El Tiempo - El diario de Azul
Temas de Interés:

Azul

Seguinos Seguinos en Twitter Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram Seguinos en YouTube
El Tiempo - El diario de Azul

Temas de Interés:
21-06-2019

Los platos no se lavan solos, ni gratis

La Cámara Nacional Civil confirmó una millonaria compensación para la esposa que se dedicó por 30 años a los cuidados domésticos


Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Por Moira Goldenhörn (*)

Esta semana tomó repercusión una sentencia judicial en la que la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil confirmó un fallo de primera instancia que decidió establecer una millonaria compensación económica para una mujer divorciada, fijada en ocho millones de pesos a pagar por su ex marido por haber renunciado a su carrera profesional para dedicarse por casi 30 años exclusivamente a las labores domésticas y la crianza de les hijes en común. Situación que, una vez producido el divorcio, dejó a la mujer en situación de precariedad laboral por su edad avanzada y el abandono de su profesión, mientras el marido continuó mejorando en su calidad de vida.

Este novedoso fallo nos lleva a visibilizar lo invisible del trabajo doméstico y los cuidados familiares. Es que los platos no se lavan solos, ni la ropa, ni la casa. Mucho menos se crían les hijes.

Simone de Beauvoir planteaba hace seis décadas sus críticas al matrimonio y la maternidad porque entendía lo graves que eran respecto de la independencia económica de la mujer: sin independencia económica la mujer no es autónoma, no es soberana de su vida y está a merced del ingreso del marido.

Si bien alguien puede observar que, en ese tiempo, estar a merced de las decisiones económicas del marido era una realidad literal obligada por ley, que quitaba capacidad civil a la mujer, cosa que no ocurre en la actualidad. Sin embargo, la jueza Victoria Famá expresó “la dependencia económica de las esposas frente a sus maridos es uno de los mecanismos centrales mediante los cuales se subordina a las mujeres en la sociedad”. Y esto ocurre así, debido a que hoy en día, la mujer que opta por permanecer en la casa al cuidado de sus hijes también se encuentra en una situación de desventaja... por ley, aunque la ley no lo diga expresamente. 

Porque, por ley, en nuestro país, los varones tienen 3 días de licencia por maternidad y las mujeres, a lo sumo 110 días, y eso plantea de por sí la obligación de permanecer la mujer a exclusivo cargo del cuidado de les hijes por ser quien tiene una licencia más extensa (aunque insuficiente para garantizar la lactancia materna), además de estar legalmente obligada a retornar al trabajo o perderlo una vez transcurrido ese plazo legal de licencia, que si bien en algunos casos puede legar a extenderse por período de excedencia, este período es una reserva de cargo sin goce de sueldo.

Así las cosas, las mujeres que elegimos ser madres nos encontramos en una difícil decisión cuando, además, tenemos una carrera laboral y/o profesional previa a la maternidad ¿continuar la “carrera sin obstáculos” o entregar la posta al marido para posponer el propio juego hasta que les niñes sean relativamente autónomes?

Por supuesto que la decisión sería mucho más sencilla si el sistema acompañara la crianza en lugar de impedirla, ya que, con licencias inequitativas las mujeres perdemos competitividad ante los hombres en la carrera, y las mujeres madres, perdemos ante las mujeres no madres también. Con licencias demasiado cortas, además, aumentamos los costos familiares por los cuidados del niñe, que obligan a tomar empleadas (mujeres en general precarizadas y racializadas) o a recurrir al trabajo no remunerado de familiares, vecines o amigas (mujeres, también). Así, con licencias por maternidad y paternidad cortas e inequitativas, las mujeres, explotadas por el sistema, deben a su vez explotar mujeres para subsistir, girando así en un círculo vicioso de feminización de la pobreza, y también de la meritocracia.

Volviendo a las decisiones judiciales que comentamos, entendemos que ha sido capaz de receptar claramente la situación de quien pierde toda chance de desempeñarse en su profesión, para la que ha invertido esfuerzo, tiempo y dinero para lograr, además de las ganancias que a través de ella hubiera podido percibir y la jubilación acorde, sumando el perjuicio que la indiferencia del marido ante la difícil situación económica en que quedó después de haber trabajado 30 años puertas adentro en beneficio de su esposo e hijos. 

Por ello, celebramos el criterio de primera instancia y de la Cámara, de vital importancia para las mujeres haber logrado desde la perspectiva de género la compresión de estas inequidades por parte de un sistema judicial que aún conserva la impronta patriarcal del derecho civil del siglo XIX aunque existan leyes protectoras de las mujeres y un nuevo código civil y comercial. Es un gran paso, un hito en el largo camino que las muchachas venimos recorriendo en los juzgados. 

(*) Abogada, docente-investigadora.
PG en Cultura y Comunicación, Maestranda en Cs.Sociales y Humanidades.

 





Ryd Sorteo


Maxi Promo

Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Dejanos tus comentarios


Tentaciones Desktop
TIENDA LA GOLONDRINA DESKTOP PREVIA A MAS LEIDAS
Neumáticos Arena Desktop
Neumáticos Arena Mobile
Solisan Desktop
CÁMARA DE DIPUTADOS DESKTOP
BIN BAIRES DESKTOP 300X250 PREVIA A TAPA
Electro Respuestos Desktop
IMAC PC
REHAB PC
PARRILLA 307 PC
OSDE PC

Tapa Impresa

Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 14 de Julio de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 13 de Julio de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 12 de Julio de 2019
RCA Desktop
AG SWEATERS PC
CASINO TANDIL PC
GUÍA DE PROFESIONALES MÉDICOS
CREDITOS MASSI PC
Tentaciones Mobile
CEAL PC Y MOBILE
DAVILA ABOGADOS
CASINO MOBILE
Neumáticos Arena Mobile
OSDE MOBILE
asasaas