CONDENA CONFIRMADA Y DETENCIÓN PARA UN JOVEN

Un azuleño que tiene 26 años fue detenido el viernes en esta ciudad, después de que la Cámara Penal departamental confirmara un fallo de primera instancia de un juicio donde meses atrás había sido condenado a una pena única de seis años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento, como autor de un caso de violencia de género que había tenido como víctima a una ex pareja suya y también por haber baleado a un joven.

Ambos hechos habían sido materia de un debate en el Juzgado Correccional número 2 que está a cargo en Azul del Dr. Héctor Torrens, magistrado que le impuso la sanción anteriormente mencionada al joven detenido anteayer, a quien voceros policiales y judiciales identificaron como Ángel Guillermo Ponce.

Alias “Pulga”, una vez que ese fallo de primera instancia fuera confirmado días atrás desde la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal, anteayer efectivos policiales del Gabinete de Investigaciones de la Seccional Primera hicieron efectiva la medida cautelar.

Hasta anoche, el joven arrestado permanecía en la sede de la comisaría ubicada en Belgrano y Las Flores, después de que desde el juzgado que ordenara su detención para cumplir con la condena ya había sido solicitado un cupo para que lo trasladen a un establecimiento del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Las causas penales tratadas en el juicio llevado a cabo en el Juzgado Correccional 2 derivaron en que Ponce fuera condenado en marzo de este año como autor penalmente responsable de los delitos abuso de armas y lesiones graves, en concurso real.

De esa manera, el juez Torrens le había impuesto una pena de dos años de prisión, sanción que unificada con una condena anterior que registraba se tradujo en el dictado de esa ya referida pena única que ahora tiene que cumplir, consistente en los mencionados seis años y medio de cárcel.

Según lo informado ayer por voceros judiciales, Ponce estaba en libertad condicional cuando cometió los dos hechos por los que recientemente la Cámara Penal confirmó ese fallo del debate realizado en el Juzgado Correccional número 2.

Había recuperado la libertad el 18 de marzo de 2013. Y poco tiempo después a ser beneficiado con esa medida, protagonizó un episodio de violencia de género que tuvo como víctima a una joven que era su pareja, a quien le provocó diferentes lesiones al agredirla.

Meses después, en septiembre de 2014, baleó a un joven, durante un hecho ocurrido en una vivienda situada en cercanías a la planta LuzAzul de esta ciudad.

Por ambos casos, en el juicio desarrollado en el Juzgado Correccional 2 en marzo de este año, Ponce había sido condenado a los ya mencionados dos años de prisión y al consecuente dictado de la pena única que desde el viernes está cumpliendo privado de la libertad.

Para ese entonces el joven registraba antecedentes penales computables que lo convirtieron en reincidente.

En ese contexto, en abril del año 2011 había sido condenado en el Tribunal Oral en lo Criminal número 1 de Azul como autor de un robo agravado por el uso de armas ocurrido en agosto de 2009.

En aquel debate, le había sido impuesta una pena -también única porque registraba desde antes otra condena por el intento de hurto de un vehículo- de cinco años y dos meses de prisión.

Esa pena, más la impuesta en el debate realizado en marzo pasado en el Juzgado Correccional 2, se tradujeron en la imposición de esos seis años y medio de prisión, la condena que días atrás quedó firme y que anteayer derivó en su detención.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *