El Tiempo - El diario de Azul
Temas de Interés: #50AñosAlunizaje

Azul

Seguinos Seguinos en Twitter Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram Seguinos en YouTube
El Tiempo - El diario de Azul

Temas de Interés: #50AñosAlunizaje
13-05-2019

ENFOQUE

Final del juego

“Desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados”. Talmud


Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

“Desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados”, dice sabiamente el Talmud.

Escribe:
Prof. María Liliana Christensen. 

 

Final del juego.
Argentina sin redención posible asiste al derrumbe definitivo de lo que en algún momento pudo asemejarse a la esperanza.

El soplo de aire fresco que pareció oxigenar a una sociedad ahogada en su propia frustración cuando se percibió que la Justicia estaba resuelta a estudiar los más graves y escandalosos casos de corrupción, enriquecimiento ilícito de muchos funcionarios y saqueo a las arcas del estado, ha empezado a desmoronarse como un castillo de naipes.

Las señales son inequívocas. La impunidad sigue su vuelo infinito; los acusados pasan a ser acusadores y vuelcan sus irrespetuosas declamaciones, sus consideraciones falaces y su indignante victimización ante la mirada desconcertada de un pueblo que se siente  defraudado. Burlado, estafado en su buena fe y en su razonable expectativa de ver cómo los responsables de tanto daño y sufrimiento reciben  el correspondiente juicio y castigo. 

No hay esperanza posible cuando día a día la ciudadanía es sorprendida,  impotente, por los acuerdos espurios que se tramitan a sus espaldas. Cuando se habla de sumas de dinero imposibles de imaginar, de operaciones oscuras destinadas a garantizar la impunidad de los poderosos, de acuerdos tarifados que se trafican en los sótanos de los poderes de la República  y que desnudan la peor tragedia de los argentinos: la ausencia de justicia.

Es el final. La sensación colectiva de decepción es inexorable. La desesperanza, que es un sentimiento paralizante, lo ha invadido todo… Pocas cosas socavan tanto la vida democrática como la falta de confianza. Es el quiebre, es la certeza de que la impunidad se consagrará como tantas otras veces y no dejará lugar a la reparación. La reparación sólo es posible con justicia. 

Lejos estamos de alcanzar justicia cuando asistimos a un juego de máscaras perverso que intenta demostrar lo que no es, que oculta el auténtico rostro del proyecto hegemónico tras el disfraz de la sonrisa impostada y las palabras medidas. Sólo hay una razón para tamaña provocación: la garantía de impunidad. La certeza de que más temprano que tarde el final del juego llegará y la sociedad se quedará contemplando, vacía, semejante acto de consagración de la cobardía o la complicidad por parte de los encargados de impartir justicia.

En este juego de máscaras e imposturas es oportuno dedicar un breve párrafo a organizadores de eventos culturales, directores de editoriales y mercaderes varios, que permiten denigrar y prostituir espacios prestigiosos dedicados a la difusión de la cultura habilitándolos  para que sean utilizados con fines que nada tienen que ver con sus genuinos principios. También es una cachetada en el rostro de la sociedad que clama por justicia.  

El efecto sanador de la justicia es insustituible. Es preciso saber, conocer la verdad, tener como ciudadanos la palabra final de un tribunal insospechado que diga finalmente qué ocurrió en la Argentina durante tantos años de desfalco y  apropiación indebida de  los dineros públicos. Que señale y condene a los responsables  que contribuyeron a generar con su codicia desmedida y su atropello a la ley y a las instituciones este presente de pobreza que tanto  duele, que tanto agobia.

La pérdida de credibilidad es una de las peores  infecciones que atentan contra la salud del cuerpo social. Cuando quienes pierden credibilidad son precisamente quienes deben dar las respuestas y plantarse frente a la sociedad  develando con la debida argumentación, fundamentada en pruebas concretas, quién es culpable y quién inocente, no hay nada que se pueda agregar.  

No se trata de eliminar al Poder Judicial, como pretenden algunos que prefieren burlar la Ley a cumplirla. Se trata de que el Poder Judicial honre las atribuciones que la Constitución Nacional le ha conferido y definitivamente se ponga a la altura de las demandas de una sociedad ultrajada.
Como sabiamente reza el Talmud, “desgraciada la generación cuyos jueces merecen ser juzgados”.


DUCLOS | DESKTOP

DUCLOS | MOBILE

HERNAN B | MOBILE

HERNAN B | DESKTOP




Ryd Sorteo


Maxi Promo

Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Dejanos tus comentarios


50 años LUNA
Tentaciones Desktop
TIENDA LA GOLONDRINA DESKTOP PREVIA A MAS LEIDAS
Neumáticos Arena Desktop
Neumáticos Arena Mobile
Solisan Desktop
CÁMARA DE DIPUTADOS DESKTOP
BIN BAIRES DESKTOP 300X250 PREVIA A TAPA
Electro Respuestos Desktop
IMAC PC
REHAB PC
PARRILLA 307 PC
OSDE PC

Tapa Impresa

Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 23 de Julio de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 21 de Julio de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 20 de Julio de 2019
RCA Desktop
AG SWEATERS PC
CASINO TANDIL PC
GUÍA DE PROFESIONALES MÉDICOS
CREDITOS MASSI PC
Tentaciones Mobile
CEAL PC Y MOBILE
DAVILA ABOGADOS
CASINO MOBILE
Neumáticos Arena Mobile
OSDE MOBILE
asasaas