datos del INDEC hoy nos permiten tener una hoja de ruta e indicadores para saber dónde estamos parados. Fue este gobierno el que blanqueó la pobreza en Argentina. Recordemos que la ex Presidenta decía que era menos del 5 por ciento. Fue este gobierno el que blanqueó la información de la desocupación, de la inflación, del crecimiento. El año pasado fue duro, de transición económica para normalizar muchas cuestiones que habían quedado mal del gobierno anterior. Claramente hoy la Argentina está en crecimiento. Se están generando puestos de trabajo, una mejora del salario real, se está bajando la inflación, se está haciendo obra pública, se está cumpliendo el presupuesto. Eso no quita, obviamente, que todavía falta muchísimo. Pero lo más importante es que salimos de la zona de crisis, mucho escuchamos pronósticos o deseos de opositores de que íbamos rumbo a una gran crisis económica, y eso no está ocurriendo. Y por otro lado, lo que estamos viendo es que lo que dijimos que iba a pasar, está pasando. El año próximo vamos a crecer más, va a haber más crédito, menos inflación. Ese círculo virtuoso empezó y no va a parar.

-¿Pero reconocen que hay 1,6 millón de personas sin trabajo, 4 millones con problemas de empleo? Estas cosas repercuten en ciudades, por ejemplo, como ésta donde cierran comercios, no hay fuentes laborales disponibles.

-Somos los primeros en reconocerlo, porque justamente había que reconocer lo que se negaba antes. Esto se arrastra desde hace mucho tiempo. Lo más importante es que se cambió la tendencia, como el caso del frigorífico, de la obra pública. No es cierto que no se estén generando puestos de trabajo, tampoco que se esté en un proceso de cierre de comercios o de industrias. Lo que hay es un proceso que va a ir cada vez mejor y lo más importante frente a esa gente que está esperando hace mucho tiempo una mejora económica, es saber que hoy hay un rumbo que les permite tener la certeza que esto va cambiando y que los indicadores van a dar cada vez mejor, va a haber cada vez menos gente en la pobreza, menos gente esperando trabajo. Es imposible plantear que esta situación en la que estamos, es la que estamos condenados a vivir. Es una economía que se pone en funcionamiento, no por un año, sino por muchos, cosa que no ocurría hace muchísimo tiempo. El año próximo va a ser récord de inversión social en el presupuesto nacional. El 76 por ciento del presupuesto va a estar destinado a servicios sociales. Estamos acompañando con una fuerte inversión social a los sectores más vulnerables para ayudarlos en esa transformación, para que no sólo puedan paliar los momentos más difíciles sino también para que tengan una concepción de ciudadanía y dignidad distintas.

 

La reforma laboral –

-¿Qué lugar de la agenda del gobierno ocupa la reforma laboral?

-Nosotros creemos que la Argentina no está organizada para fomentar la creación de empleo privado formal de calidad, por eso tenemos una gran cantidad de argentinos que está trabajando en el sector informal. Tenemos un mercado laboral estancado hace muchos años. Esto nos exige trabajar, no en una solución mágica, sino en mesas de trabajo sectoriales que nos permitan ir mejorando paulatinamente las condiciones de competitividad y capacidad de generar empleo. Generar esas condiciones nos permitió, por ejemplo, que en Vaca Muerta hoy se estén invirtiendo miles de millones de dólares y generando trabajo. Esto se dio a partir de una mesa donde sindicatos, las empresas y los gobiernos se sientan y piensan cómo se pueden generar mejores condiciones para crear trabajo. Lo mismo sucede en la industria de la carne, en la obra pública, la industria automotriz. Después hay otra cuestión que tiene que ver con los juicios laborales, donde se generó una mafia que creció exponencialmente en los últimos años. La ley de ART promovida por la CGT ya salió a nivel nacional. Va a salir también mejoras en el esquema de capacitación. No hay que pensar un fantasma de una reforma laboral.

-Pero desde los mismos sindicatos criticaron una posible flexibilización laboral, más horas de trabajo, menos sueldos… 

-Muchas veces las etiquetas alejan la posibilidad de soluciones de fondo. Primero, nadie tiene mayorías en este país, todo lo que se haga se tiene que hacer por consenso. Segundo, tenemos que ponernos de acuerdo en los objetivos, que son mantener el salario real, generar más puestos de trabajo, más capacitación, que el trabajo llegue a cada rincón del país, no solamente a los lugares centrales. Tenemos que entender que estamos en un mundo que compite y nos tenemos que integrar. Cada sector tiene distintas realidades, hay casos medio disparatados, como la aviación comercial donde los sindicatos se oponen a que vengan más inversiones y más puestos de trabajo. Hay de todo, es muy difícil poner un solo eje. Lo importante es que no nos podemos quedar quietos. Estamos en la mayor revolución de la historia de la humanidad en materia de comunicaciones, en tecnología, en transformaciones. Tener las mismas reglas, las mismas discusiones de hace 40 años, lo único que hacen es alejarnos.

LA DESAPARICIÓN DE MALDONADO: “SI HAY EVIDENCIA DE ALGO QUE SE HAYA HECHO MAL, LO EXPLICAREMOS” – 

-En el caso de la desaparición de Santiago Maldonado, ¿Por qué tardó tanto el gobierno en reaccionar, siendo que desde un principio se apuntó a Gendarmería, la principal fuerza de seguridad del país? 

-Primero, lo mismo que dije del caso anterior, lo aplico a este. Segundo, nosotros hablamos del tema desde el primer día. Durante 15 días, del 2 de agosto al 17 de agosto, yo hice 35 reportajes y 4 conferencias de prensa, y no hubo una sola pregunta por el caso Maldonado. Nosotros hablamos del tema y dijimos siempre lo mismo. Y desde la acción de la investigación judicial, desde el primer minuto se puso a disposición de la justicia y se trabajó muy seriamente. Lo que vamos sabiendo al día de hoy, es que en ningún caso nosotros aceptamos la idea de que Gendarmería como institución esté comprometida. Lo que hay en todo caso es una denuncia sobre un grupo de gendarmes que se tiene que saber qué pasó. Lo que está claro es que del día uno a hoy, hay cosas que se fueron sabiendo, hay cosas que se dijeron y después no se validaron. No podemos perder el foco y tenemos que saber dónde está Santiago Maldonado y qué pasó ese día. Para eso hay que trabajar seriamente, como lo estamos haciendo. No vamos a encubrir a nadie. Cualquier cosa que se confirme, seremos los primeros en ser lo más duros posibles si, obviamente, hay evidencias que indiquen alguna mala conducta por parte de quien sea.

-¿Sigue respaldando a la ministra Patricia Bullrich?

-Por supuesto, porque ha encarado un trabajo muy valiente y honesto respecto a la lucha contra el narcotráfico, que es otro de los cambios estructurales de un país donde había proliferado por la desidia o complicidad de muchos sectores políticos y estatales.

-En este caso en particular

-En este caso, su conducta, lo que ha hecho como Ministerio, a nuestro entender no tiene reproches. Del presidente para abajo, no hay ninguna posibilidad de encubrir nada. Lo único que queremos es saber la verdad. Y si hay evidencia de algo que se haya hecho mal, lo explicaremos o haremos lo que haga falta.

LA MUERTE DE NISMAN   

-Muerte del fiscal Alberto Nisman. La diputada Elisa Carrió planteó que quien lo mandó a matar fue el gobierno de Cristina Kirchner. Usted dice que hay que ser prudentes, Cristina Kirchner dice que es una cortina de humo para tapar el caso de Santiago Maldonado. Hoy supuestamente se conocen las pericias de Gendarmería (esta nota se hizo el viernes al mediodía), ¿dónde está parado el gobierno en este tema?

-Centralmente en un punto: en el compromiso que Mauricio Macri adoptó con las hijas del fiscal Nisman que es llegar a la verdad de lo que pasó, sin ningún tipo de especulación política, sin ningún tipo de manipulación del proceso judicial, darle las herramientas a la justicia para que se sepa qué pasó, cómo murió el fiscal Nisman y, a partir de ahí también, qué pasó después con la investigación posterior y qué pasó antes con la investigación que él estaba emprendiendo. La verdad es lo único que nos hace libres. Y a la verdad sólo se llega trabajando institucionalmente y muy responsablemente. Después cada uno va a tener su teoría, su visión y respetamos eso. Lo que decimos como Poder Ejecutivo es que vamos a hacer un proceso muy consistente de respaldo al Poder Judicial y a partir de ahí poder sacar las conclusiones del caso.

FANAZUL: “NO HAY DEFINICIÓN TOMADA”  —

-En Azul funciona una de las plantas de Fabricaciones Militares, Fanazul, donde trabajan 258 personas que hoy (por el viernes) van a ir al municipio a entregar un petitorio al Intendente porque están en riesgo sus fuentes de trabajo, porque según les informó Luis Riva, nuevo interventor de Fabricaciones, va a haber recorte de presupuesto y achique de personal. ¿Qué es lo que pasa con las cuatro plantas? 

-Nosotros no aceptamos la idea del riesgo laboral o el riesgo de despido. Lo que estamos haciendo con todas las empresas públicas es trabajar seriamente, fortalecerlas. Cuántas veces se ha hablado de que íbamos a cerrar tantas cosas y después no ocurrió. Lo más importante es tranquilidad en términos de que hoy no hay ninguna definición tomada y que lo que se haga se va a hacer en el marco de la racionalidad y la búsqueda de fortalecer estas instituciones.

-Esto lo dijo un funcionario nacional (Luis Riva) a los trabajadores hace una semana, que va a haber achique. Por eso la preocupación…

(Interrumpiendo la pregunta que se le estaba haciendo al jefe de Gabinete Nacional, el que intervino fue el intendente Hernán Bertellys. Un tanto molesto, preguntó:

BERTELLYS: -¿Ustedes lo grabaron?

-Lo dijeron los trabajadores, no lo digo yo.

BERTELLYS: -Lo dijeron, lo dijeron. Hay que tener mucha prudencia en este sentido.

– Se los dijo un funcionario nacional a ellos, no a mí.

BERTELLYS: -Nosotros tenemos otras versiones… no es tan así el tema…

De esta manera, con la irrupción de Bertellys en la nota que se estaba realizando a Marcos Peña, finalizó la entrevista.

Una lástima -teniendo en cuenta que la gente de prensa del ministro ya había informado que el tiempo dado para la nota con este diario se había terminado- que se haya interrumpido la repregunta y la respuesta de quien era objeto de la nota. De hecho, en los casi 20 minutos que duró la entrevista, Bertellys se mantuvo sentado al lado de Peña en absoluto silencio, aunque asintiendo en todas las declaraciones del funcionario nacional, incluso en aquellas en las que hacía referencia en muy duros términos al gobierno anterior, al cual perteneció…

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *