CON LA CABEZA PUESTA EN…

En todo. Mientras espera el partido más importante para el club en años, Piazza abordó la cuarta fecha del Apertura ante Cemento, y lo venció por 2 a 1. Aprovechó un error arbitral para empatar y sobre el final (muy en el final), Sergio Valdez cifró la victoria. De momento, el villero comparte liderazgo del certamen de Primera con River.

De lejos la vi llegar. El largo envío de Barbieri ya fue recepcionado por Valdez, que de cabeza cruzó la pelota lejos de Vena. NACHO CORREA


Por Silvio Randazzo, de la Redacción de EL TIEMPO
Cuando Eduardo Silva arribó en moto al estadio de Cemento, a las 16.25 horas, luego de atender el urgente llamado que lo requería como árbitro asistente en el partido (al parecer por ausencia sin aviso de Grazziano), probablemente no haya pensado que dos horas más tarde iba a protagonizar el suceso fundamental en cuanto a afectación del resultado y los ánimos. La tarde ya había comenzado complicada en el sur a raíz de ese pequeño papelón de retraso y seguiría ganando en complicaciones a partir de algunas acciones del partido y las decisiones en consecuencia por parte del trío arbitral.
Un nuevo triunfo de Piazza en un contexto (dentro y fuera de la cancha) un tanto complejo como para desarrollar un buen rendimiento. Dentro del campo, Cemento le jugó de igual y aquello que no podía equilibrar en cuanto a jerarquía, lo consiguió con tesón y mucha fe en sus posibilidades. Afuera de la cancha, y uno pudo palparlo no  bien pisó el estadio, porque todo Piazza no habla de otra cosa que de las semifinales del Federal C: habla de la amargura que le significó ver marchito de forma agónica el triunfo que le era propio hasta los 39’ del complemento, y habla de lo muy probable que considera un retorno feliz desde Olavarría en el atardecer del domingo (el cotejo se juega a las 16).
En el albor, el villero (que repitió tan solo dos jugadores de los que cayeron ante el bataraz) hizo lo que acostumbra: encallar en mitad rival, disponer la discusión futbolística mucho más cerca de Vena que de Barbieri. La  presión alta, directa en la salida sureña, predisponía al local a tener que aliviarse con pelotazos. Una escenografía que no se sostendría demasiado.
Cuando Cemento comenzó a desestimar el asedio rival (o bien cuando Piazza perdió el mérito en ese ejercicio), Habib y Pérez pudieron afianzarse y el círculo pasó a no tener una soberanía absoluta, si bien Valdez era lo más parecido al “gerenciador”. A la banda azul le costaba hallar a sus delanteros y dar forma a algo que no fuera sobras de segundas jugadas. Tanto Adami como Pasgal funcionaban más como una contención para que su equipo se adelantase que como instrumentos de ataque. De todas formas, por izquierda, ante el adelantamiento de Giménez, por izquierda el equipo de Seminara trazaba un camino próspero.
De andar cansino, harto previsible, sin intensidad en los metros finales, en fin, sin chances de gol. Piazza pugnaba por no ceder la tenencia (una tenencia errática y de poca paciencia), su juego tenía otras aspiraciones en la construcción. Pero ambos se reconocían mutuamente en su compartida escasez de profundidad.

La tarde había tenido un primer grito cementista en el sur: el gol de la banda azul lo convirtió Ivan Pasgal. NACHO CORREA


En el comienzo del segundo tiempo, nuevamente fue Piazza el que timoneó el encuentro. Su nuevo esquema ofensivo era auspicioso: Sergio Valdez ingresó en su posición natural, Parodi pasó hacia la derecha y Solano se colocó por el costado opuesto. Merced a esos movimientos, Alexis Pouyanne pasó a ser ladero de Esteban Valdez. En esta etapa comenzó a nutrirse el enojo de Cemento con la terna arbitral, fundamentalmente con el árbitro Lugüercio y su primer asistente, Núñez. Algunas protestas no tenían asidero, como un penal reclamado por una supuesta mano de Lucas Iztueta ante la acción de Adami (pareció tocarla el defensor desde el piso, pero claramente estaba fuera del área), y otros reclamos sí, como un codazo de Sergio Valdez a Nicolás Iztueta sobre la línea lateral.
De la misma manera que copió del primero el dominio inicial de la visita, el segundo tiempo replicó una pronta recuperación en la balanza del encuentro por parte del conjunto local, que pudo aflojar los nudos de las ataduras piazzistas, reaccionar con salidas prontas y estirar una estructura. La figura de Sunger en la saga central, lidiando ahora con todas las dificultades que siempre produce Sergio Valdez en los defensores, empezaba a destacarse: el 6 repelía casi todos los intentos que, en vano, Piazza producía por alto. Volvían a estar emparentados por una notoria tibieza ofensiva respecto al peligro ante los arcos.
Queda ya muy claro que los tiros de esquina en contra, para el equipo que dirige Peralta ya no son dolores de cabeza: directamente son migrañas imperecederas. Sufrió el domingo y volvió a sufrir ayer: a los 18’, un balón llegado desde la derecha cayó en el segundo palo; un cabezazo en ataque devolvió el esférico a la zona del punto penal, justo al pie derecho de Ivan Pasgal, que impactó para cruzar, rasante, una pelota que fue alejándose de las manos urgentes de Barbieri hasta golpear la red.
También desde uno de los costados llegaría la acción que propiciaría la posibilidad de empate para el villero, previo consorcio de protestas y reclamos ante una mano inexistente. El largo lateral derivó, con alguna intervención en el camino, en Sergio Valdez, parado sobre el punto penal; el “Negro”, con una media vuelta instantánea buscó vencer a Vena, pero la pelota no llegó al arco: la cabeza de Bertuzzi la devolvió hacia el costado. Quien reaccionó de inmediato no fue Lugüercio sino su asistente dos, Silva, quien banderín en alto rumbeó hacia el arco. Entonces sí, el juez sancionó el penal y Cemento se volvió loco. El 9 de Piazza convirtió y empató.
En el devenir, buscando una idea que consiga resumir el lapso final, puede decirse que la disputa era una pulseada entre un elenco piazzista que buscaba sumar pases hasta dar con la estocada final (la mayúscula imprecisión general resultaba un autoboicot) y las respuestas de Cemento, con sólo 2 ó 3 jugadores (y Adami como destinatario), que se valen de los espacios que florecen en torno a los tres defensores de Piazza.
El gol del triunfo visitante llegó de una jugada bastante inusual, una jugada que sigue confirmando la pegada de Barbieri (no obstante los matices propios de esta acción en particular). En el minuto 50 el  arquero efectuó un tiro libre desde el círculo, el esférico viajó frontal hasta el salto de Sergio Valdez, que convirtió un golazo al cruzar hacia la izquierda Vena el balón.
El enojo feroz de Cemento contrastó, lógicamente, con la felicidad de Piazza, que tiene la cabeza puesta en la revancha ante Estudiantes pero que no desea malograr la perfecta suma de puntos que sostiene en el Apertura.
 
Cemento 1
Piazza 2
Cemento

  1. Vena
  2. Baigorria
  3. Bertuzzi
  4. Iztueta
  5. Habib
  6. Sunger
  7. Pasgal
  8. Pérez
  9. Adami
  10. Díaz
  11. Siris

DT: J. Seminara
Piazza

  1. Barbieri
  2. Gómez
  3. Iztueta
  4. Giménez
  5. Valdez
  6. Iztueta
  7. Ledesma
  8. Solano
  9. Parodi
  10. Sánchez
  11. Pouyannes

DT: M. Peralta
Cancha: Cemento Armado
Árbitro: F. Lugüercio
Asistentes: J. Núñez y E. Silva.
Suplentes de Cemento: N. Valicenti, M. Gómez, M. Ascolece, M. Pereira, S. Pardiño.
Suplentes de Piazza: L. Gamarra, M. Borda, D. Bedoya, B. Carrizo, S. Valdez.
Goles: ST: 18’ Ivan Pasgal (C), 27’ Sergio Valdez (P), de penal, 50’ Sergio Valdez (P).
Cambios en Cemento: ET: S. Valdez por R. Sánchez. ST: 9’ M. Borda por M. Giménez, 18’ D. Bedoya por B. Solano.
Cambios en Piazza: 34’ M. Ascolece por I. Pasgal, 37’ M. Pereira por J. Siris.
Incidencias: expulsado: ST 25’ Mauricio Peralta (DT Piazza).
LA FIGURA 

Sergio Valdez
Su influencia en el resultado lleva a esta opinión a inclinarse por el centrodelantero de Piazza. Jugó todo el segundo tiempo, Peralta recurrió a él no sólo (tal vez) para darle rodaje de cara al domingo: el equipo no pesaba ofensivamente hasta que Valdez ingresó.
POSICIONES 
                                                     Pts.    PJ                                                     G       E                                                     P        GF                                                     GC     DG
Sportivo Piazza                            12      4                                                     4        0                                                     0        10                                                     2        8
River Plate (1)                              12      4                                                     4        0                                                     0        7                                                     2        5
Porteño de Cacharí                    7        4                                                     2        1                                                     1        6                                                     8        -2
Azul Athletic                                 6        4                                                     2        0                                                     2        7                                                     4        3
Vélez Sarsfield                             6        4                                                     2        0                                                     2        9                                                     7        2
Atlético Tapalqué                        6        4                                                     2        0                                                     2        9                                                     8        1
Chacarita Juniors  (1)                5        4                                                     1        2                                                     1        7                                                     8        -1
Alumni Azuleño                            4        4                                                     1        1                                                     2        7                                                     6        1
Sarmiento de Tapalqué            4        4                                                     1        1                                                     2        9                                                     10      -1
Boca Juniors                                4        4                                                     1        1                                                     2        8                                                     9        -1
San José                                        4        4                                                     1        1                                                     2        5                                                     8        -3
Cemento Armado                        3        4                                                     0        3                                                     1        5                                                     6        -1
Estrellas de Juventud                2        4                                                     0        2                                                     2        2                                                     6        -4
Independiente de Chillar          2        4                                                     0        2                                                     2        5                                                     12      -7
 
(1) Chacarita protestó el partido que ganó River 2 a 0. Se espera resolución del TdD
Goleadores 
Sergio Valdez (SP)                   6
Pablo Fittipaldi (ST)                  4
Andrés Delippo (VS)                 3
Guillermo Pérez (RP)               3
Ignacio Rubino (AT)                 3
Raúl Vergez (ST)                      3
Santiago Rígoli (AAC)              3
Sebastián Di Pietro (BJ)           3
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *