FALLO DE UN JUICIO ORAL

Condenaron al autor de varios robos

 

En el debate le fue impuesta una pena de tres años y cuatro meses de prisión. Y otra, unificada, de cinco años y medio de cárcel.

 

Un juicio en un Tribunal local derivó en la condena para un hombre a tres años y cuatro meses de prisión, al ser hallado autor de varios robos y de un intento de hurto ocurridos en Azul el año pasado. Además, antecedentes computables que el encausado registra derivaron en que le fuera impuesta en el mismo proceso una pena única de cinco años y medio de prisión.

Fuentes judiciales identificaron al hombre condenado como Alfredo Roberto Scornavacca, de 40 años.

Oriundo del Partido de La Matanza y con último domicilio en Azul, en el debate fue hallado autor de los delitos de robo simple (dos hechos) y hurto simple en grado de tentativa, en concurso real. Y por las causas acumuladas tratadas también en ese proceso, autor de los ilícitos de robo simple y robo simple, todos ellos en concurso real.

En forma unipersonal fue la jueza Alejandra Raverta, actual presidente del Tribunal Oral en lo Criminal número 2, la que intervino en este juicio oral.

Varias causas

La causa principal tratada en este debate señala que el 29 de febrero del año pasado Scornavacca cometió tres de los ilícitos por los que fue condenado.

Poco antes de la hora 14 de aquel día, en una casa ubicada sobre la Ruta 3, a la altura del kilómetro 302, aprovechando que no había nadie forzó el postigo de una ventana e ingresó con fines de robo. Alhajas, una notebook y prendas de vestir fueron los elementos que sustrajo.

El raid delictivo ese día continuó en una chacra ubicada también sobre la Ruta 3, pero a la altura del kilómetro 301. En esa propiedad intentó ingresar forzando la puerta de atrás, aunque no pudo hacerlo porque se activó la alarma, por lo que Scornavacca arrancó el parlante y se lo llevó.

Minutos más tarde, concurrió a una vivienda ubicada en Calle 62 y Estanislao Del Campo. En esa propiedad, levantó la persiana de una ventana que da a una de las habitaciones y quiso robar diferentes cosas. Pero no pudo hacerlo porque el propietario advirtió la maniobra, lo que derivó en que se diera a la fuga hasta que personal policial, ese mismo día, lo aprehendió.

Una de las causas acumuladas por las que Scornavacca fue condenado tuvo que ver con un hecho ocurrido el 16 de marzo del año pasado. Aquel día, cuando era alrededor de las 15.30, con la excusa de pedir un vaso de agua el encausado ingresó por la fuerza a la casa de una anciana, propiedad situada en Malére y Misia Barranco de Villa Piazza Norte.

A la mujer -se mencionó en el fallo- la empujó y la llevó “de un brazo hacia su habitación”. Después, le sustrajo una cartera donde la víctima tenía 150 pesos y otros elementos.

Pero instantes más tarde, una vez más, la Policía aprehendió a Scornavacca a pocas cuadras de la casa donde entró a robar.

El 11 de mayo de 2016 el encausado cometió otro robo por el que fue condenado en este juicio. Alrededor de la hora 17 de aquel día, rompió el vidrio de la ventana de una casa ubicada en la esquina de la ex calle Tucumán y Comercio, también en Villa Piazza Norte.

Después, aprovechando que en la vivienda no había nadie, ingresó y sustrajo un televisor del tipo LED, un celular y un acolchado.

Ese mismo día, el damnificado por este ilícito recuperó todo lo robado, luego de que la Policía en horas de la noche aprehendiera al hombre ahora condenado.

El dato

La condena anterior que Scornavacca registraba, y se tradujo en el dictado de una pena única en este juicio para él, fue valorada como una agravante a la sanción que le fue impuesta. Y otras circunstancias que la jueza señaló fueron “la reiteración delictiva” y la violencia “innecesaria” ejercida contra la anciana a la que le robó la cartera. Una mujer que “por su avanzada edad no podía oponer resistencia”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *