NATURAL Y PROGRESIVO

Claves para desintoxicar el cuerpo después de los “excesos” de consumo en las fiestas de fin de año

 

Después de los “atracones” de la época festiva  -se consumen calorías equivalentes a 5 días-, casi todas las personas buscan equilibrar la dieta y para eso recomiendan un plan para seguir al menos durante una semana. 

Las fiestas de fin de año deparan numerosos bocados e infusiones “irresistibles” que luego, si éstas son exceso, suelen tener consecuencias en el organismo.
<
>
Las fiestas de fin de año deparan numerosos bocados e infusiones “irresistibles” que luego, si éstas son exceso, suelen tener consecuencias en el organismo.

En las fiestas de fin de año inevitablemente hay excesos de comida, inmediatamente casi todos hacemos propósitos de enmienda y nos planteamos perder peso rápidamente. Pero tan importante como bajar kilos es desintoxicar nuestro organismo.

Luego de los “atracones” de las fiestas, si no es posible evitarlos, es aconsejable un plan para tratar de subsanar los daños provocados por los excesos.

Muchas veces no somos conscientes de lo que podemos llegar a consumir esas noches de fiesta. Para tener una proporción, se asegura que en una cena navideña o de fin de año se consumen calorías equivalentes a 5 días.

La importancia de ingerir líquido

Lo más importante es evitar las comidas pesadas y apostar por las que sean fáciles de digerir.

Nada más levantarse, en ayunas, conviene beber un vaso de jugo de naranja y otro de agua.

Los líquidos son esenciales para la salud. Luego, hacer un desayuno liviano, compuesto por yogurt, fruta, pan integral y té endulzado con miel o café con leche.

Se sugiere realizar una dieta desintoxicante por una semana.

Una vez que queden atrás los platos con muchas calorías y grasas, depure su organismo con una semana de alimentación saludable: frutas, hortalizas y líquidos serán tus aliados.

Los más recomendados

Los alimentos más recomendados para la “semana de dieta” son:

-Tomar sin límite agua, soda, caldo light, infusiones sin azúcar y gelatinas light. Incorporar por lo menos dos litros y medio de agua al día.

-Consumir abundante cantidad de frutas y vegetales frescos y en jugos.

CÓMO EVITAR EL AUMENTO DE PESO

040102016_07_ravenna

Las fiestas de fin de año son un lindo momento para compartir en familia y amigos, donde uno se encuentra relajado.

Justamente este “estado quieto” pudo llevar a que, en estas fechas, la cantidad de alimentos ricos en grasas y calorías haya aumentado en la ingesta diaria. Para no sufrir las consecuencias de los excesos y los atracones que genera comer todo el tiempo, el objetivo principal es reducir las porciones en este nuevo año y -de a poco- dismunir los kilos ganados en los festejos.

“El problema más grande no es lo que uno engorda, si no como uno si come todo ese tipo de cosas -no sólo frituras, harinas o cosas dulces- queda pegado a esos alimentos sin ser una persona obesa y se genera el deseo de repetir en función del gusto que a uno le deja esa comida. Además, el cerebro y los neurotransmisores juegan un papel protagónico, en donde el placer hace que uno quiera repetir aunque no lo convenga”, explicó el Dr. Máximo Ravenna (foto) a Infobae, quien agregó que “cuando uno come y piensa que no le va a pasar nada, entra en el mecanismo de negación”.

Además, el consumo excesivo de alcohol pudo haber aportado “calorías vacías”, lo que significa que se incorporaron calorías pero no nutrientes. Ravenna explica que “el problema no está en si uno comió el pan dulce que le gustaba o todas las garrapiñadas que quería, sino en tener la capacidad de al otro día frenar. Hay que estar entrenado para que a una persona le disguste más estar gordo que lo que le gusta comer”.

En los días posteriores a los festejos, es necesario poder desintoxicar el organismo sin la necesidad de recurrir a dietas extrañas o extremas. Nada de eso. Respetar las cuatro comidas diarias y sumar dos colaciones. Todo saludable pero nunca dejar de comer.

El post fiestas es clave para sentar una base positiva en cuanto a la alimentación futura. Necesario también acompañar la alimentación con actividad física para que no haya un aumento de peso después de estos eventos. Por otra parte, el agua es la bebida por excelencia para consumir durante todo el día, pero puede reemplazarse por un cualquier jugo de frutas naturales.

“Lo importante es cuidarse todo el año. No es necesario que uno muestre el crecimiento a lo largo de los años a través de más kilos. La frase ‘uno con los años engorda’ es errónea. Hay que entender que ‘uno con los años tiende a engordar’ pero existen las herramientas y las armas para que el sobrepeso no se lo lleve puesto”, aconsejó Ravenna.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *