A CINCO AÑOS Y CUATRO MESES DE PRISIÓN

Condenado por herir a balazos a dos jóvenes

Los hechos tratados en este juicio abreviado ocurrieron en Azul el 25 de noviembre de 2014. Aquel día, primero en Villa Piazza Norte y después en el Barrio UOCRA, el encausado les disparó con un revólver a ambas víctimas.

Un juicio abreviado tramitado días pasados en un Tribunal local había finalizado con la condena para un joven azuleño a una pena de cinco años y cuatro meses de prisión, después de que en ese proceso fuera hallado autor de un intento de homicidio y también de un caso de “abuso de armas”, hechos ambos que se habían registrado en esta ciudad en noviembre de 2014.

Fuentes judiciales informaron ayer a EL TIEMPO que por esos dos episodios delictivos se había sustanciado un proceso abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal número 1.

El encausado fue identificado por voceros del TOC 1 como Walter Fabián Cerdeiro, alias “Iaia” y de 28 años.

En el expediente tramitado en formato de un juicio abreviado en el tribunal con sede en el primer piso del Palacio de Justicia local intervino el juez Gustavo Borghi, quien condenó al encausado como autor penalmente responsable de los delitos homicidio en grado de tentativa agravado por el empleo de arma de fuego y abuso de armas, en concurso real.

“En virtud a lo acordado y de lo dispuesto por el Artículo 399 del Código Procesal Penal -que establece que no se podrá imponer una sanción superior a la solicitada por el Fiscal- corresponde condenar a Walter Fabián Cerdeiro a la pena de cinco años y cuatro meses de prisión”, indicó el juez en un tramo de la resolución relacionada con lo que había sido este juicio abreviado.

El monto de la pena antes mencionada y que le fuera dictada al imputado fue la misma que las partes habían acordado al momento que la Dra. Neli Rosas, titular de la UFI 1 y representante del Ministerio Público Fiscal en este juicio abreviado, solicitara la realización de este proceso en el Tribunal 1.

En ese juicio abreviado Cerdeiro estuvo representado por la defensora Oficial Mariana Mocciaro, según se mencionó en el fallo.

Con relación a ese convenio entre la Fiscal y la Defensora Oficial para realizarse este proceso, el juez Borghi señaló también en la resolución que las partes habían acordado que la pena para el encausado fuera “de cumplimiento conforme lo establecido en el Artículo 10 inciso b del Código Penal, en razón de mantenerse vigentes las condiciones de salud del imputado que fueran reveladas por la Señora Jueza de Garantías al momento de conceder el arresto domiciliario como modalidad de cumplimiento de la prisión preventiva, por lo que se trata de una persona que se ve afectada por una enfermedad grave que ha generado una discapacidad en el causante, no resultando el ámbito carcelario adecuado para su condición y tratamiento”.

A los tiros

Los hechos que fueron materia de este juicio abreviado sucedieron en Azul el 25 de noviembre de 2014 y, en ambos casos, lo tuvieron a Cerdeiro como el protagonista en carácter de agresor.

En ese contexto, según quedó probado, cuando era alrededor de la hora 17.30 del día ya referido el joven cometió el primero de los ilícitos por los que fue condenado en este proceso: un intento de homicidio en Villa Piazza Norte.

En Libertad entre Lamadrid y Sarmiento se registró ese ilícito a través del cual, escribió el juez Borghi en el fallo, “Walter Fabián Cerdeiro efectuó un disparo con un arma de fuego del tipo revólver contra Mariano Ezequiel Mervich con el fin de causar su muerte, impactando en el tórax del mismo y alojándose el proyectil en el hombro izquierdo, ocasionándole lesión de carácter leve”.

Mervich, actualmente de 22 años, tuvo que ser trasladado ese día al Hospital Pintos, donde la médica que lo atendió concluyó que el proyectil que había recibido a causa del disparo efectuado por Cerdeiro estaba alojado en su hombro, sin que ingresara a la cavidad toráxica.

El herido, en el marco de la Investigación Penal Preparatoria de este hecho, había contado en sede judicial que el día en que fue baleado había ido con un amigo suyo a la casa de un conocido y que, cuando golpeó la puerta de esa vivienda, situada en la ya mencionada calle Libertad entre Sarmiento y Lamadrid, uno de los que salió a atenderlo fue Cerdeiro.

El azuleño condenado en este juicio abreviado, de acuerdo con la versión de la víctima, “sin mediar palabra le arroja un golpe de puño, por lo que el denunciante lo empuja, al momento que este masculino extrae de entre sus ropas un arma de fuego, tipo revólver calibre .22, que el dicente pudo observar que era pequeño de color negro, que aparentemente no funcionaba correctamente, pues giraba el tambor con la mano el agresor”.

Siguiendo con el relato de Mervich que fuera reflejado en esa declaración que brindara en la UFI 1, Cerdeiro le apuntó con el arma en la cabeza y comenzó a dispararle, por lo que él huyó y, mientras iba corriendo, recibió ese balazo a la altura del omóplato, herida que le provocó un sangrado y que derivó en que el amigo con el que había ido hasta esa vivienda lo trasladara en una moto al Hospital Pintos para ser asistido.

Según versiones de testigos referidas también en la instrucción de la causa penal relacionada con este intento de homicidio, Cerdeiro le reprochaba a Mervich que días antes efectuó disparos contra su vivienda, a lo que la víctima le decía que él no había sido.

Ese mismo 25 de noviembre de 2014, pero minutos antes de la hora 20, en el Barrio UOCRA el acusado cometió el segundo de los ilícitos por los que fue condenado en este juicio abreviado.

En esas circunstancias, “en la intersección de las calles Guido Spano y 97, de Azul, efectuó un disparo con un arma de fuego contra Jonathan Nahuel Olivetto, provocándole una herida de carácter leve en el brazo derecho”, indicó en el fallo el juez Borghi.

La víctima, actualmente de 20 años, también fue atendida aquel día en el Hospital Pintos, comprobándose que presentaba una herida a causa de un disparo que impactó en uno de sus brazos.

Aquel día, cuando Olivetto resultó herido, se encontraba en su casa junto a su padre, sus hermanos y hermanas y el novio de una prima suya, según se mencionó en el fallo. Y Cerdeiro formaba parte de un grupo de jóvenes que, según testigos contaron, comenzaron a insultar a Olivetto y a su familia.

La agresión se tornó más grave posteriormente, ya que comenzaron a arrojar piedras, por lo que después comenzaron a tomarse a golpes de puños, ocasión en la cual Olivetto, en momentos que estaba agrediéndose con uno de los jóvenes que acompañaba a Cerdeiro, escuchó varios disparos, uno de los cuales terminó hiriéndolo a la altura de su antebrazo derecho.

Con relación a la calificación del hecho donde resultara herido Mervich, un intento de homicidio, el juez Borghi escribió en el fallo que el encausado “ya había realizado todo para que el resultado pretendido se produjera, yéndose rápidamente del lugar”.

En ese contexto, agregó: “La escasa distancia del disparo efectuado y la dirección hacia el tórax de la víctima, si bien finalmente se alojara el proyectil en el hombro izquierdo, demuestran la concreción plena de la totalidad de la conducta ejecutora del dolo, sintetizando el eje de la programación de su conducta, que convierte a la desarrollada en una tentativa idónea y acabada de realización eficiente, en razón de la correcta ejecución del dolo y acredita, tal como lo menciona Ricardo Núñez, una conducta físicamente eficiente para quitarle la vida al agredido”.

El dato

Ni bien ambos hechos se produjeron aquel 25 de noviembre del año 2014, tanto Mervich como Olivetto habían identificado a Cerdeiro como el autor de los disparos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *