FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

Condenaron a seis años y dos meses de prisión a uno de los autores de un robo a mano armada

Un Fiat Duna. El auto utilizado por los autores de este hecho había sido incautado en el peaje de Hinojo cuando dos de ellos fueron aprehendidos. Parte del dinero que la Policía secuestró, tras el violento robo que un vecino azuleño y su madre sufrieron en octubre de 2013.
<
>
Un Fiat Duna. El auto utilizado por los autores de este hecho había sido incautado en el peaje de Hinojo cuando dos de ellos fueron aprehendidos.

En octubre de 2013 tres sujetos, uno de los cuales portaba un revólver, cometieron un violento robo en una casa del barrio Villa Fidelidad de esta ciudad. Durante el hecho, los delincuentes se apoderaron de veinte mil pesos y de otros efectos de valor. Las víctimas habían sido un hombre y su mamá. A ambos, los ladrones los sorprendieron cuando estaban durmiendo. Y al hijo de la mujer lo golpearon, lo ataron y lo amenazaron de muerte. Horas más tarde, a dos de los sospechados de cometer este ilícito los detuvieron en el peaje de Hinojo. Y días atrás, a uno de ellos lo condenaron en un proceso abreviado que se tramitó en un Tribunal local.

Un juicio abreviado tramitado en un Tribunal de Azul finalizó con la condena para uno de los autores de un violento asalto que en octubre de 2013 tuvo como víctimas en esta ciudad a un hombre y a su mamá, informaron fuentes judiciales.

El encausado, un changarín olavarriense, fue condenado a una pena de seis años y dos meses de prisión, al ser considerado en el proceso coautor penalmente responsable del delito robo calificado por el uso de armas.

El proceso judicial se sustanció en el Tribunal Oral en lo Criminal número 2 y contó con la intervención del juez Gustavo Abudarham.

El imputado y finalmente condenado en esta primera instancia fue identificado por voceros del TOC 2 como Lucas Walter Cucaresse, un joven que tiene 26 años.

Cucaresse, al igual que el otro imputado que tiene esta causa penal, había sido detenido horas más tarde de ocurrido el hecho, cuando ambos se movilizaban en dirección hacia Olavarría en un automóvil que fue interceptado por la Policía a la altura del peaje que está en la localidad de Hinojo.

Un violento robo

El hecho materia de este juicio abreviado había ocurrido en Azul en las primeras horas del 1 de octubre del año 2013.

El día antes mencionado, según lo señalado en la resolución, minutos después de la hora una se produjo el ilícito, cuando tres varones -entre los que estaba el olavarriense condenado en este juicio abreviado- ingresaron con fines de robo a una casa que está en Villa Fidelidad.

Una casa ubicada en Chaves y De las Cautivas fue el lugar escenario del ilícito.

Una vez que los delincuentes ingresaron a la propiedad, en la que en ese entonces estaban durmiendo un hombre y su madre, atacaron a ambos..

Un vecino identificado como José Alberto Álvarez fue una de las víctimas. Al hombre, según se indicó en el fallo, lo agredieron mediante golpes de puño en su rostro y también utilizando la culata de un arma de fuego tipo revólver-“cromada y calibre 22 mm”– que portaba uno de los asaltantes.

El robo consistió en la sustracción de unos veinte mil pesos en efectivo que los asaltantes hallaron en la vivienda. También, al dueño de la casa le sustrajeron una billetera, su carné de conducir, la cédula verde de una moto, su documento de identidad, una tarjeta de crédito. Y a su mamá, un anillo y un par de aros de oro.

Cuando personal policial concurrió a la casa escenario de este robo se entrevistó con Álvarez, un jornalero de 46 años.

Según le contó el hombre a los efectivos de seguridad, uno de los delincuentes que instantes antes había ingresado a su casa estaba armado.

El hombre dijo también que los tres sujetos irrumpieron en la vivienda en momentos que su madre y él estaban durmiendo en dos de los dormitorios que hay en la propiedad.

Una de las víctimas de este violento robo señaló que forcejeó con los sujetos, quienes lo golpearon en la cara y después le ataron las manos y lo amenazaron de muerte para que entregara el dinero que tenía en ese entonces.

El hombre contó también que el delincuente que portaba el revólver le apuntó y le gatilló en varias ocasiones, aunque en ninguna de ellas los disparos se efectuaron.

Y agregó que durante el hecho los tres lograron reducirlo en el suelo, donde además de atarle las manos le colocaron una esponja en la boca e intentaron ahorcarlo con un cinturón.

Ante la situación, al dueño de casa no le quedó otra alternativa que indicarles donde tenía guardado parte del dinero que buscaban y finalmente se llevaron, el cual estaba guardado en un ropero de uno de los dormitorios de la casa.

Una vez reducido, de acuerdo con su versión de lo sucedido, Álvarez contó que los delincuentes lo llevaron hasta la habitación de su mamá.

En ese dormitorio, después de revisar un ropero, se apoderaron de más dinero en efectivo que en ese lugar encontraron, consistente en ahorros de la mujer.

La madre de Álvarez, llamada María Raquel Barda, también declaró durante lo que fue la Instrucción Penal Preparatoria de esta causa penal.

En su testimonio la mujer, la otra víctima de este robo, contó que los delincuentes, mientras tenían atado e inmovilizado a su hijo, le exigían a ella la entrega del dinero.

Además, refirió que los ladrones le robaron los aros que tenían colocados, los cuales les sacó el delincuente que estaba armado.

Una vez que se apoderaron de la plata y de los demás objetos de valor, los ladrones -que tenían sus rostros cubiertos para evitar ser identificados- huyeron en el auto por la puerta principal de la vivienda.

Cuando el hijo de la mujer pudo desatarse ni bien los ladrones se fueron, inmediatamente llamó a la Policía, iniciándose en ese momento las primeras averiguaciones en torno a lo que fue este violento robo ocurrido el primer día del mes de octubre del año 2013.

Los investigadores pudieron determinar que los autores del robo se movilizaban en un automóvil de color rojo, un Fiat Duna.

 Detenidos en el peaje de Hinojo

El joven condenado en este juicio abreviado y otro que es considerado coautor de este robo fueron detenidos horas más tarde de aquel 1 de octubre de 2013 en el peaje que está en la localidad olavarriense de Hinojo.

Ni bien se produjo el robo en Azul, desde la Policía se emitió un alerta radial a seccionales de la zona, ante la sospecha de que ese Fiat Duna de color rojo que estaba siendo buscado pudiera haberse dirigido en dirección hacia alguna ciudad vecina.

De esa manera, en un recorrido de rutina en inmediaciones del peaje de Hinojo, efectivos policiales de la subcomisaría que está en esa localidad observaron, circulando por la Ruta 226 en dirección hacia Olavarría, un auto de similares características al que estaba siendo buscado.

Cuando el rodado fue interceptado y sus ocupantes identificados, se comprobó que uno de ellos era Cucaresse, el joven condenado en este juicio abreviado.

En poder de los mismos, cuando fueron revisados, no se hallaron armas de fuego.

Pero debajo del asiento delantero derecho del auto, los policías encontraron un fajo de billetes que formaban parte del dinero sustraído horas antes en esa casa del barrio Villa Fidelidad de esta ciudad, lo que derivó en que ambos sospechados fueran aprehendidos y que el auto y demás pertenencias que tenían en ese entonces los sospechosos fueran incautados.

El dato

Juan Ignacio Attadía, que había sido aprehendido en el peaje de Hinojo junto con el joven ahora condenado en este juicio abreviado, es considerado el otro coautor que tiene este hecho. En la causa penal que se está instruyendo, el juez Abudarham se excusó de seguir interviniendo con relación a la situación procesal de ese otro imputado, teniendo en cuenta que al condenar a Cucaresse emitió opinión “sobre puntos a decidir” con relación al segundo acusado. Además, durante la Instrucción Penal Preparatoria de este expediente penal la víctima había mencionado que el tercer sujeto que ingresó en su casa era alguien a quien los cómplices le decían “Yani”, un sujeto que sería de Azul.

 

PRUEBAS PARA UNA CONDENA

Gustavo Abudarham, el juez del TOC 2 que intervino en este juicio abreviado.
<
>
Gustavo Abudarham, el juez del TOC 2 que intervino en este juicio abreviado.

“Uno de los autores del hecho que doy por acreditado es Lucas Walter Cucaresse, señaló en el fallo el juez Gustavo Abudarham.

Una de las pruebas que sirvieron para demostrar su autoría en el robo fue, según mencionó el magistrado del TOC 2, que a Cucaresse lo aprehendieron “el mismo día del hecho y poco tiempo después de ocurrir el mismo” en la estación de peaje de Hinojo, cuando circulaba en el Fiat Duna con el otro considerado coautor de este robo.

“Este primer dato tiene relevancia por dos motivos”, señaló también el juez: ni bien el robo se produjo hubo un testigo que vio el auto circulando en Azul “a alta velocidad por Avenida Mujica, en dirección hacia la ruta que dirige hacia la localidad de Olavarría”.

“En segundo lugar -escribió también en el fallo el magistrado que intervino en este juicio abreviado- porque el horario en que fue visto dicho vehículo en Azul” fue después de ocurrido el asalto y antes de que el Duna fuera interceptado a la altura del peaje que está en Hinojo, lapso de tiempo coincidente con el que se necesita para viajar desde esta ciudad a esa localidad del Partido de Olavarría.

Otro “indicio de cargo” que sirvió para condenar a Cucaresse estuvo relacionado con el hallazgo de dinero en el auto en el que se movilizaba junto al otro acusado: aproximadamente once mil pesos en efectivo en fajos de diez billetes de cien pesos cada uno.

“Si bien dicha suma es menor a la denunciada como sustraída, si tenemos en cuenta que las víctimas refirieron que eran tres sujetos los que ingresaron a su domicilio, resulta altamente probable que el tercer sujeto que no fuera aprehendido se haya llevado una parte del botín y ello explica la menor cantidad de dinero efectivo encontrada dentro del vehículo en el que circulaban Cucaresse y su compañero Juan Ignacio Attadía”, tal la identidad del coimputado que tiene esta causa penal, el mismo que aún no ha sido juzgado.

“Por otra parte, se probó que el dinero encontrado resultaba ser parte del monto de dinero denunciado como sustraído por el testigo J. A. Álvarez, toda vez que éste, al serles exhibidos por el personal policial, reconoció el dinero encontrado por los efectivos policiales como propio, refiriendo que los mismos se encontraban en el mismo estado que los tenía acondicionados en el interior de su domicilio al momento que le fueron sustraídos”, escribió en otra tramo del fallo el Dr. Abudarham.

Además, la descripción que el hombre hiciera de uno de los sujetos que lo asaltó fue otra prueba por la que Cucaresse resultó condenado.

La víctima había declarado que “uno de los sujetos llevaba colocada una gorra visera de varios colores tipo jamaiquino y tenía colocado un aro en su oreja derecha”, se indicó en el fallo.

“Respecto de la gorra, una de similares características, con los colores de la bandera de Jamaica, fue encontrada en el interior del vehículo en el que circulaba el imputado Cucaresse”, sostuvo el juez del TOC 2.

“Por otra parte -agregó- al imputado Cucaresse se le secuestró un aro de similares características al descrito por el testigo José A. Álvarez”.

“Si se analizan los indicios valorados precedentemente en forma conjunta y se tiene en cuanta que el encartado fue interceptado a bordo de un vehículo de color rojo, el cual fue visto circular a alta velocidad inmediatamente después de ocurrir el hecho; que en el interior del mismo fueron hallados parte del dinero sustraídos, una gorra y un aro que llevaba colocados uno de los autores, los cuales fueran reconocidos por una de las víctimas, todo ello permite concluir que Lucas Walter Cucaresse resultó uno de los autores del hecho que se le imputa”, señaló también el juez que intervino en este juicio abreviado.

Como circunstancias agravantes a la pena impuesta a uno de los coautores de este robo, el juez valoró las siguientes: “la nocturnidad durante la cual se cometió el hecho; la extensión del daño causado y la agresividad desplegada por los autores durante la comisión del hecho”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *