TORNEO APERTURA DE PRIMERA DIVISIÓN

Con la tormenta llegaron los goles

Cuando la llovizna y el viento se hacían presentes en el Emilio S. Puente, arribaron los goles al partido para que Piazza supere a Alumni por 2 a 1. En ese lapso, Alexis Pouyannes y Sergio Valdez – de penal- marcaron para el industrial y empató transitoriamente Cristian Blando, también desde los doce pasos. Con este resultado el equipo de Mauricio Peralta es líder del certamen.

Alexis Pouyannes controla la pelota ante la marca de Marcos Elgart. El delantero marcó un verdadero golazo de tiro libre que le permitió al industrial empezar a ganar el partido. 
FOTOS: ADRIÁN GELOSI


Por Adrián Gelosi, de la Redacción de EL TIEMPO
Piazza sigue cosechando triunfos y buenos resultados. El industrial esta por llegar a un año sin conocer la derrota. El que lo sufrió ayer fue, nuevamente por lo que pasó en la final del Clausura, fue Alumni Azuleño. El villero se quedó con el triunfo por 2 a 1 para ser uno de los líderes, luego de dos jornadas, del Apertura de Primera División.
En el Emilio S Puente se quedó merecidamente con la victoria, porque en gran parte del partido demostró ser un poco más que su rival. Esa superioridad lo consiguió por la constante presión y la intensidad que propone el equipo de Peralta.
El industrial salió desde el inicio a imponer las condiciones. En los primeros minutos fue el dominador del encuentro. Se adueñó de la pelota y el cotejo se desarrollaba en el campo del albinegro. Que en esos primeros minutos no podía salir del asedio al que lo sometía su rival.
A pesar de ser casi el propietario de la bocha, el villero no encontraba los caminos para inquietar a Francisco Oteo. La intensidad de su juego hacia que cometiera errores en el último pase.
El dueño de casa se fue acomodando en el campo de juego. Primero comenzó abroquelarse bien atrás y no dejarles espacios libres a su rival, de esa manera le fue cerrando los caminos al industrial.
El partido se jugaba más de tres cuartos a tres cuartos, los arcos estaban de más. Los dos elegían caminos distintos para atacar. El local era con pelotazos largos para Canelo y Ridao, que poco podían hacer contra la última línea industrial. El visitante avanzaba con la pelota controlada pero le falta precisión en ese toque para poder superar a una defensa muy sólida como la albinegra.
Si bien ya el equipo ya no manejaba el partido como al principio, si lo controlaba y seguía siendo más que su rival. Tenía muy claro como realizar su juego y eso le permitió, con el correr de los minutos, comenzar a inquietar a Oteo. Fueron tres ocasiones que no pudo convertir y por ese motivo todo seguía igualado en cero.
El problema del local era que por momentos las líneas quedaban muy separadas. Cuando iba a presionar arriba lo hacía con tres o cuatros jugadores y quedaba un espacio muy grande a la espalda de Bustamante y por delante de Blando, que se pegaba a su última línea. Eso lo aprovechaba su rival para jugar y manejar la pelota.
Esa falencia se trasladaba a cuando tenía la pelota. Ninguno de los jugadores de buen pie que puso Vitale –Zirilli, Bustamante, García, Ridao y Canelo- pudo adueñarse de la pelota y comenzar a crear juego para sus compañeros. Por eso todo terminaba con pelotazos para los puntas o jugadas individuales.
Las discusiones y fricciones aparecieron sobre el final y de esa manera se fue yendo la primera mitad. Algo para reflejar como fue esa culminación, es que para realizar un tiro libre sobre un costado, se tardó casi tres minutos en volver aponer la pelota en juego.
En el inicio de complemento poco cambió. Alumni intentaba manejar un poco más la pelota pero mayormente en su campo o a penas superando la mitad de la cancha. Por su parte, Piazza no encontraba el juego asociado que tuvo, por momentos, en el primer tiempo.
Cuando el cielo se puso negro y la tormenta se posaba sobre el Emilio S. Puente, el partido cambió gracias por una pelota parada. Desde un tiro libre al borde de la media luna inclinado un poco a la izquierda, Alexis Pouyannes sacó un potente remate que viajó al ángulo izquierdo del arco de Francisco Oteo, que nada pudo hacer para evitar la caída de su arco.
Alumni no la pasaba bien y por una viveza de Nicolás Canelo cambió. El “Gori” desbordó por la izquierda cuando ingresó al área Maximiliano Giménez se tiró al piso y el delantero simuló y se dejó caer y el árbitro cobró penal. Cristian Blando lo ejecutó con un potente y alto disparo estableció el empate.
Luego del tanto se vio lo mejor del local en el partido. Se adueñó de la pelota y el cotejo se desarrollaba como más le convenía. En ese lapso, Canelo se volvió imparable por la izquierda.
El albinegro estaba adelantado en el campo y eso lo pagó caro. Nicolás Castro tomó la pelota en el círculo central, a la espalda de los volantes, encaró y tocó para Sergio Valdez que se fue sólo, al arquero lo complicó el pique y terminó derribando al goleador y el árbitro sancionó penal. La pena máxima la ejecutó el “Negro” que con un potente remate estableció el 2 a 1.
El choque se hizo de ida y vuelta. El local iba por ahí sin fútbol pero se adelantaba en el campo de juego. Por su parte, la visita aprovecha los espacios y jugaba de contragolpe. Tuvo tres opciones para definir el partido, pero el Francisco Oteo respondió muy bien e impidió la caída de su arco.
Piazza si bien sumó su segundo triunfo en dos partidos y está en lo más alto de las posiciones, tiene una idea de juego y eso lo traslada al campo de juego, esa es una ventaja muy grande frente a equipos que se están formando.  Alumni nunca encontró el juego que quiere su entrenador, el conjunto estuvo muy separado entre líneas y eso lo pagó muy caro contra un rival muy sólido.

Mariano Ridao intenta llevarse el balón ante Franco Irusta. El jugador albinegro estuvo muy bien controlado por la defensa rival y pasó desapercibido en el choque.


LA FIGURA 

Diego Bedoya
El colombiano siempre intentó darle una buena salida a su equipo. El volante central se enojaba con sus compañeros cuando tiraban pelotazos, el siempre pedía la pelota al pie para dar el primer pase de la jugada.
En el complemento, en el peor momento de su equipo, fue la voz de mando en el medio campo para acomodar a sus compañeros y que de esa manera pase ese mal momento.
Alumni 1
Piazza 2
Alumni

  1. Oteo
  2. De La Canal
  3. Elgart
  4. Castro
  5. Blando
  6. Flores
  7. Canelo
  8. Zirilli
  9. Bustamante
  10. Ridao
  11. García

DT: F. Vitale
 
Piazza

  1. Barbieri
  2. Gómez
  3. Borda
  4. Giménez
  5. Bedoya
  6. Irusta
  7. Pouyannes
  8. Valdez
  9. Valdez
  10. Castro
  11. Carrizo

DT: M. Peralta
 
Cancha: Alumni
Arbitro: Marcos Coronel
Asistentes: Juan Oroná y Carlos Juárez
Suplentes de Alumni: Gaspar Michat, Luca Flore, Alejandro Perafán, Gonzalo Buttafuoco, Franco Rodríguez Bruno.
Suplentes de Piazza: Lisandro Gamarra, Hugo Iztueta, Gastón Ruiz, Gastón Ledesma, Agustín Borda.
Goles: ST 12’ Alexis Pouyannes (P), 21’ Cristian Blando (A) de penal, 29’ Sergio Valdez (A) de penal.
Cambios en Alumni: ST 16’ Gonzalo Buttafuoco por Alexis García, 34’ Franco Rodríguez Bruno por Santiago Bustamante, 42’ Alejandro Perafán por Cristian Blando.
Cambios en Piazza: ST 24’ Agustín Borda por Alexis Pouyannes, 34’ Hugo Iztueta por Nicolás Castro, 45’ Gastón Ruiz por Maximiliano Giménez.
Incidencias: expulsado ST 33’ Esteban Valdez (P).
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *