UN ACTO DE GOBIERNO DONDE NO FALTÓ LA EMOCIÓN

Con la presencia de la Gobernadora, Hernán Bertellys inauguró la obra que marca su progreso en la política

 

El jefe comunal se quebró durante el acto, que se realizó junto al sitio que se considera “el corazón” de la presa La Isidora. En su discurso, el titular del Ejecutivo elogió al exintendente Rubén César De Paula y criticó a Omar Duclós. Luego, en diálogo con EL TIEMPO, admitió que su crecimiento en la arena política estuvo marcado por el avance de la construcción de la megaobra situada en el Enlace “Néstor Kirchner”, a unos 40 kilómetros de Azul. A su turno María Eugenia Vidal abogó por mantener un trabajo en conjunto, sin banderías políticas de por medio. 

11.26. A esta hora, el helicóptero que trasladó a la mandataria bonaerense aterrizó en el campo de la familia Adrogué.Minutos más tarde ingresó al sector donde se realizó el acto acompañada, entre otros, por el intendente olavarriense Ezequiel Galli.
Saludos y pedidos para tomarse fotografías, una constante en los pocos minutos que Vidal permaneció en suelo del distrito azuleño
La obra que permitirá reducir sensiblemente el ingreso de agua de la zona de Chillar al casco urbano de Azul.
Parte de los obreros que tuvieron a su cargo la construcción de la presa.

Vidal saluda a Oscar Yannibelli, uno de los vecinos autoconvocados por las inundaciones.
El Intendente Municipal conversó con EL TIEMPO una vez finalizado el acto protocolar.Mauricio Scoltore, cura párroco de Bolívar, estuvo en la inauguración de la presa.Luis Ciuffo y Oscar Yannibelli y la felicidad por un objetivo cumplido.Marcelo Ibarra, integrante del Plenario de Comisiones Vecinales.
<
>
Minutos más tarde ingresó al sector donde se realizó el acto acompañada, entre otros, por el intendente olavarriense Ezequiel Galli.

Con la Gobernadora bonaerense como testigo, el Intendente Municipal de Azul inauguró formalmente ayer la presa La Isidora, una obra que permitiría ponerle punto final a la sucesión de inundaciones que el casco urbano viene sufriendo desde hace más de tres décadas. El acto, que se llevó a cabo junto a lo que se considera “el corazón” de la construcción ante la presencia de dirigentes locales, de Olavarría y de la región, comenzó alrededor de las 11.30, cuando aterrizó en el casco de estancia de la familia Adrogué el helicóptero que trasladaba a María Eugenia Vidal junto con una reducida comitiva oficial. El grueso de los colaboradores –incluyendo la custodia y los integrantes del área de Prensa y Ceremonial- llegó por tierra. Para Hernán Bertellys, está claro, no fue una inauguración más. No sólo se trata de una megaobra que podría sepultar la angustia de miles de azuleños que se inundaron sin solución de continuidad hasta hace algunos años –en 2012 solamente, hubo tres anegamientos-. Como asesor de Turismo del exintendente José Inza, el actual jefe comunal inició las gestiones que terminaron con el inicio en 2014 de la construcción de la presa aguas arriba, en dirección a la localidad de Chillar, a la vera del Enlace “Néstor Carlos Kirchner”.

A la hora de los discursos, Bertellys reconoció el inicio de las primeras gestiones para encarar la construcción de La Isidora al fallecido ex jefe comunal Rubén César De Paula, a la vez que criticó con dureza a Omar Arnaldo Duclós, por considerar que no avanzó con el inicio de la obra atento a la gravedad de las consecuencias que dejaban las inundaciones que afectaron esta ciudad a partir del mes de abril de 1980.

Dos únicos oradores

Por ceremonial de la Gobernación, estaba claro que en el acto de inauguración de la presa La Isidora serían sólo dos los únicos oradores. La mandataria bonaerense, claro está, y el Intendente Municipal de Azul. Con la mayor parte del gabinete comunal y dirigentes de la talla de Omar Duclós, Claudio Molina y Omar Norte (GEN); o los concejales Juan Sáenz y Pablo Yannibelli entre los presentes.

“La Gobernadora hablaba de otros distritos que están sufriendo inundaciones y Azul ahora va a pasar a la lista de los que ya tienen casi solucionado el problema de la inundación”, expresó Bertellys, para dar detalles de la obra en cuestión. “Esta obra tiene 4.100 metros de largo, ocho metros de nivel promedio y una base de alrededor de 60 metros donde va construido este terraplén, que no es amontonar tierra sino que fue construido con los mejores sedimentos de esta zona laboratorio de por medio para analizar el suelo y viendo cómo iban las distintas capas, en un trabajo que llevó prácticamente tres años. Esta obra podría haber evitado trece de las catorce inundaciones que tuvo Azul. El agua que llegaba en un día ahora llegará en cinco días, dando lugar a que se escurran demás vertientes”, agregó.

El Intendente resaltó que la presa “la planificó y la soñó seguramente un ex intendente hace treinta años, a quien cariñosamente le decimos ‘Poliya’ De Paula, para quien pido un fuerte aplauso y un recuerdo”, para mencionar también como dos protagonistas de la realización a su actual secretario de Gestión y Gobierno, Alejandro Vieyra, y al entonces ministro de Infraestructura de la provincia, Alejandro Arlía, “que fue la persona clave con quien pudimos conseguir el financiamiento para esta obra monumental”.

“La historia siguió; tuvimos muchas visitas con los vecinos autoconvocados por las inundaciones que hoy están acompañándonos y fueron sostén de momentos difíciles donde parecía que la obra no se iba a poder hacer. Nadie nos creía, Gobernadora, de que habíamos conseguido el fondo, porque había un descreimiento importante en la política en aquella época. Recuerdo, entre otras cosas, que le habían cobrado la construcción de 500 cuadras a los vecinos de Azul y esas 500 cuadras las estamos haciendo recién ahora, con el fondo que usted creó, después de una cantidad de años. Éramos poquitos, algunos de los que están acá y mi compañero Vieyra, con quien recibíamos una cachetada cada tanto pero íbamos para adelante porque sabíamos que íbamos a llegar”, sostuvo Bertellys.

Mencionó en el discurso –y luego lo ratificó en la charla con este diario- que “en el 2015 tengo el honor de asumir como intendente de Azul y ahí tuvimos la primera reunión con usted, que fue realmente para nosotros reveladora. Fue un antes y un después de nuestra vida política. Fuimos a pedir auxilio porque no teníamos para pagar sueldo ni aguinaldo de los empleados municipales, entre otras cosas, y nos encontramos con una gobernadora que nos recibió sin banderías políticas y nos mostró cómo era trabajar en la nueva política, la política de trabajar juntos, y nos brindó no sólo apoyo económico y financiero sino que también nos puso a disposición el apoyo del equipo de economía de la provincia, con el que caminamos los primeros seis meses juntos para poder estabilizar los números que habían quedado de la anterior gestión”.

Con el borrador a mano

En una pausa de su alocución, el jefe comunal recurrió al borrador que tenía en el bolsillo interno del saco, para retomar las palabras alusivas.

“Saco el ‘machete’ porque me olvido. Así es la emoción”, indicó, para continuar: “Tenemos que ser agradecidos porque Azul, después de muchos años, está pasando por una etapa donde la inversión en la obra pública es la mayor en toda la historia de Azul. Por eso tenemos que ser muy agradecidos con nuestro presidente, Mauricio Macri; con nuestra Gobernadora hoy presente, porque realmente Azul estaba esperando esta etapa, y creo que todo el país. Sólo resta pedirle a Dios que le preserve la energía que tiene, la fuerza, la honestidad, el coraje de esas mafias que aún siguen enquistadas en nuestra provincia. Que Dios le multiplique las fuerzas y sepa que nosotros estamos acompañándola un paso detrás suyo”.

