CONDENADO POR UN ROBO

En junio del año pasado un joven fue atacado en la calle por una patota. Tras resultar herido por las trompadas y las patadas que los agresores le dieron, le sustrajeron su teléfono celular, las llaves y la billetera. A uno de los atacantes lo condenaron, en un juicio abreviado, a tres años y seis meses de prisión por este “robo calificado en poblado y en banda”. El encausado, para lesionar a la víctima, había utilizado una manopla de metal.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *