El Tiempo - El diario de Azul
Temas de Interés:

Azul 16º

Seguinos Seguinos en Twitter Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram Seguinos en YouTube
El Tiempo - El diario de Azul

Temas de Interés:
SOMBRA OCTUBRE PC
SOMBRA OCTUBRE MOBILE
29-07-2019

Mujeres, feminismo, aliados y no binaries

En los últimos meses se profundizó la impensada grieta en el movimiento de mujeres, obstaculizando la organización del 34 Encuentro Nacional de Mujeres.


Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Por Moira Goldenhörn (*)

La historia se escribe andando, la memoria se construye viviendo. Y el movimiento de mujeres vive dinámicamente, andando su largo camino con siglos de experiencias a las que se siguen sumando desafíos y aprendizajes. 

Es por ello que, movilizando ese dinamismo, aparecen nuevas manifestaciones y sobre todo en el plano político, que es donde las mujeres exigimos visibilidad desde la aparición de las sufragistas, pero sobre todo a partir de la segunda mitad del Siglo XX cuando fuimos habilitadas a votar y consideradas sujetas de los derechos humanos.  

Fue en esos años cuando, al sostener que “lo personal es político”, pusimos de manifiesto la función económica fundamental de las mujeres a través de la gratuidad en las tareas de cuidados de personas y del hogar. Así, se visibilizó la alianza entre el capitalismo y patriarcado, que saca provecho de la explotación económica de las mujeres, nuestra sumisión jurídica y silenciamiento político. Esta toma de conciencia se la debemos al llamado Feminismo Radical, o “RadFem”, denominado así por poner de manifiesto la raíz del sistema de sumisión, opresión y explotación de los cuerpos de las mujeres en provecho de los hombres y sus privilegios, fundamentalmente mediante la maternidad forzada, la prostitución y la gratuidad de las tareas hogareñas que, por estar obligadas enteramente las mujeres a su realización, impedían el accedeso femenino a empleos pagos y, consecuentemente, el logro de la independencia económica.

Si bien ese feminismo radical puso en claro el tema económico en escala sistémica, algunas de sus teóricas, sobre todo en Estados Unidos, denunciaron la existencia de ciertos agravantes de ese pacto social entre varones, comenzando a hacerse visible lo que en la actualidad llamamos “interseccionalidad”; que son las otras relaciones de poder que, superpuestas a la cuestión de sexo y género, oprimen a algunas personas. Así surge el feminismo radical negro, el BlackFem, evidenciando al patriar-capitalismo también como racializante, por comproar que las mujeres y niñas negras padecían un peor trato que las blancas aunque ambas fueran pobres.

Con el correr del tiempo, respirando el aire de libertad que trajo la caída del régimen franquista con el “destape español” y el cine “picaresco” nacional, la irrupción de la globalización -y con ella “el fin de  las ideologías”- dio lugar a la exhibición comercial del cuerpo de las mujeres en pos del supuesto ejercicio de la libertad sexual. Así comenzó el auge mediático de la competencia y la libertad de mercado aplicada al cuerpo de las mujeres, de la mano de la prostitución cuentapropista televisada. Al hacer uso individual de la libre competencia capitalista, se fueron disolviendo los vínculos feministas comunitarios entre mujeres y tomando fuerza el Feminismo Liberal, que planteaba desde su discurso el empoderamiento de las mujeres mediante la auto-explotación del propio cuerpo sexuado femenino -y otros cuerpos feminizados- para la conquista de la autonomía y poder económico, pero siempre respondiendo a la exigencia patriarcal de estar la sexualidad femenina dispuesta en función del deseo y disfrute masculino.

Es en este tiempo cuando las mujeres trans comienzan a reclamar públicamente un trato de sujetas femeninas socialmente integradas para trascender el mandato fetichista que pesa aún sobre ellas y que las lleva a una muerte temprana, como a la mayoría de las mujeres en situación de prostitución o de trata. En esas circunstancias, toma relevancia en nuestro país la recordada Lohana Berkins quien, junto a Diana Sacayán luego, encienden el abolicionismo en nuestro país e impulsan, junto a otras que continúan la lucha, la ley de identidad de género que les permitirá a las mujeres trans ser legal y socialmente consideradas mujeres en el trato interpersonal. Así el Transfeminismo comienza sus pasos como aliadas incondicionales del movimiento de mujeres, que perduró hasta la recepción de la teoría queer al feminismo como factor hegmónico sustentado en la homogeneización y neutralización de los cuerpos sexuados.

En los últimos años se viene gestando un curioso fenómeno de la mano de la teoría queer, que, lejos de lograr la abolición del género propuesta por el feminismo radical -entre otros-, lo que produce al momento es un nuevo orden de relaciones patriarcales de poder, donde el nuevo sujeto universal es un pretendido neutro asexuado en reemplazo del clásico macho fálico, dando por tierra siglos de lucha feminista por la visibilidad de las mujeres desde nuestra diferencia sexual.

Es que justamente esa diferencia sexual femenina, el cuerpo sexuado de las mujeres, ha sido el origen de las experiencias vitales de sumisión, opresión y explotación presentes en los sentires y  pensamiento feministas. Sin embargo, de la mano del incuestionable planteo de la diversidad sexual (premisa que las feministas hemos levantado desde el origen defendiendo a las lesbianas primero,  luego al sector gay aliado y a las mujeres trans como colegas en la lucha), irrumpe cual caballo de Troya un nominalismo nihilista que, en el relativismo radical de la creación lingüística de la realidad, rompe hasta las premisas de universalidad de los Derechos Humanos proponiendo algunes teóriques la desafectación subjetiva del cuerpo femenino y la exclusión de procesos sexuados del amparo de los Derechos Humanos (lactancia materna y maternidad, entre otros). 

En la legítima lucha contra la cis-hetero-normatividad patriarcal, el Queerness (para algunes, el QueerFem), propone ampliar el sujeto político no sólo del feminismo sino del mismo movimiento de mujeres a otras identidades de género no binarias, alter y autopercibidas como distintas de las “mujeres”, definiendo esa nueva identidad como un constructo político definido desde las preferencias en las relaciones sexoafectivas y la intervención corporal neutralizante o performativa de contrario género, entre otros estereotipos de género y clase. Y, en ese punto, se quiebra la organización del 34 Encuentro Nacional de Mujeres. Porque las sujetas políticas del movimiento de mujeres hemos sido siempre las mujeres, en toda nuestra diversidad existencial.

Como contracara al QueerFem, el EcoFeminismo y el Feminismo Comunitario proponen una vuelta al feminismo radical, buscando en la raíz originaria de los pueblos americanos para visibilizar a sus mujeres como antes lo hicieron las mujeres negras y revalorizando a las mujeres en su diferencia sexual como únicas sujetas políticas del movimiento de mujeres, con independencia de su orientación sexual en cuanto a preferencias e inclinaciones sexo-afectivas; a la vez que considera como culturalmente aceptada en algunos pueblos originarios la presencia de personas biológica y socialmente no binarias (intersex, travestis); a la ecología como un eje más y a la Tierra como a la Madre original quien también es sometida, violada, ultrajada y explotada. 

Asimismo, los nuevos movimientos del feminismo radical resaltan la figura de la madre por elección, de la maternidad y la lactancia materna como funciones socialmente valorables que deben ser protegidas por los Derechos Humanos y las políticas públicas, promueven formas de crianza anticapitalista y protección ante los fenómenos de feminización de la pobreza, y, con firmeza, bregan por la inclusión de los hombres en los cuidados de les hijes y familiares entre otras tareas “de la esfera privada” con licencias por paternidad acordes y trabajos compatibles con las responsabilidades familiares. 

Estos “nuevos” feminismos vuelven a alzar la bandera de la diferencia sexual como positiva, exigiendo equidad de trato y oportunidades para las mujeres. Y esto no ya como un deber ser uniformado a imitación de los hombres o de un sujeto teórico universal asexuado, sino basada en nuestra diferencia sexual como un hecho bueno y loable para, en lugar de esconder -en pos de una nueva hegemonía “neutra” invisibilizante de las mujeres- los procesos femeninos y callar las necesidades que desde ellos se generan, enaltecer a las mujeres en toda su diversidad existencial y sostener la equidad y buen trato en todos los ámbitos en que desarrollan sus relaciones interpersonales.

Mención aparte merece lo que se conoce como TERF (en inglés feminismo radical trans excluyente), que, malinterpretando la polisemia del término “radical” lo entiende como “extremo” y no “de la raíz”, propone excluir del feminismo y del movimiento de mujeres a mujeres con diferente biología, por más que la sociedad las considere mujeres y la ley también, sin hacer mención a la cuestión capitalista ni a la explotación económica del cuerpo femenino. Suele confundirse con los feminismos radicales de tradición pero sus postulados son muy diferentes. 

Así las cosas, parece que por un lado camina el movimiento de mujeres y su larga historia, y por otro se va reescribiendo el feminismo como gran movimiento político donde lo común es la resistencia antipatriarcal e incluye otras voces no sólo de mujeres. Y desde esta óptica dual, también deberemos mencionar a los incipientes colectivos de varones antipatriarcales que comienzan a deconstruir los mandatos de masculinidad, rompiendo con sus pactos de socialización en la crueldad para el sometimiento de las mujeres. 

La historia es dinámica, y así, con quiebres y continuidades, la estamos escribiendo entre todas, tod@s, todxs, todos y todes. 

(*) Abogada, PG en Cultura y Comunicación


BERTELLYS OCTUBRE MOBILE

BERTELLYS OCTUBRE PC

Alarsol Mobile


Maxi Promo

Alarsol Desktop

Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Dejanos tus comentarios


Tentaciones Desktop
TIENDA LA GOLONDRINA DESKTOP PREVIA A MAS LEIDAS
Neumáticos Arena Desktop
Neumáticos Arena Mobile
IMAC PC
Solisan Desktop
CÁMARA DE DIPUTADOS DESKTOP
BIN BAIRES DESKTOP 300X250 PREVIA A TAPA
Electro Respuestos Desktop
REHAB PC
PARRILLA 307 PC
OSDE PC

Tapa Impresa

Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 22 de Septiembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 21 de Septiembre de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 20 de Septiembre de 2019
RCA Desktop
CASINO TANDIL PC
GUÍA DE PROFESIONALES MÉDICOS
CREDITOS MASSI PC
Efemérides de Hoy

Pasó un 23 de Septiembre

2005

El directorio del Banco Industrial –con sede en Capital Federal- adopta la decisión de cerrar las sucursales de Cacharí y Terminal en Azul (Avenida Mitre y Alberdi), quedando cesantes más de 50 empleados, a los que se les ofrece el retiro voluntario.

1996

La Ordenanza Nº 1463, aprobada por unanimidad, impone el nombre el “Santo Glorioso” a la calle Nº 57, desde Ruta Nº 3 hasta el Arroyo Azul; y con el nombre de “Claudio Lantier” a la calle Nº 132, en el mismo trayecto. Es promulgada por el intendente municipal Dr. Juan Atilio Barberena el 21 de octubre del mismo año.

1996

Por Ordenanza 1462, el Concejo Deliberante designa con el nombre de “Alfonsina Storni” a la calle Nº 55; y como “Juana Azurduy” a la calle Nº 56, ambas desde la Ruta Nº 3 hasta el Arroyo Azul. Es promulgada por el intendente municipal Dr. Juan Atilio Barberena el 21 de octubre del mismo año.

1996

Mediante Ordenanza Nº 1465 el Concejo Deliberante dispone por unanimidad el nombre de Barrio “CESUAR I, a las manzanas comprendidas por la Avenida Catriel y calles General Paz, Maipú y General Rivas. Asimismo, denomina al pasaje allí construido como 25 de Abril.

1993

Fallece José María Castagno –“Machito”.

1990

Se habilita el parador turístico de Boca de la Sierra.

1976

Mediante Ordenanza Nº 362, se le impone nombres a calles del Barrio “Villa Azul”, también conocido como “Barrio Obrero” (actual Barrio “General San Martín”).

1975

Cartelera de cines: San Martín

1971

Es asesinado el taxista Santo Castagna, que tenía parada con su coche en Burgos e Yrigoyen. Fue encontrado muerto (ahorcado) en el paraje “20 de Septiembre”, en los suburbios de la zona Sur de la ciudad.

1951

Abre sus puertas al público Veterinaria Aguirre – Cier, en Bolívar 586, propiedad de Marcos Aguirre y Armando Cier.

1948

Por ordenanza Nº 35, se nomina Av. Presidente Juan Domingo Perón a la Humberto I. La misma fue derogada en setiembre de 1955 por la Revolución Libertadora que derroca al presidente constitucional Juan Domingo Perón.

1911

Durante la intendencia de Manuel Castellar, por Ordenanza Nº 659 el Honorable Concejo Deliberante impone el nombre de General Francisco Leyría a la calle hasta allí denominada Bahía Blanca.

Tentaciones Mobile
CEAL PC Y MOBILE
BERTELLYS OCTUBRE PC LIBRE
BERTELLYS OCTUBRE MOBILE LIBRE
OSDE MOBILE
CASINO MOBILE
Neumáticos Arena Mobile
asasaas