UN TEMA CANDENTE

Continúa el debate por las tarifas de la energía

Nicolás Ambrosius, presidente de APEBA y el presidente de la cooperativa local, Roberto Rusciolelli, hablaron con la prensa y opinaron respecto de los nuevos cuadros tarifarios.
<
>
Nicolás Ambrosius, presidente de APEBA y el presidente de la cooperativa local, Roberto Rusciolelli, hablaron con la prensa y opinaron respecto de los nuevos cuadros tarifarios.

La provincia dispuso un nuevo cuadro tarifario que impactaría en las facturas en junio y que en Azul rondaría el 55 por ciento de aumento. Ahora, todo quedó suspendido por medida judicial. Mientras tanto, el viernes hubo reunión de APEBA en Azul y desde las cooperativas anticipan que el escenario es complejo porque la gente no puede pagar y las entidades continúan con un desfasaje financiero.

EL DATO:

Desde el Gobierno provincial, mientras tanto, anticiparon que apelarán la medida judicial al considerar que se encuentra sujeta a derecho debido a que, a diferencia de lo que ocurrió el año pasado, se realizaron las audiencias públicas.

Parece que nuevamente será con año con idas y venidas en materia de tarifas eléctricas.

El pasado viernes en la provincia la justicia frenó al tarifazo eléctrico que se venía.

Luego de que la administración de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal aprobara el nuevo cuadro tarifario para el 2017, el juez Luis Arias respondió al reclamo de la Defensoría del Pueblo y dejó sin efecto la resolución del Ministerio de Infraestructura recientemente publicada en el Boletín Oficial y suspendió los aumentos de cuatro prestadoras bonaerenses y de todas las cooperativas que brindan el servicio en el interior provincial.

De esta manera, quedó sin efecto el tarifazo eléctrico que debía empezar a regir en la próxima facturación y se comenzaría sentir en junio.

A través de la Resolución 419/17 del Ministerio de Infraestructura, el gobierno de la provincia de Buenos Aires dispuso un significativo aumento en las tarifas eléctricas, que va del 49 al 133 por ciento, según la región, para los usuarios residenciales.

En Azul el incremento dispuesto oscilaría entre el 49 al 55 por ciento, dependiendo la categoría, siendo un porcentaje inferior para el comercio y la industria.

La resolución dispuso asimismo la ampliación de la tarifa social y la supresión de la cuota capital (ver recuadro), que es un ítem que impacta en las facturas y que fue tema de debate últimamente en Azul a partir de un proyecto que aprobó el Concejo Deliberante impulsando que se elimine.

La actualización tarifaria iba a impactar en las boletas de junio, pero el juez Arias cuestionó la “razonabilidad” de las subas autorizadas y quedó la medida en suspenso.

“Situación difícil de resolver”

El viernes entonces fue un día clave en materia energética y justamente ese día Azul fue sede de una reunión de la Federación APEBA (la Asociación de Prestadores de Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires que representa al sector de las cooperativas más grandes).

En la sede de la CEAL se encontraron representantes de las distribuidoras de Azul, Colón, Luján, 9 de Julio, Olavarría, Pergamino, Salto, Tres Arroyos, Necochea, Zárate, Chacabuco, San Pedro, Saladillo y de la Usina Municipal Popular de Tandil.

El presidente de APEBA, Nicolás Ambrosius, y el presidente de la cooperativa, Roberto Rusciolelli, hablaron con la prensa y opinaron respecto de los nuevos cuadros tarifarios que pretende instrumentar la provincia de Buenos Aires y el estado de situación de las cooperativas.

Aseguraron que el aumento de la energía “es una situación difícil de resolver” debido a que la población no puede solventar los incrementos y a las cooperativas les cuesta afrontar los costos para la sustentabilidad del servicio.

En ese contexto, consideraron que se encuentran en una situación compleja a pesar de los aumentos que podrán venir.

Cambio de las reglas de juego

El titular de APEBA explicó “estamos en un escenario complicado donde se están cambiado las reglas de juego con respecto al manejo que se le da al cuadro tarifario. Venimos de una década de congelamiento de tarifas y de pronto, con al cambio de gobierno, se producen aumentos fuertes para recuperar este desfasaje”.

Ambrosius entendió que “esto es muy difícil de llevar adelante” porque es un servicio de primera necesidad y además, evaluó que a la gente que se volcó al consumo y a la compra de artefactos al ser la energía barata, ahora le cambiaron las reglas de juego.

Este cambio brusco genera “crisis”, subrayó mientras advirtió que las cooperativas “hemos entrado en un problema porque la Nación nos cobra la energía a precios actualizados, hemos tenido los dos últimos aumentos de energía mayorista, tuvimos el 25% de aumento en febrero y el 75% en marzo”.

“Esto generó en las cooperativas un desfasaje financiero importantísimo”, consideró.

Especificó que “en cualquier cooperativa mediana como grande ya debemos estar en un desfasaje de 5 o 6 millones de pesos, que es plata que tenemos que pagar y no podemos recuperar”.

Una difícil ecuación

Indicó que la ecuación es la siguiente: “por un lado la Nación nos está queriendo cobrar y nosotros no podemos cobrar y cuando nos autorizan a cobrar, vemos que la gente reacciona porque no puede pagar”.

“Es una situación muy complicada de resolver que tenemos que encontrar la vuelta y salir adelante. Creo que va a ser muy complicado”, evaluó el dirigente cooperativista.

Opinó que el problema radica en que “la provincia no es toda igual y los aumentos no son todos iguales, pero a la hora que darle un tratamiento unifican. Por ejemplo en La Plata el nuevo cuadro tarifario es del 118% de aumento, y en Azul es de alrededor del 50 por ciento”.

“Lo que influye es la política”

 Consultado sobre si atento a lo ocurrido en 2016 hubo una diálogo previo con instituciones como APEBA previamente a la definición del nuevo cuadro tarifario,  Ambrosius respondió que “a la hora de tomar las decisiones todos sabemos que lo técnico influye muy poco, lo que influye es la política, el posicionamiento”.

“No reniego de la política, pero a veces esa influencia hace que se tomen decisiones o que se demoren decisiones que generan estos problemas, como fue 10 años de no tocar las tarifas y así pagaba 25 pesos una persona que vivía en Puerto Madero”, entendió.

A propósito de esto, agregó que “en Buenos Aires paga 50 pesos por la luz una persona que gana 30 mil pesos y Azul paga 800 pesos y el sueldo es de 12 mil pesos”.

Como conclusión el titular de APEBA manifestó que “tenemos que ver cómo podemos salir de este brete que se nos ha planteado y tratar de que la solución afecte lo menos posible a nuestra comunidad”.

Y en ese marco destacó el hecho de que las cooperativas estén unidas, hecho demostrado en la reunión del viernes en Azul.

Por el momento y a raíz de la medida judicial dispuesta el pasado viernes, seguirán vigentes los valores actuales de la energía que son los que vienen del 2016 y quedará pendiente de resolver el dilema que se les presenta a las cooperativas del interior.

 

“GRACIAS A LA CUOTA CAPITAL LA LUZ FUNCIONA BIEN EN EL INTERIOR”

A través de la resolución ministerial, que ahora quedó suspendida, se dispuso la eliminación de la cuota capital, que se cobra en las facturas y son recursos afectados al sostenimiento del servicio eléctrico, que perciben muchas cooperativas prestatarias como la local, como compensación a la anterior insuficiencia tarifaria.

Nicolás Ambrosius expresó al respecto que “nosotros nos hemos manejado con la cuota capital durante estos 10 años y gracias a eso hoy la luz funciona bien en las localidades del interior del país, ya que no pasa eso en las grandes ciudades donde la luz ha sido mucho más barata”.

Remarcó que este concepto “nos permitido estar hoy en una situación de inversión adecuada ante el crecimiento de la demanda”.

“Ahora las cooperativas estamos achicando ese valor de la cuota capital, la vamos compensando a medida que hay aumentos de tarifas hasta que llegará un momento que estará en cero”, consignó.

En otro tramo del diálogo que mantuvo con la prensa comentó también que “nosotros venimos haciendo estudios para demostrar la desactualización que íbamos teniendo y, de alguna justificar, la cuota de capitalización”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *