EN LA SECCIONAL PRIMERA LOCAL

Continuaba detenido ayer por una infracción a la Ley de Estupefacientes un hombre aprehendido el viernes

Policías lo arrestaron durante un allanamiento en su vivienda, lugar donde incautaron cocaína que, presuntamente, el ahora acusado tenía para la venta en pequeñas dosis. Al azuleño aprehendido durante este procedimiento ya lo habían procesado años atrás en otra causa por drogas, aunque la Cámara Penal después lo sobreseyó al no confirmar la elevación a juicio de ese expediente judicial.

Un hombre que había sido aprehendido el pasado viernes en esta ciudad en el marco de una investigación por una infracción a la llamada Ley de Estupefacientes continuaba detenido ayer en la sede de la comisaría primera local, señalaron voceros policiales y judiciales.

Identificado como Rubén Oscar “Tati” Blando y de 45 años, efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de Azul, dependencia perteneciente a la Policía de la Provincia, lo habían arrestado hace seis días, en el marco de allanamientos simultáneos que ese día se hicieron en dos viviendas.

De acuerdo con lo referido por fuentes policiales ligadas a las realizaciones de esos procedimientos, Blando fue aprehendido en una de las viviendas allanadas en horas de la tarde del ya referido viernes de la semana anterior.

Su arresto se produjo después de que en esa casa donde se encontraba, ubicada sobre la calle Arenales, los policías incautaron “una importante cantidad de clorhidrato de cocaína”, sustancia estupefaciente que estaba “fraccionada en dosis y destinada directamente al consumidor final”.

Junto con la droga secuestrada, en la vivienda donde este hombre resultó aprehendido fueron incautados por los policías que llevaron a cabo este allanamiento “elementos relacionados con la venta y fraccionamiento de dicha sustancia estupefaciente”.

Luego de llevada a cabo la medida cautelar que ayer lo tenía aún detenido al ahora imputado por esta infracción a la Ley 23.737, al día siguiente a Blando lo trasladaron a Tribunales para que fuera indagado.

La causa penal que se está instruyendo por lo que fueron los dos allanamientos y su aprehensión se tramita desde la UFI 22, Fiscalía que está a cargo del Dr. Marcelo Fernández.

Voceros allegados a ese expediente judicial indicaron ayer a EL TIEMPO que el hombre declaró en esa audiencia llevada a cabo en sede judicial, indagatoria durante la cual negó que esa droga incautada en la vivienda donde había sido aprehendido le perteneciera.

Al respecto, una fuente judicial indicó que Blando señaló que la cocaína hallada en uno de los domicilios que fuera escenario de este allanamiento “se la había plantado” el mismo personal policial que intervino en ese procedimiento.

Una vez cumplida con esa indagatoria, la aprehensión del azuleño fue convertida en detención, medida cautelar por la que ayer todavía continuaba privado de la libertad en la comisaría primera local.

El dato

A pedido de la Fiscalía que está interviniendo en este expediente penal, esa detención le fue dictada desde el Juzgado de Garantías número 1 con sede en los Tribunales de Azul que está a cargo de la Dra. Magdalena Forbes, misma funcionaria judicial que había dado lugar a los allanamientos que el viernes pasado derivaron en el arresto del ahora acusado de esta Infracción a la Ley de Estupefacientes.

UNA CAUSA DONDE LA CÁMARA LO SOBRESEYÓ 

<
>

En el marco de otra investigación por una supuesta infracción a la Ley 23.737, Rubén Oscar “Tati” Blando había sido aprehendido el 11 de diciembre de 2013, después de que policías que en ese entonces allanaron su domicilio habían hallado e incautado durante aquel procedimiento varias dosis de cocaína que el azuleño, supuestamente, tenía para comercializar el menudeo.

En ese procedimiento, llevado a cabo en la misma vivienda donde Blando volvió a ser aprehendido el pasado viernes, efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y del GAD habían incautado varias dosis de clorhidrato de cocaína repartidas en pequeños envoltorios, supuestamente ya listas para comercializar al menudeo.

En aquel entonces, según lo que fuentes policiales ligadas a ese allanamiento habían señalado, las dosis fueron encontradas en la guantera de un automóvil propiedad del sospechado, lo que ese 11 de diciembre de 2013 se tradujo en la aprehensión de Blando.

El hallazgo de la droga derivó en que el azuleño permaneciera detenido con prisión preventiva durante varios meses, aunque posteriormente recuperó la libertad cuando desde la Cámara Penal no fue confirmada la requisitoria de elevación a juicio del sumario que se había tramitado en la UFI 22, por entonces a cargo del fiscal Néstor Prado, lo que se tradujo en que recuperara la libertad al ser sobreseído.

Los voceros judiciales consultados ayer por EL TIEMPO indicaron que el sobreseimiento para Blando, dictado después de que fuera detenido a fines del año 2013, todavía no está confirmado.

En ese contexto, desde la Fiscalía General departamental había sido presentado en Casación un recurso extraordinario, en busca de revertir lo que habían dispuesto los jueces que integran la Cámara Penal de Azul con relación al sobreseimiento del mismo hombre que volvió a ser arrestado el pasado viernes.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *