Condenaron a tres años de prisión en suspenso al coautor de varios arrebatos

Los hechos tratados en este proceso ocurrieron durante el mes de noviembre de 2015 en Azul. Una de las víctimas resultó gravemente lesionada cuando el encausado y otro sujeto iban en una moto e intentaron sustraerle su cartera. Por esos mismos ilícitos otro imputado había sido absuelto en un juicio oral que se hizo el año pasado.

Una imagen de un intento de robo de características violentas. La víctima, una mujer, tuvo que ser internada. Ocurrió el 3 de noviembre de 2015 en Castellar y Guaminí. Fue uno de los ilícitos que cometió el joven condenado en este juicio abreviado.
ARCHIVO/EL TIEMPO


 
Tres años de prisión en suspenso fue la pena que a modo de condena, en un juicio abreviado, le impusieron a un joven hallado autor de varios arrebatos ocurridos en esta ciudad, uno de los cuales implicó que la víctima, una mujer, resultara con graves lesiones cuando le sustrajeron la cartera.
La sanción le fue impuesta a un joven azuleño al que voceros judiciales identificaron como José Manuel Agüero, de 22 años.
Joaquín Duba, juez del Tribunal Oral en lo Criminal número 1 que intervino en lo que fue este proceso abreviado, lo halló coautor penalmente responsable de los siguientes delitos: robo agravado por las lesiones producidas en la víctima en grado de tentativa y hurto simple -dos hechos- todos en concurso real.
Esa pena de prisión en suspenso que le fuera dictada implicó, al mismo tiempo, que el causante tenga que cumplir por el plazo de dos años las obligaciones de “fijar residencia, someterse al control mensual del Patronato de Liberados, abstenerse de usar estupefacientes” y también “no abusar de bebidas alcohólicas”.
 Tres arrebatos
Los hechos tratados en este juicio abreviado ocurrieron durante los días 3; 4 y 5 de noviembre del año 2015 en esta ciudad.
Teniendo en cuenta lo que pasó con las víctimas, el episodio delictivo más grave lo había sufrido una vecina llamada María Isabel Mayo.
La mujer, el ya referido 3 de noviembre de aquel 2015, sufrió un violento arrebato en la calle.
Minutos después de la hora 15 de aquel día, según lo que quedara probado, Agüero y “otro sujeto de sexo masculino” circulaban en una moto de “baja cilindrada”.
Al llegar a Castellar y Guaminí, ambos “intentaron arrebatarle en forma violenta a María Isabel Mayo la cartera que ésta llevaba colgada”.
La violencia ejercida durante esa maniobra hizo que la mujer cayera sobre el asfalto y resultara con lesiones de gravedad, al sufrir “politraumatismos, fractura de órbita derecha, fractura de hueso temporal derecho y edema cerebral difuso leve”, según se describió en la resolución.
La mujer estuvo internada unos días y las lesiones por ese arrebato que la tuvo como víctima “la inutilizaron laboralmente por más de un mes”.
Al tiempo que quedaba tendida en el piso y era asistida por personal médico que después aquel día la trasladó al hospital, en esa moto en la que circulaban ambos sujetos -entre los cuales estaba el encausado- lograron huir por calle Castellar sin poder consumar el robo.
Al día siguiente Agüero cometió un nuevo arrebato. Poco antes del mediodía de aquel 4 de noviembre de 2015, en Moreno entre Calle 4 y Calle 5 de este medio, también acompañado por un cómplice y cuando los dos se movilizaban en una motocicleta de 110 cc.
Ambos se pusieron a la par de la víctima, una mujer llamada Celia Esther Sosa, que iba en bicicleta en la misma dirección que la motocicleta y a quien le fue sustraída una cartera con diferentes pertenecientes.
El tercero de los ilícitos por los que el joven fue condenado en este juicio abreviado ocurrió el 5 de noviembre de 2015.
Aquel día, alrededor de la hora 19, en España casi Guaminí Agüero y otro sujeto que lo acompañaba en una moto cometieron un nuevo arrebato.
Ese hecho tuvo como víctima a la vecina Manuela Capdevila, a quien los delincuentes le sustrajeron un bolso que se encontraba en el canasto de la bicicleta que la mujer guiaba.
“De conformidad a lo pactado por las partes, computo como atenuante la falta de antecedentes penales”, señaló el juez Duba en el fallo de este juicio abreviado en alusión al joven que resultara condenado. Y como una agravante, el juez del TOC 1 tuvo en cuenta para Agüero la siguiente circunstancia: “La entidad de las lesiones causadas” a Mayo, una de las víctimas de esos arrebatos que cometiera en compañía de un cómplice.
Después, al momento del dictado de la pena, Duba escribió en el dictamen: “Corresponde condenar a José Manuel Agüero, de acuerdo a lo acordado por las partes y a lo dispuesto por el Artículo 399 del Código Procesal Penal, que dispone que no puede imponerse una pena superior a la pactada en el acuerdo de Juicio Abreviado, a la pena de tres años de prisión de cumplimiento condicional y costas”.

El dato
En septiembre del año pasado se había desarrollado por estos arrebatos otro juicio en el Tribunal 1. En ese proceso oral, a diferencia de lo que pasó ahora con Agüero, otro joven que fue considerado coautor de cometer esos hechos finalmente terminó siendo absuelto. Había sido identificado como Darío Ezequiel Ward, de 23 años de edad.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *