Continuará preso un azuleño que está procesado por un intento de homicidio

POR UN HECHO OCURRIDO EN ENERO PASADO

La Cámara Penal confirmó la prisión preventiva que al acusado le había dictado en primera instancia una jueza de Garantías. El imputado es un trabajador del hipódromo. Está preso después de que un joven, que también desempeña tareas en el circo hípico local, había sido lesionado de una puñalada. Ese incidente se produjo en Mujica y San Carlos.

La Cámara Penal confirmó la prisión preventiva de un azuleño acusado de un intento de homicidio que durante el pasado mes de enero se produjo en cercanías al hipódromo de esta ciudad, hecho donde un joven había resultado lesionado de una puñalada.

Fuentes judiciales informaron a EL TIEMPO que la ratificación de la medida cautelar, que en primera instancia le fuera dictada al encausado por una jueza de Garantías, se dispuso semanas atrás desde el máximo Tribunal de Alzada departamental, que para intervenir en este sumario penal estuvo conformado por Damián Cini y el juez Correccional Aníbal Álvarez.

Joel Agustín “Chucky” Ocanto, un joven de 21 años de edad, figura acusado de cometer lo que a escala penal es considerado un homicidio en grado de tentativa, ilícito por el cual había sido arrestado horas después a que el hecho ocurriera, durante el pasado 18 de enero.

Según lo que se ha demostrado hasta el momento en la instrucción del sumario penal que se lleva adelante desde la UFI 1 -la Fiscalía a cargo de Marcelo Fernández- luego de una discusión Ocanto apuñaló a la víctima, que es oriunda de Rosario, se llama Jesús Fredes y tiene 20 años.

Ocanto y Fredes trabajaban juntos en el hipódromo. Y el día ya referido, en cercanías al circo hípico y en horas de la tarde, se produjo el incidente entre ambos.

En presencia de otro trabajador del hipódromo y de la novia del azuleño que continúa preso, Fredes resultó lesionado en la vía pública, en Avenida Mujica y calle San Carlos, cuando era alrededor de la hora 19.30 de aquel viernes.

Según diferentes versiones, Ocanto le aplicó a la víctima un puntazo en el abdomen con un cuchillo que portaba.

A causa de las heridas sufridas, el joven rosarino tuvo que ser trasladado al Hospital Pintos, donde fue operado y permaneció internado varios días.

Horas más tarde, con las averiguaciones llevadas a cabo por los investigadores, el azuleño al que ahora le confirmaron la prisión preventiva fue arrestado cuando también se encontraba en el centro asistencial municipal.

Consideraciones

Diego Prado, defensor Oficial, había recurrido ante la Cámara Penal la prisión preventiva para Ocanto que en primera instancia le fuera dictada por la jueza Magdalena Forbes, la titular del Juzgado de Garantías número 1 que tiene sede en los Tribunales de esta ciudad.

En ese recurso que no prosperó ante la Cámara Penal, el abogado sostenía que su defendido no había actuado con dolo de matar. Afirmó también que, durante todo aquel día en que finalmente el hecho se produjo, fue Fredes quien estuvo provocando a su asistido. En ese sentido, señaló que fue el herido quien le pegó una patada y después invitó a pelear a Ocanto.

De acuerdo con la reconstrucción de lo sucedido hecha por el Defensor Oficial, contando también para eso con la declaración que al ser indagado brindara el joven que está preso, luego ambos “se trabaron en lucha”, ocasión en la que Fredes extrajo el cuchillo con el que agredió al azuleño.

Después, “en un claro acto de defensa”, el acusado le quitó el cuchillo y lo termino hiriendo. Según Prado, “sin intención de darle muerte”.

En la apelación presentada ante la Cámara Penal el Defensor Oficial solicitó también un cambio de calificación y que lo sucedido fuera considerado un caso de “lesiones graves”.

Pero los argumentos esgrimidos por el abogado del encausado no prosperaron tampoco en esta segunda instancia.

Para el camarista Damián Cini, “la concurrencia del elemento subjetivo (dolo) se extrae de la circunstancia de haber asestado una puñalada, a la altura del abdomen, zona vital del cuerpo de la víctima”, una agresión que le causó graves lesiones al joven oriundo de Rosario y que, al mismo tiempo, fue indicativa de que su vida estuvo en riesgo.

“Además -sostuvo el magistrado- todo ello se produce en el contexto de una incidencia entre víctima y victimario”, ocasión en la cual un testigo intentó separarlos. Pero al no lograrlo, en ese momento fue Ocanto quien, “esgrimiendo un arma blanca que ostentaba desde el comienzo de la incidencia”, le terminó aplicando “un puntazo en la zona del abdomen al mencionado Fredes”.

Desde el Tribunal de Alzada se indicó que “el poder ofensivo del arma empleada para realizar la acción típica, un cuchillo; la cantidad de acometimientos previos en forma concomitante y sucesiva sobre la víctima; la intensidad de la acción que le provocara las lesiones referidas; y la zona vital del cuerpo en la que se produjeron las mismas (abdomen) lleva a concluir que el imputado, como mínimo, se representó el resultado muerte y, desinteresándose del mismo, continuó con su accionar”.

“Es decir, el sujeto activo aceptó la probable producción del resultado, sin contar -debido al accionar antes descrito- con elementos que lo llevaran a confiar seriamente que aquél no se produciría”.

“La gravedad de los hechos -consistente en el asestado de una puñalada con un arma blanca en zona vital, lo cual denota el desprecio hacia la vida humana- no sólo influirá en la pena en expectativa, sino que también es un dato que debe valorarse como un peligro de fuga en sí mismo”, se indicó también desde la Cámara Penal para confirmar la medida cautelar para el acusado de este intento de homicidio.

El dato

El delito que le están imputando al acusado contempla penas que van desde los cuatro años a los dieciséis años y ocho meses de prisión. Otro motivo por el cual, en esta segunda instancia, fue considerada como adecuada la medida cautelar que actualmente lo sigue teniendo privado de la libertad a Ocanto. Al respecto, se indicó en la Cámara que “la magnitud de la pena en expectativa” era indicativa de “un peligro de fuga” en caso de que el encausado fuera  excarcelado en esta instancia del proceso.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *