Control Urbano: “Comenzamos a tener mayor presencia en la calle”


Lo aseguró Hugo Herrera, director del área, al referirse a lo que se ha logrado desde que  asumió, en abril de 2017. Junto a Walter Capdevila, jefe de Tránsito, hablaron de los operativos, informaron estadísticas y respondieron a los reclamos en materia de tránsito que reiteradamente hacen las comisiones vecinales.
EL DATO:
Una de las faltas más comunes en la actualidad es el uso del celular mientras se conduce y según indicaron los responsables de Control Urbano es difícil de detectar al infractor en el momento que lo está haciendo. Mientras tanto hay mayor conciencia sobre el uso de cinturón de seguridad, según lo señalaron.
Recientemente y, como lo vienen haciendo desde hace tiempo, desde las comisiones vecinales volvieron a reclamar por el tránsito en Azul y especialmente en la zona de los barrios, donde tienen problemáticas puntuales como la circulación y el estacionamiento en lugares inadecuados de camiones de gran porte.
También desde el Plenario han hecho especial hincapié en infinidad de notas periodísticas sobre la situación caótica que se produce en inmediaciones de la costanera y Avenida Mitre.
Esto motivó la realización de una nota con responsables del área de Control Urbano que hablaron sobre estos y otros temas que hacen al tránsito en Azul.
En ese marco, EL TIEMPO habló con Hugo Herrera, director de Control Urbano, y Walter Capdevila, jefe operativo de Tránsito, quienes hicieron un repaso sobre cuestiones que a diario hacen al tránsito en esta ciudad.
El funcionario a cargo aclaró en principio que él asumió en abril de 2017, considerando que en este lapso se ha avanzado en solucionar algunos aspectos vinculados con esta problemática.
Informó que en los inicios de su gestión hubo movimiento de personal y en el mes de octubre se incorporó, por concurso, Walter Capdevila, quien también dialogó con este diario.
Se formó entonces el equipo con Herrera, el jefe operativo y los 14 inspectores que hoy forman parte del plantel.
De a poco fueron incorporando personal sin traerlo de afuera, sino que lo buscaron dentro del mismo municipio, de acuerdo lo especificaron. Cuando Herrera se hizo cargo del área había 8 inspectores.
En este contexto, enfatizó que desde que se hizo cargo de esta responsabilidad “comenzamos a tener mayor presencia en la calle”.
Explicó luego que trabajan en dos planos: por un lado los operativos y controles; y por el otro en la concientización y educación.
Según lo consideró una prueba para ellos de que van por el buen camino fue que ni el 25 de diciembre ni el primero de año hubo algún tipo de incidente por pirotecnia ni accidente de tránsito.
 
Reclamos vecinales  
“Vamos dando respuestas dentro de lo que podemos, estamos infraccionando a camiones con acoplado”, expresó respecto a los reclamos vecinales que dieron el  puntapié inicial a esta nota.
Esto, dentro de lo que describió como un trabajo de hormiga que están haciendo, paso a paso, pero “en forma constante y todos los días”.
Al respecto, Capdevila aseguró que “es verdad lo que dicen por el tema del transporte pesado, pero nosotros estamos trabajando en forma continua y no sólo operativamente sino para plasmarlo en un proyecto, una ordenanza, nos estamos reuniendo con concejales, y otros funcionarios, para que salga porque nos regimos con una ordenanza del año 84, cuando la realidad era otra”.
Agregó que “en la actualidad es muy difícil poder labrar una infracción cuando circula un camión con acoplado porque no tenemos argumentos por los mismos alcances de la ordenanza. Nos encontramos, en muchos casos, sin sustento”.
“Estamos trabajando en esto y considerando también que el camionero tenga su espacio. Está muy avanzado el trabajo en este tema”, detalló.
 
La costanera  
Otro de los reclamos de las comisiones vecinales es lo que pasa con el tránsito en la  zona de Mitre y Costanera.
En referencia a esto, el titular de Control Urbano relató que “estuvimos 30 días en forma permanente, todos los fines de semana, en la costanera. Se secuestraron motos, autos, hubo vehículos que se dieron a la fuga, poniendo en peligro a los inspectores y al personal policial”.
“Esto lo hablamos con el Dr. Marcelo Sobrino, Fiscal General del Departamento Judicial de Azul, para que nos diera herramientas más contundentes. Nosotros no vamos a perseguir a nadie porque no tenemos la facultad, pero sí la policía puede efectuar una persecución porque quien se da a la fuga, puede traer droga, o estar cometiendo cualquier otro delito”, aseguró en torno a esta cuestión que muchas veces escapa a su órbita.
 
Infraestructura    
Más allá de la educación y los controles, en la problemática del tránsito tienen su influencia las obras de infraestructura.
Últimamente se han incorporado reductores de velocidad y semáforos en distintos punto de la ciudad que “sirven como elementos de disuasión y ordenamiento del tránsito”, indicó Herrera.
Aclaró que “la ordenanza establece por ejemplo que no hay que circular en las avenidas a más de 50 kilómetros por hora, y, sin embargo, hay que colocar reductores que impiden que las ambulancias, como a los bomberos o la Policía puedan llegar rápido al lugar de destino y sirven para romper los vehículos. Entonces, se necesita además conciencia para lograr algo en materia de tránsito”.
En lo que sí pusieron el acento ambos funcionarios es en la necesidad imperiosa de señalización.
 
Las rotondas    
Otro problema en el tránsito local vinculado con la infraestructura son las rotondas debido principalmente a que los azuleños no respetan el modo correcto de circulación  por las mismas (tiene paso quien viene circulando).
Sobre esto, Herrera sostuvo que “si la rotonda está bien construida, sirve como derivador y para ordenar. El problema radica en que cuando tomamos los exámenes para conducir, la mayoría de los conductores no sabe cómo comportarse dentro de una rotonda”.
Yendo a un caso puntual, expresó que en la zona del puente de la Mitre hacia el barrio Güemes se hicieron tres rotondas, lo que a su entender complica el tránsito.
“Hay una, la del medio, que habría que eliminarla”, precisó.
 
Las motos    
Un párrafo final en este somero repaso por la situación local en cuanto al tránsito merece el tema de las motos.
Es que se secuestran, según lo comentaron, unas 15 motos por día en Azul ya sea por falta de documentación o por no estar en condiciones de circular.
Ahora se van a hacer 320 compactaciones de motos que hace años tienen secuestradas. Lo que queda se vende e irá destinado a dos instituciones con fines sociales.
Capdevila explicó que “hoy están en un galpón nuevo que se está alquilando en la avenida 25 de Mayo, entre Catamarca y Calle 9”.
Como dato positivo, el jefe operativo de tránsito, evaluó que gracias a los controles y la concientización que van haciendo han logrado que cada vez más conductores usen casco.
Recordó que “los motocicletas deben tener la patente, el caño de escape como corresponde, las luces como corresponde, y lo importante es el uso del casco, hay  que tomar conciencia”.
Finalmente reflexionó diciendo que “no es meternos en la vida privada, es una cuestión de estado porque debemos velar por la salud de las personas que circulan”.
EL TRÁNSITO EN NÚMEROS
Algunos datos que grafican la situación del tránsito en Azul:
-En los últimos 4 días se hicieron 166 actas de infracción y 28 secuestros.
-Control Urbano cuenta en la actualidad con 14 inspectores.
-En el lapso de un mes y pico que va del 2018 se labraron 50 actas de infracción a camiones con acoplado.
-En los exámenes para lograr el carnet de conducir el 60 por ciento no sabe cómo circular por las rotondas.
-Se secuestran en esta ciudad un promedio 15 motocicletas por día. Desde fines de 2017 y lo que va de este año se secuestraron un total de 150 motos en operativos de tránsito.
-En breve se van a hacer 320 compactaciones de motos que hace años tienen secuestradas.
-Se están entregando entre 180 y 230 licencias de conducir por semana desde fines de 2017, lo que habla de que la gente, en su mayoría, tiene la intención de tener sus papeles al día para circular.
-De acuerdo a los datos operativos que manejan en Control Urbano, actualmente el 70 por ciento de quienes manejan motos lo hacen con casco.
LOS TEMIDOS CONTROLES DE ALCOHOLEMIA
En este momento y desde hace tiempo que desde el municipio no hacen controles de alcoholemia. Al respecto, el director de Control Urbano explicó que tienen los aparatos disponibles, pero aún no los tienen homologados.
Tienen disponibles 4 alcoholímetros que deberán ser homologados por el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) cuyos trabajadores vienen con medidas de fuerza y paro. El funcionario aseveró que es inminente el comienzo de este tipo de controles en operativos de tránsito.
“NECESITAMOS QUE EL PODER JUDICIAL APOYE EL ACCIONAR DE LA POLICÍA”

Haciéndose eco de las críticas que recibe habitualmente el área de Control Urbano, Hugo Herrero reconoció que falta mucho por hacer, pero sin embargo puntualizó que “los inspectores trabajan de lunes a lunes sin horario y en operativos nocturnos”.
También destacó que “como unidad de contralor, el inspector va, verifica que se está cometiendo una infracción y labra un acta que va al Juzgado de Faltas y esa dependencia es la que decide si corresponde o no una multa. Es lo mismo que el policía que detiene al delincuente y después el juez le aplica una pena o lo libera”.
Como ejemplo recordó que luego de los incidentes del fin de semana en los corsos “los 12 aprehendidos que hubo se fueron a su casa, salvo la persona que apuñaló a otra persona porque tenía un antecedente previo”.
“Nosotros tenemos vocación de servicio y nos arriesgamos, la gente es irresponsable y en eso no hay clases sociales, pero el tema está que cuando el inspector está cumpliendo su labor, lo que necesitamos es un cambio de doctrina, que el Poder Judicial apoye el accionar de la Policía en este tipo de acciones”, opinó.
“No digo que el Poder Judicial este trabajando mal, pero sí necesitamos de su apoyo cuando hacemos un operativo, más el personal policial cuando está actuando dentro de lo que marca la ley. Tampoco concuerdo con los excesos”, consideró Herrera.
Advirtió paralelamente para responder a las críticas que pesan sobre el área que “tenemos la manta corta, estamos en un lado o en otro”.
A su vez, indicó que la población considera que Tránsito funciona sólo para hacer infracciones y su labor es mucho más amplia, ya que deben intervenir casi todos los días del año en actividades deportivas, culturales y escolares, como también en los accidentes y cada vez que hay que ordenar el tránsito.
 
 
 
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *