El Tiempo - El diario de Azul
Temas de Interés: #JUICIOSXJURADOS

Azul 21º

Seguinos en Twitter Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram Seguinos en YouTube
El Tiempo - El Diario de Azul

Temas de Interés: #JUICIOSXJURADOS
03-12-2019

Crónica de una muerte anunciada, pero no evitada

Esta semana una tragedia, conocida por la ciudad hace décadas, tuvo su desenlace. ¿Qué podemos hacer como sociedad para involucrarnos con la erradicación de la violencia basada en el género?


Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Un femicida no se construye en un día.

Paradójicamente la noticia relevada por la mayoría de los medios era referida al medio usado para repeler la agresión -la nueva agresión del fallecido- y nada se decía ni del contexto de violencia de género que, según cuentan, llevaba más de dos décadas, ni de la temeridad que se manifiesta en la conducta de incumplir una restricción de acercamiento y vulnerar una consigna de custodia policial. En otras noticias, la violencia quedó relegada a “un problema familiar”.

Para los medios locales quedó invisible la violencia basada en el género y su dimensión social. 

Y si los medios son el reflejo de la vista del pueblo, debemos decir que para el pueblo también permaneció invisible. Que su enfermedad, que el consumo o adicción, que ella lo perdonaba y no hay que meterse, que los niños leen y no hay que opinar... Por diversos motivos algunas personas se han manifestado por ver en este caso una tragedia sin responsables, una realidad que hay que ocultar a los niños que la han vivido, una víctima de la vida que se transformó -vaya a saberse por qué misterio- en violento, hijos repentinamente sin padre; y no una familia víctima de violencia, con los hijos desamparados y permanentemente en peligro sus personas y su madre, o a una persona que decide no sentir respeto, amor ni empatía por ellos al ejercer violencia por años e incumplir los mandatos judiciales recientes. 

Un hombre que crece creyendo que tiene derecho -y en algunos casos también la obligación- de maltratar a una pareja o a sus hijxs para que hagan su voluntad es un hombre que creció sin límites sociales, sin un entorno que fuera capaz de encauzar su conducta por la racionalidad y el afecto.    

Y este desenfoque en la percepción del problema nubla una adecuada visión sobre el mismo, sea por corta dimensión o por confusión, y en ambos casos resulta difícil ver cómo los usos sociales colaboran en la existencia de estas violencias cotidianamente: la obligación que pesa sobre mujeres y niñxs de no decir, la obligación de callar y fingir, tienen enorme relación con la justificación de la violencia basada en el género, la victimización del agresor, y toma matices oscuros cuando esa obligación de callar lleva al impedimento sobre lxs niñxs de nombrar con palabras claras lo que ha estado ocurriendo dentro de su casa, porque se extiende una generación más naturalizando la violencia. Lo terrible es que la obligación de callar responde a razones de vergüenza social, de “honor” y buen nombre.

La violencia doméstica, el qué dirán fuera de casa y el círculo sin fin.

Es habitual en comunidades conservadoras, justamente el mantener los usos sociales que llevan a conservar el statu quo reinante en ellas. En general, ese statu quo es repetidor del orden patriarcal. Y el orden patriarcal dispone que el ámbito doméstico es de índole privada y, por ente, reservada de los ojos de la ley y las opiniones ajenas. Como la mujer pertenece a ese ámbito doméstico, privado y tiene la obligación de guardar secreto sobre lo que allí ocurre, no está habilitada socialmente para hablar de lo que allí ocurre porque, como dirían las abuelas, “sacar los trapitos al sol” o “lavar la ropa sucia a la vista de todos”, no está bien visto. Fundamentalmente porque llamaría la atención saber que, como también decían las abuelas “en todas las casas se cuecen habas”, y posibilitaría a las mujeres saber que no están solas en tanto padecimiento, sino que es un padecimiento común.

Debemos ser siempre conscientes que en un contexto de violencia doméstica, la mujer se encuentra viviendo en un círculo, donde la agresión es siempre inminente, precisamente porque es un círculo vicioso del que no puede salir, porque tiene miedo a represalias, sabe que en cualquier momento la agresión va a suceder, los celos siempre existen, con lo cual la inminencia está siempre latente, generalmente no se formulan denuncias por miedo al agresor, la víctima de violencia se va aislando, el entorno la culpabiliza como que “le gusta que le peguen” y muy pocas veces cuenta todo lo sucedido, ya sea por miedo al agresor o por vergüenza del entorno.

La legítima defensa en casos de violencia. La propiedad privada y “la” mujer. 

Esta historia de violencia contra una mujer tuvo un final diferente, como también la de Higui, y la de algunas otras mujeres que pudieron ejercer por sí o por terceros legítimamente su derecho a defenderse y conservar la vida. 

Y el final es diferente por diversos motivos: porque no hemos visto tampoco a nadie preguntar, como Susana Giménez “¿pero vos le hiciste algo para que te pegue?”. También es diferente porque la defensa la ejerció un hombre defendiendo a su hija, era un hombre quien defendía a una mujer de su clan. 

No hay una respuesta para esta pregunta abstracta, pero de todos modos la formulo ¿si la defensa hubiera sido realizada por la propia víctima de años de violencia, qué opinaría el pueblo? Porque, pongamos un caso lejano pero muy simbólico: en otro contexto, Analía Eva “Higui” Dejesús, estuvo meses presa por defenderse de una violación correctiva, múltiple, y un posible femicidio, después de varios episodios de agresiones de toda índole propinadas por los mismos autores. Higui es lesbiana, por eso sus agresores la insultaban, amenazaban, golpeaban y destruían sus bienes. Sin embargo, la delincuente para la justicia parece ser ella. Como Lucía Pérez, como Melina Romero, como tantas “malas víctimas” que la in-justicia juzga en lugar de a sus agresores, por apartarse del estereotipo moralmente válido de “la” mujer. ¿No será que una mujer que por sí misma se defiende de las agresiones machistas es siempre vista como una mala víctima?

Desde este lugar en que estamos, parece un horizonte muy lejano el de la equidad, pero de a poco  iremos comprendiendo como sociedad que las mujeres no somos entes abnegados con la misión vital de renunciar a todo, hasta a la propia vida, y que no se nos puede criminalizar por ello, por defendernos. Y algo estamos avanzando, al menos es una preocupación del Ministerio Público Fiscal a nivel nacional: este año, para conmemorar el 25 de Noviembre, se lanzó una compilación de casos de femicidios y travesticidios,  además de casos de legítima defensa en contextos de violencia de género (disponible gratuitamente AQUÍ)

Las tragedias y las enseñanzas.

Podríamos escribir una tragedia al estilo clásico con esta historia, con el coro -de mujeres en lugar de ancianos en este caso- advirtiendo sobre el grave atentado al orden moral universal, la hybris, que un hombre violento provoca al maltratar a la madre de sus hijos y compañera de vida. Sin embargo, aquí no hay héroe, no hubo anagnórisis para el protagonista, no pudo darse cuenta de las consecuencias nefastas de sus acciones. La tragedia finaliza con su muerte sin posibilidad de aprendizaje ni reparación. Quizás sea entonces el pueblo que observa quien pueda leer la enseñanza, y, haciendo  su catarsis, evitar a tiempo la repetición de estas situaciones, con compromiso, valor y sin vergüenza de hablar, escuchar y ayudar.  

Moira Goldenhörn

Abogada, PG en Cultura y Comunicación

Docente-investigadora

Maestranda en Cs.Sociales y Humanidades

 


Alarsol Mobile


Alarsol Desktop

Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Dejanos tus comentarios


HOTEL EMPERADOR MOBILE
HOTEL EMPERADOR PC
ROAS PC
ROAS MOBILE
Tentaciones Desktop
Neumáticos Arena Desktop
Neumáticos Arena Mobile
IMAC PC
LA CASAS DE LA BOMBA DE AGUA
Solisan Desktop
CÁMARA DE DIPUTADOS DESKTOP
Electro Respuestos Desktop
REHAB PC
PARRILLA 307 PC
OSDE PC

Tapa Impresa

Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 12 de Diciembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 11 de Diciembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 10 de Diciembre de 2019
Borghi PC
Physis
RCA Desktop
CASINO TANDIL PC
GUÍA DE PROFESIONALES MÉDICOS
Efemérides de Hoy

Pasó un 13 de Diciembre

2014

Se realiza la I Regata Copa “Aníbal Pinochi”, en homenaje a quien tanto hiciera por el canotaje en nuestra ciudad.

2010

El intendente Duclós y el secretario de Cultura, Educación y Turismo Luis Lafosse, presentan la guía turística móvil de Azul, un servicio para ser utilizado a través de la telefonía celular. Para la puesta en funcionamiento el municipio invierte 8 mil pesos.

2010

El intendente municipal doctor Omar Duclós inaugura 11 cuadras de pavimento en la calle Jujuy.

2009

En la Iglesia Catedral se inaugura el Museo de Arte Sacro “Monseñor César Antonio Cáneva”.

2000

Fallece en General Belgrano el padre presbítero Enrique Paoletti, a los 90 años. Fue el primer cura párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de nuestra ciudad.

1992

Cierra la Casa Messineo y Lapérgola, sastrería y venta de artículos de vestir para hombres. Abre sus puertas el 28 de enero de 1951, en San Martín 531.

1990

El municipio recibe de parte de la Cooperativa El Hogar Obrero las nuevas instalaciones de Avenida 25 de Mayo 619, en donde pasa a funcionar la Dirección de Deportes y Turismo.

1984

El rector de la Universidad Nacional del Centro, doctor Juan Carlos Pugliese (h) anuncia que en el presupuesto de 1985 esta prevista la construcción de la sede apropia de la Facultad de Agronomía.

1984

Se inaugura la imagen del Cristo Redentor puesta sobre la cruz exterior de la Capilla Santa Lucía, en Mujica y Maipú.

1977

Se inaugura la Capilla Santa Lucía, en Avenida Mujica y Maipú, construcción impulsada por el intendente Francisco Toscano. Bendicen el tempo el padre Isidro Omar Marchueta y el obispo monseñor Manuel Marengo.

1967

Se instala en Azul para formar parte de la Guarnición Militar, el Regimiento 10 de Caballería Tiradores Blindados “Húsares de Pueyrredón”.

1940

Fallece el decano del periodismo local Paulino López Ocón.

1938

Se funda el Club Social, con sede social en Yrigoyen 478. Es su primer presidente Tito Saubidet Gache.

Tentaciones Mobile
CEAL PC Y MOBILE
OSDE MOBILE
DEPORTES MOBILE