Bertellys, dirigiéndose a la mandataria provincial, señaló: “Le pedimos Gobernadora que nos acompañe en una gestión que ya hemos comenzado ante el gobierno nacional para la segunda obra de importancia para resolver el sistema hidráulica de Azul, que es la presa del Arroyo Videla. De ahora en más va a escuchar mucho hablar del Arroyo Videla…”. Aclaró que el proyecto ejecutivo ya fue confeccionado. “El compromiso está; no sé si lo va a asumir”, señaló el Intendente en medio de un intercambio de sonrisas con Vidal y los asistentes al acto.

Tras mencionar que personal de una cooperativa tendrá a su cargo la limpieza manual del arroyo y las tareas de dragado con maquinaria de la provincia, el titular del Ejecutivo subrayó: “La obra la empezó un radical, la empezamos a construir los peronistas y la termina una representante del PRO”.

Seguidamente indicó que “tenemos que trabajar para llevarle soluciones a los vecinos. Es lo que nos están pregonando desde el espacio Cambiemos que tenemos el honor de habernos incorporado casi al comienzo de la gestión. Es el Azul del sí se puede. Ahora, en Azul, sí podemos y vamos a poder mucho más”.

Inmediatamente después, Bertellys le hizo entrega a la Gobernadora de un presente como una forma de recordar su presencia en el acto.

Las palabras de Vidal

A su turno, la Gobernadora inició su discurso manifestando que “nos merecemos este día de sol para venir a este lugar y ver esta obra terminada”. “Cuando uno gobierna desde lugares donde se ha mentido mucho y se han hecho muchas promesas que no se cumplieron; lugares donde se ve que hay una enorme diferencia entre lo que somos y lo que podríamos ser; cuando uno trabaja todos los días para gobernar estos lugares hay días especiales. Uno de esos lugares es cuando uno ve una obra hidráulica terminada. Uno sabe el valor que tienen estas obras. Durante muchos años la política creyó que había que hacer sólo lo que se veía porque total llovía cada tanto, y la gente se olvidaba, pero resulta que el clima comenzó a cambiar y cada vez llueve más seguido y la gente sufre y no podemos seguir mirando para otro lado, aun cuando a uno le toque empezarla y a otro terminarla. El valor de que alguien se vaya a dormir tranquilo cuando empieza a llover y no se despierte angustiado es enorme; eso no tiene precio. Eso es lo que siente cada una de las personas que se han inundado”, afirmó.

Al promediar su alocución, Vidal recordó el vínculo que inició con Oscar Yannibelli, vecino de la zona del balneario que forma parte del grupo de autoconvocados por las inundaciones y que ayer participó del acto junto con la mandataria y el Intendente Municipal.

“Vamos a hacer todo lo posible para que las obras aliviadoras lleguen más rápido”, anticipó y agregó: “Seguramente nos va a llevar tiempo conseguir los fondos para hacer la obra del Arroyo Videla. Cada uno de ustedes sabe que no nos sobra la plata ni en la provincia ni en la Nación ni en Azul. Estamos poniendo lo mejor de nosotros para que la plata llegue donde más se necesita y no se pierda en el camino”.

Acto seguido la máxima referente del PRO en la provincia destacó el trabajo “en equipo” como base piramidal de una obra como La Isidora, pidiendo “aplausos” para los distintos actores que intervinieron en la construcción de la presa, incluyendo “a los que tienen el casco puesto que trabajaron a sol y a sombra”.

Para finalizar, Vidal se dirigió a los damnificados de los distintos anegamientos que hubo en la ciudad. “Gracias a cada uno de los vecinos que atravesaron las 14 inundaciones sin perder la esperanza. Gracias a cada uno de ustedes por seguir peleando. Muchas gracias Azul y espero volvamos a encontrarnos con las calles pavimentadas, con la Ruta 51, con el hospital y todo lo que falta por hacer terminado”, concluyó.

PREGUNTAS CON RESPUESTAS

Tras los discursos formales, la mandataria bonaerense se prestó a que algunos representantes de los medios le realizaran preguntas. EL TIEMPO, que inició la ronda de prensa, la consultó acerca de qué se imaginaba en torno de la presa más allá de la solución en materia hidráulica. “El primer trabajo, como dijo el Intendente, es mantener esta obra. Muchas veces pasa con las obras hidráulicas es que llega el día de la inauguración y todo el mundo piensa que ya está, pero el dragado que vamos a hacer con las cooperativas es muy importante porque si las obras hidráulicas no se mantienen, con el paso de los años empieza a no funcionar. Hay un primer compromiso tomado y trabajando acá. Estamos para trabajar juntos con el Intendente”, indicó.

También fue interrogada respecto de la eventualidad de disponerse la autonomía de Chillar. “Hay que ver caso por caso. Hay buenas y malas experiencias. La legislatura tiene que definir mirando la sustentabilidad”, dijo.

Acerca de la construcción de la autovía en la Ruta N° 3, señaló: “El tramo Azul-San Miguel del Monte está previsto por Nación”, mientras que cuando se le pidió una opinión en cuanto al conflicto con los gremios docentes aseguró: “Hoy se está realizando la reunión doce llevándoles una nueva propuesta. Hay que persistir en el diálogo. La educación es un compromiso de todos. Los resultados no son buenos. La mitad no termina la secundaria y los que lo terminan no comprenden un texto ni resuelven ecuación básica. No queremos privatización que se dio de hecho de la escuela pública. Hay que debatir salarios, comedores, infraestructura. El sistema no da para más”.

Por último mencionó cuando se le preguntó por la coparticipación. “Es un debate para después de las elecciones; hay que definir los criterios”.

PRESENCIA DESTACADA

Ezequiel Galli, el intendente olavarriense de Cambiemos, tuvo una presencia destacada en la permanencia de María Eugenia Vidal en La Isidora. De hecho participó de más de una foto junto a la Gobernadora y a Bertellys. También se vio al jefe comunal de la vecina ciudad conversando con los referentes locales del PRO, Ramiro Ortiz y Néstor “Pacha” Álvarez. Previo al arribo de la mandataria este diario conversó con Galli.

“Esta es una obra emblemática para la política, para la gestión de María Eugenia una obra que había quedado abandonada, que había quedado sin continuar y que ahora se pudo terminar. Es una obra importante para la región. El otro día hablábamos con el ministro (de Agroindustria bonaerense, Leonardo) Sarquís que cada obra que evita una inundación también trae producción. Son hectáreas de campo que quedan habilitadas para producir y familias que no se van a inundar, que es lo más importante de todo. Estoy contento también de acompañar a Hernán (Bertellys); sé que para él esta era una obra muy pedida, muy esperada, y que hoy la pueda estar inaugurando junto a la Gobernadora es una alegría. Si esto evita que un vecino pierda sus bienes o la vida o que se inunde una localidad como Azul, hay que dejar de lado esta famosa grieta y María Eugenia lo ha demostrado con gestión. A los 135 intendentes, sean del espacio político que sean, desde el día cero que nos convocó a todos a la gobernación a  todos. Demostró que se puede hacer política sin mezquindades”, afirmó.

OTRAS VOCES

Omar Duclós se quedó masticando cierto fastidio a partir de las manifestaciones que, en su presencia y la de la Gobernadora, realizó el actual jefe comunal. “Como azuleño fundamentalmente, más alla de mi condición de ex intendente, me acerqué a compartir un momento tan especial con la coronación de esta obra, que es una obra de real envergadura. Me preguntaban hace un rato si estaba acá porque me habían invitado. La verdad que no; no me invitaron pero hay veces que uno no necesita invitación. Es una obra importante que es la coronación de muchos años de esfuerzos. Más allá de que en estos momentos estamos introduciéndonos en un proceso electoral y aparezcan las mezquindades. Escuchaba al Intendente con un discurso bastante hostil hacia quienes no formamos parte de su gobierno, incluso tratando de obviar algunas etapas, eludiendo aportes o esfuerzos y yo creo que hay que ser grandes en serio y reconocer cómo se dan las cosas. Las grandes obras siempre se dan fruto de muchos esfuerzos y contribuciones. Acá hubo una semilla que plantó De Paula; ahí se avanzó en el anteproyecto. Luego nosotros completamos los estudios técnicos y transformamos ese anteproyecto en un proyecto ejecutivo de obra. Comenzamos las gestiones para su posible financiamiento. Yo podría hablar de miles de kilómetros recorridos por esta obra y reuniones mantenidas, incluso con promesas que se dio en el primer gobierno de Néstor Kirchner en cuanto a poder financiar la obra”, aseguró.

Recordó el ex intendente que, en una oportunidad, hasta se juntaron con Adrián Pérez y Gloria Bidegain (ambos ex legisladores nacionales) y lo fueron a ver a Alejandro Arlía para pedir que se incluyera la obra en el fondo fiduciario. “Más allá de las diferencias que uno tiene con Scioli, no se puede obviar que la obra que se empezó durante su mandato y hoy la completa la Gobernadora Vidal. Cuando uno a veces recoge frutos es porque alguien sembró, alguien regó esa plantita, le puso un tutor y por ahí al que le toca cosechar cuando las peras están maduras es otro”, concluyó.

Marcelo Ibarra, integrante del Plenario de Comisiones Vecinales, dijo que “la verdad que es una obra muy importante para los barrios”. “Nosotros, que pertenecemos a zonas inundables y que hemos padecido todos los desbordes, sabemos lo que han tenido que pasar vecinos que ante la llegada del agua lo han perdido todo. A esos mismos vecinos les cuesta mucho poder recuperarse porque no tienen el poder adquisitivo que se requiere para arreglar su casa y reponer sus muebles. Como entidades vecinales hemos estado siempre presentes y expectantes de la finalización de esta obra; desde los comienzos. A partir de De Paula para el presente, hemos estado planteando la importancia de que esta obra se realice”.

“Para nosotros, cada vez que había lluvias abundantes prácticamente no dormíamos y los vecinos mismos tenían la ‘rutina’ de ir hasta el arroyo y volver a sus casas con el parte minuto a minuto de cómo evolucionaba una posible inundación. Esto iba mucho más allá de si realmente había o no desbordes y eso hacía que se depreciara el valor de las casas y del barrio en sí. Tenemos muchos vecinos que tienen todavía piso de tierra y el ingreso de agua hacía que se deteriorara sus casas. En ese sentido creemos que es muy importante que se puedan realizar estas obras y que no queden en un simple compromiso. Creemos que, tal como se anunció, esto va a requerir de obras complementarias como el Arroyo Videla y en todo lo que sea casco urbano y aguas abajo que se tenga una limpieza constante”, amplió Ibarra.

DE LOS AUTOCONVOCADOS

Oscar Yannibelli, vecino autoconvocado por las inundaciones, afirmó que “llegó el día que parecía que no iba a llegar nunca y acá estamos con Luis (Ciuffo) y los demás compañeros con los que hemos luchado tanto y escuchado tantas cosas; más sinsabores que sabores pero gracias a la Gobernadora, a Hernán y a Vieyra hoy estamos viendo y disfrutando que llegó la ansiada inauguración”.

“Nosotros mismos nos preguntábamos si la obra se iba a realizar. Al poco tiempo de arrancar se paró y se volvió a iniciar. A la señora Gobernadora, tal como lo dijo, le interesan las obras que no se ven para mejorarle la calidad de vida a la gente”, manifestó.

Luis Ciuffo, en tanto, indicó que “estoy muy orgulloso del grupo que formamos; un grupo muy compacto, nos hicimos muy amigos, no nos traicionamos y tuvimos la gran suerte –lo digo y no soy político- de cruzarnos con Hernán Bertellys; para nosotros fue extraordinario”. “Tanto él como Vieyra se ataron al carro y lo condujeron hasta el final y eso es muy importante”, puntualizó.

EL MANO A MANO CON BERTELLYS

“Esta obra, hasta llegar a este día, tiene una historia y en cada rostro se nos renovaba la emoción. Primero la emoción propia de haber vivido todo el trayecto de esta obra y que esta obra significa para Azul, y más allá de Azul porque esto quiere decir que se pueden hacer las cosas. Nosotros, los azuleños, le estamos mandando un mensaje a toda la provincia y al país de que tenemos que trabajar en conjunto, sin mezquindades”, expresó Hernán Bertellys cuando este diario lo consultó luego del acto.

Tras destacar la participación de mucha gente en las gestiones de esta obra, indicó: “El hecho de tener a la Gobernadora y a tanta gente querida hace que esto sea muy emotivo, muy fuerte. En lo personal esta obra es como una cuna de mi carrera política. Esta es una obra que no se ve pese a que es grandísima. Tiene 4.100 metros de largo pero como está retirada, la ven muy pocas personas. Hoy más de uno se llevó una impresión al ver de qué se trata. Es una de las obras fundamentales de aquellas que no se ven”, dijo.

Anticipó qué tienen pensado para desarrollar en torno de la presa.

“Pensamos en hacer un polo también turístico en este lugar que es de la provincia, donde la gente pueda venir a pasar el día con la familia y comerse un asado o pescar. También estamos pensando en hacer un simulacro de inundación controlada para que la gente la pueda venir a ver de otra forma y certifique su funcionamiento sin transgredir los límites de lo que fue expropiado”, finalizó.

Mauricio Scoltore, cura párroco de Bolívar –ex sacerdote de San Antonio-, de paso por la obra sostuvo que “yo viví cinco inundaciones grandes en la ciudad y vimos cómo se fue gestando esta obra, sobre todo a partir de las ganas que Hernán le puso y demás, por lo que me parecía que era bueno estar presente hoy”. “A mí me quedó muy marcado la tristeza, la angustia, la preocupación y la desesperación de la ciudad cuando el agua venía creciendo. Esto es una luz de esperanza y nos anima a salir adelante. La obra es grande y por eso yo le pedí a Dios que me marcara el camino. Si hay que ir, va a ser fácil llegar. Justo me quedó la mañana libre, de paso para Buenos Aires, y entonces fue fácil acercarme”, culminó.

EL MINUTO A MINUTO

-11.26: El helicóptero que traslada a la Gobernadora bonaerense aterriza en el casco de estancia de la familia Adrogué, lindante con la presa.

-11.32: María Eugenia Vidal llega en una camioneta al terraplén, desciende y llega caminando hasta el puente, donde los técnicos le explican la funcionalidad de la obra.

-11.37: La mandataria ingresar al sector donde se realizó el acto central, siendo secundada por los vecinos autoconvocados por las inundaciones, Bertellys y Ezequiel Galli.

-11.40: El Intendente inicia su discurso. Emocionado, dijo: “Esto es más fuerte de lo que pensé que iba a ser”.

-11.53: Inició su alocución la Gobernadora. Con pantalón de jean, blusa y cobertor tipo poncho de color blanco, una delgada cadena de oro y aros, Vidal se dirigió a los presentes por espacio de unos siete minutos. No dejó casi nunca de sonreír, aunque tuvo evidentes  “inconvenientes” para mantener el peinado producto del viento.

-12.01: Luego de los saludos y felicitaciones de rigor por parte de los vecinos autoconvocados por las inundaciones, Vidal accedió a responder las inquietudes de la prensa. Fueron entre cinco y seis preguntas de algunos de los medios que cubrieron la inauguración.

-12.09: Finalizada la rueda de prensa, los asistentes al acto comenzaron a movilizarse para tratar de tomarse una foto con la mandataria. Varios funcionarios del gabinete comunal cumplieron con su cometido.

-12.13: En una camioneta gris con vidrios polarizados, Vidal salió del sector donde se realizó la inauguración y se dirigió hasta el campo de la familia Adrogué.

-12.53: El helicóptero que trasladó a la Gobernadora despegó en dirección a la capital provincial.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *