PARA CERRAR UNA HISTORIA QUE COMENZÓ HACE UN AÑO

Comité de transporte: la palabra de sus integrantes

“Más allá de los posicionamientos, pudimos sentarnos en la misma mesa Claudio Molina, Erica Torena, Marcos Turón, las comisiones, los estudiantes”, expresó Emanuel Rodrigo del Centro de Estudiantes de Derecho.Los concejales Claudio Molina y Erica Torena lamentaron “la mezquindad” del Ejecutivo que pese al trabajo conjunto no los invitó. “El Intendente tampoco nos invitó con la ordenanza 3000”, señaló Dora Villarreal.
<
>
“Más allá de los posicionamientos, pudimos sentarnos en la misma mesa Claudio Molina, Erica Torena, Marcos Turón, las comisiones, los estudiantes”, expresó Emanuel Rodrigo del Centro de Estudiantes de Derecho.

Los estudiantes fueron el motor de esta lucha que comenzó hace poco más de una año cuando el colectivo no llegaba al campus. Luego tomó la posta el Concejo con la conformación del comité de transporte, al que se sumaron las comisiones vecinales. El martes pasado el Ejecutivo presentó los nuevos recorridos de los colectivos que ya están en la calle. Una historia y sus protagonistas.

EL DATO:

La idea es que el comité de transporte siga trabajando con otras temáticas como los remises, los taxis, el servicio de trenes que pasan por Azul y en el control mismo de la prestación del transporte urbano de pasajeros. Incluso, un tema que se viene en breve es la readecuación del valor de los pasajes, como también el boleto estudiantil. “Estamos esperando que se aplique en toda la provincia y para la UNICEN no se ha aplicado”, apuntó el estudiante que habló con este diario, quien además anticipó que le pidieron al Ejecutivo que no aumente el boleto estudiantil que actualmente tiene un costo de 5 pesos.

Esta semana se cerró la historia que comenzó hace un año con el arribo a una solución de fondo a lo que es el transporte urbano de pasajeros en Azul con la presentación y puesta en funcionamiento de los nuevos recorridos de los colectivos abarcando la integridad de la ciudad.

Más colectivos y nuevas unidades están circulando por Azul y ahora solo resta esperar que funcionen con la frecuencia debida y con la agilidad necesaria.

Eso por un lado y por el otro que la gente lo utilice como un medio de transporte y así lograr que el servicio sea sustentable.

La solución a esta problemática local comenzó a gestarse hace un año a partir del reclamo estudiantil.

Los primeros días de abril de 2016, al no haber colectivos que llegaran al campus, los estudiantes comenzaron una lucha por el transporte público.

Es que en ese momento, ante la falta de una política municipal que resuelva esta problemática de manera integral, la UNICEN había provisoriamente financiado un servicio destinado para la comunidad universitaria que dejó de prestarse el 1 de abril de 2016.

Esto recrudeció una situación deficitaria que venía desde 2014 cuando la línea verde dejó de funcionar.

El Centro de Estudiantes de Derecho tomó la posta, firmó un comunicado de repudio frente a esta problemática y llamó a una reunión multisectorial.

“No somos los estudiantes solamente, hay barrios que han quedado aislados”, declararon en ese entonces los  estudiantes a este diario.

Esto derivó en que a instancias del Concejo Deliberante se conformara el comité de transporte en cuyo espacio comenzó a gestarse lo que terminó esta semana con las nuevas unidades de La Unión en las calles de Azul.

Pese a la buena noticia y la satisfacción que esto generó en todos los sectores que intervinieron en esto, el dato fue que los estudiantes, los dirigentes barriales y los concejales no fueron invitados a lo que fue el lanzamiento del “nuevo trasporte público de pasajeros de Azul”.

 

“Queríamos ver el colectivo en la calle”

Tanto desde el Concejo como desde los barrios expresaron su malestar, mientras que Emanuel Rodrigo del Centro de Estudiantes de Derecho, y uno de los que inició esta lucha, dijo que frente a la satisfacción de que estén los colectivos en la calle, eso pasa a un segundo plano

Rodrigo sí estuvo presente el día de la presentación pero se enteró de casualidad esa misma mañana y se quedó.

“Queríamos ver el colectivo en la calle. Sinceramente, queríamos el colectivo, y después la cuestión de protagonismo no interesa”, manifestó al tiempo que entendió que “fue la materialización de todo el trabajo previo”.

Contó que “la gente tomó este nuevo servicio desde el primer día”. Lo observó tomando el colectivo desde Villa Piazza, barrio donde vive.

También resaltó que “hubo mucha consulta de los chicos en la facu porque muchos son de afuera y no tienen movilidad propia”.

Es decir, “de a poco está volviendo el hábito de tomar el colectivo” que se empezó a generar con el servicio provisorio que funcionó hasta hace unos meses, aunque hubo un período que quedó sin el servicio hasta esta semana.

“Ahora el desafío es que la gente empiece a usar el colectivo y sea consciente del esfuerzo que esto conllevo”, expresó.

 A un año

 “A un año de haber iniciado esta lucha estamos muy contentos por lo que hemos logrado. Logramos que se reúna este comité, que haya un espacio de discusión con las voces de los vecinos, los estudiantes, el Legislativo y el Poder Ejecutivo”, evaluó.

En este contexto, resaltó la figura de Marcos Turón, subsecretario de Gobierno que además de participar de las reuniones del comité, siempre lo atendió incluso en el mes de enero.

Entendió además que este proyecto los trasciende y quedará para las próximas generaciones.

 Motores del cambio

Los estudiantes fueron, de alguna manera, el motor de este cambio y frente a esto Rodrigo opinó que “este trabajo es un ejemplo de cómo hay que hacer las cosas porque fue un trabajo comunitario. Nosotros lo iniciamos, pero solos no hubiéramos llegado a ningún lado”.

“Cuando empezamos esta lucha no dimensionamos lo que iba a pasar. Fue un laburo de mucho tiempo y creíamos que era necesario ser parte de esta necesidad comunitaria”, comentó.

“Fuimos una de las patas para que hoy la gente tenga un servicio público de calidad y que abarque muchos barrios que estaban aislados”, dijo el estudiante a este diario.

Resaltó que fue un trabajo comunitario que deber ser ejemplo para ser replicado.

Como reflexión final manifestó que “más allá de los partidos políticos, más allá de los posicionamientos, pudimos sentarnos en la misma mesa Claudio Molina, Erica Torena, Marcos Turón, las comisiones, los estudiantes. Cada uno con su pensamiento pudimos aportar a un proyecto que beneficia a todas las personas”.

 “El Concejo hizo una gran parte”

En la órbita del Concejo y con la participación de los barrios, que enseguida se sumaron al reclamo de los estudiantes, el Ejecutivo municipal, representantes de la empresa La Unión, comenzó a reunirse el comité de transporte que, mientras se empezaba a delinear la solución definitiva que era llamar a licitación, comenzó a trabajar en paliativos y así el municipio solventó un servicio provisorio que prestó la empresa de transporte citada.

Desde el Legislativo tomaron la posta los ediles Erica Torena y Claudio Molina, quienes ahora, un año después también hablaron con este diario.

La concejal socialista advirtió en principio que “el Concejo hizo una gran parte. El Concejo tomó un problema que debió haber resuelto el Ejecutivo que no había tomado cartas en el asunto”.

“Bertellys cuando asumió en diciembre de 2015 recibió el reclamo de un grupo de estudiantes y de vecinos porque ya venían las falencias en el servicio y no tomó cartas en el asunto. De hecho, fue la Universidad del Centro la que pagó una combi para que por lo menos circule desde la Terminal hasta el campus”, recordó.

Continuó relatando que “cuando la universidad corta este servicio los estudiantes conformaron la multisectorial, llamaron a una reunión y desde el Concejo se tomó el reclamo”.

Hizo hincapié además en que fue un tema que tomaron desde dos bloques de la oposición porque “muchas veces somos criticados, pero nosotros trabajamos cuando las papas queman”.

“No es agradable que no nos hayan invitado”

Por eso resaltó que “no fue una situación de lo más agradable que no nos hayan invitado, no solamente a los concejales que trabajamos durante un año de forma muy intensa en la elaboración del pliego y el posterior llamado a licitación, que eso sí lo hizo el Ejecutivo; sino a ninguno de los actores que participamos de esto”.

Además opinó que “si bien es importante la restauración del servicio no sé si daba para hacer tanta pompa”.

“Obviamente celebramos que se haya vuelto a poner en circulación los colectivos”, dijo Torena aunque no dejo de aclarar que “esto se debería haber hecho antes porque el compromiso entre las distintas partes era que el colectivo iba a estar funcionando antes del comienzo de clases”.

En torno esto, puntualizó que “el expediente que enviamos desde el Concejo en el mes de noviembre de 2016, volvió al recinto a mediados de marzo, así es que hubo una demora en el Ejecutivo en el tratamiento del mismo”.

 Un modelo a seguir

En tanto, Claudio Molina del Gen adhirió a las palabras de Torena y destacó que “en 14 meses resolvimos la problemática que era compleja en el marco de un modelo ejemplo de asociación que creo que es la manera en la cual se debe trabajar para resolver problemáticas concretas, sentarnos en una mesa de diálogo y de consenso”.

“Demostramos que cuando hay voluntad y decisión política, los dos poderes del municipio, más las distintas partes intervinientes, se pueden resolver las problemáticas”, agregó.

Respecto a lo que fue la labor del Legislativo, especificó que “cuando se trató de resolver la cuestión de fondo, tuvimos dos intervenciones. Primero para aprobar el pliego de bases y condiciones, 19 días estuvo en el Concejo. Después cuando tuvimos que convalidar al haber una sola oferta, y estuvo 20 días”.

En este marco, el concejal evaluó que “vemos cómo se opacó en lo que fue el corolario de esto. Me llama la atención de Marcos Turón porque fue un muy buen interlocutor. Está claro entonces que quien toma las decisiones es el Intendente que quería la exclusividad de la foto. Una lástima, porque el comité es un ejemplo que debiera ser replicado para otros trabajos”.

“EL INTENDENTE TOMÓ LA POSTURA DE CORTARSE SOLO”

Quienes también participan del comité de transporte son las comisiones vecinales a través del Plenario. Una de las dirigentes que estuvo trabajando e interviniendo en las reiteradas reuniones que se hicieron fue Dora Villarreal.

“Cuando se trabaja en conjunto y en equipo con todas las partes involucradas siempre se llega a buen puerto”, fue la primera reflexión que hizo ante la consulta de este medio.

Al igual que Molina entendió que “es un ejemplo a seguir” y recalcó que por eso “siempre insistimos en que el Intendente atienda al Plenario, para trabajar en equipo y dar soluciones entre todos”.

También destacó la labor de Marcos Turón, subsecretario de Gobierno.

Recordó que las comisiones vienen desde hace años trabajando con el transporte público porque “nunca fue ideal en Azul”.

Al referirse a que no fueron invitados, expresó no haberse sorprendido porque “el Intendente tampoco nos invitó con la ordenanza 3000 –de alumbrado público-. Fue el Plenario que lo hizo, una lucha nuestra y después el señor Intendente tomó la postura de Cambiemos de cortarse solo, y aparte está en campaña”.

Consideró no obstante que “lo importante es que él se dé cuenta que llamando a todos los actores, podemos llegar a buen puerto. No es ellos y nosotros”.

Villarreal sostuvo además que “se está comportando como un extraño para nosotros, entró por el Frente para la Victoria, nacional y popular, y resulta que hace sólo que le dice la Gobernadora”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *