FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

Condenaron a cinco años de prisión a uno de los autores de un robo ocurrido en esta ciudad

Alejandra Raverta, la jueza que intervino en este juicio abreviado. Además de la condena para el encausado, la magistrada del TOC 2 se excusó de seguir interviniendo en esta causa penal con relación al otro imputado que tiene el robo, hecho ocurrido en Azul en agosto del año pasado.
<
>
Alejandra Raverta, la jueza que intervino en este juicio abreviado. Además de la condena para el encausado, la magistrada del TOC 2 se excusó de seguir interviniendo en esta causa penal con relación al otro imputado que tiene el robo, hecho ocurrido en Azul en agosto del año pasado.

En agosto del año pasado una joven y su sobrino menor de edad se habían convertido en víctimas de este hecho. A ambos, los agresores les provocaron lesiones con un arma blanca, heridas por las que tuvieron que ser trasladados al Hospital Pintos para ser atendidos. A la mujer, durante el ilícito ocurrido en la calle, le sustrajeron su bicicleta. Al joven que fue condenado en este proceso judicial, las dos víctimas lo identificaron por una foto que vieron en la red social Facebook. El otro imputado que tiene esta causa penal todavía no ha sido juzgado y también está preso.

Un violento robo que en agosto del año pasado habían sufrido una joven y su sobrino menor de edad en la vía pública de esta ciudad, hecho donde ambas víctimas resultaron lesionadas y tuvieron que ser internadas, se tradujo días atrás en la condena a una pena de cinco años de prisión para uno de los considerados coautores de cometer ese ilícito, informaron a EL TIEMPO fuentes judiciales.

La condena para el encausado fue el resultado de un juicio abreviado que se tramitó en el Tribunal Oral en lo Criminal número 2.

Voceros de ese tribunal identificaron al condenado en este proceso judicial como Braian Gabriel “Ruso” Zabala, un empleado rural oriundo de Laprida que tiene 21 años y que figuraba con domicilio en esta ciudad cuando, en septiembre del año pasado, había sido detenido como uno de los coautores del ilícito que fuera materia de este juicio abreviado.

En el proceso sustanciado en el TOC 2 intervino la jueza Alejandra Raverta, quien halló al imputado autor penalmente responsable del delito robo agravado por el uso de arma y le impuso la misma pena que las partes habían acordado al solicitar que esta causa penal se resolviera mediante un juicio abreviado.

Una bicicleta

El hecho por el que Zabala fue condenado había ocurrido el sábado 22 de agosto del año pasado en esta ciudad.

Aquel día, poco antes de la hora 21, una joven llamada María José López y un sobrino suyo, menor de edad, se convirtieron en las víctimas de un violento asalto en la calle.

Entre los atacantes, según quedó probado en la Investigación Penal Preparatoria de este caso convertido recientemente en materia de un juicio abreviado, estuvo Zabala.

La joven y su sobrino habían sido interceptados en la calle por Zabala y tres sujetos más, uno de los cuales se convertiría luego en el primero de los detenidos por este caso y todavía no ha sido juzgado (ver en esta misma página “El otro imputado”).

Cuando ambas víctimas fueron interceptadas, las dos iban en “sendas bicicletas por calle Lamadrid hacia Avenida 25 de Mayo”, escribió la jueza en el fallo.

“Una vez que pasaron las vías férreas -continuó señalando en la resolución la magistrada del TOC 2-, los agredieron mediante golpes de puño y patadas, provocando que éstos cayeran de sus rodados; para luego continuar con la agresión hasta que las víctimas lograron zafarse y emprendieron la huida -nuevamente a bordo de sus bicicletas- por calle Lamadrid, en dirección a la arteria Castellar”.

“Seguidamente, y ya encontrándose ambas víctimas en la intersección de calle Castellar y Sarmiento, las dos personas referidas en primer término -una de las cuales era Zabala-, circulando ambas a bordo de una motocicleta de color gris (haciéndolo uno como conductor y el otro como acompañante), vuelven a interceptarlos y, tras exhibirle un arma de fuego y lograr así que las víctimas se detengan, comenzaron a agredirlas nuevamente, propinándoles golpes de puño y patadas”.

Además, en esas circunstancias uno de los autores del robo, “mediante la utilización de un cuchillo con mango de color blanco”, le provocó diferentes lesiones a la joven y a su sobrino.

En el caso de María José López, durante el robo sufrió una “herida superficial en región de tórax, por debajo de la axila”. Y su sobrino, una “herida superficial en muslo derecho de tres centímetros”, lesiones por las cuales después tuvieron que ser atendidos en el Hospital Pintos.

Aquel día de ocurrido el hecho, a la joven le robaron su bicicleta, “tipo primavera de mujer color celeste”, lo que hizo que después Zabala y su cómplice se dieran ambos a la fuga. Uno de ellos, en el rodado sustraído.

Identificado por Facebook

A través de la red social Facebook, Zabala pudo ser reconocido en una foto por el menor de edad que fuera asaltado junto a su tía, según se mencionó en el fallo teniendo en cuenta la declaración que brindara el adolescente.

Según lo que quedó probado, Zabala era quien conducía la moto en la que también circulaba el otro acusado que tiene este robo ocurrido en Azul en agosto del año pasado.

Otros datos con relación al condenado por este hecho, surgidos del testimonio del adolescente, revelan que le apuntó a él con un arma de fuego, al tiempo que el otro autor de este robo agredía a su tía.

Mientras que Zabala se dio después a la fuga en la moto, el otro coautor de este hecho lo hizo en la bicicleta que le fuera sustraída a la mujer.

El propio menor, posteriormente, había reconocido a Zabala como uno de los asaltantes en el marco de la investigación del caso. Y también identificó el cuchillo que uno de ellos portaba al momento de ocurrido el robo.

Ademas, al joven condenado recientemente como uno de los coautores de este asalto lo reconoció la otra víctima que tuvo el hecho, es decir, la tía del menor de edad.

Una vez detenido, Zabala había declarado cuando fue indagado en Tribunales por la fiscal que intervino en la instrucción de la causa penal.

Durante su testimonio, negó haber sido uno de los coautores de este asalto, indicando que en ese entonces él se encontraba trabajando en un establecimiento rural que se llama “La Matilde” y está en Tapalqué.

Pero la jueza Raverta consideró mendaces esos dichos, teniendo en cuenta que otros testigos negaron que efectivamente el joven haya estado ese día del robo trabajando en el campo.

El dato

Por el robo que ahora derivó en su condena, Zabala había sido detenido el 4 de septiembre del año pasado, durante un allanamiento que se hizo en una casa situada en Alberdi y Tandil del Barrio Monte Viggiano de esta ciudad.

EL OTRO IMPUTADO

En el mismo fallo de este juicio abreviado que derivó en la condena de Braian Gabriel Zabala como uno de los autores de este robo, la jueza Alejandra Raverta se excusó de seguir interviniendo en la situación procesal del otro coimputado que tiene este hecho, a quien fuentes judiciales identificaron como Pablo Nahuel “Pocho” Rojo, de 19 años.

Rojo, que aún no ha sido juzgado por este robo, había sido detenido en esta ciudad en Tiro Federal y Alberdi dos días después de registrado el asalto.

En aquel entonces, en su poder la Policía había incautado un cuchillo y un revólver de juguete, según fuera informado por los voceros de seguridad.

Con relación a Rojo, durante la instrucción de esta causa penal ambas víctimas lo identificaron como el sujeto que iba como acompañante en la moto que Zabala conducía.

La joven y su sobrino señalaron que portaba un arma de fuego de color negra que después le entregó a Zabala, y que al descender del rodado extrajo de entre sus ropas un cuchillo con el que atacó y lesionó a ambas víctimas. Además, el adolescente señaló que fue “Pocho” Rojo el que huyó del lugar llevándose la bicicleta de su tía.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *