Controles oftalmológicos

Es importante el cuidado de la salud de las personas, para ello es necesario adoptar las medidas del caso como una forma de prevenir para poder seguir manteniendo una muy buena calidad de vida. Después, cuando la patología se instala en el cuerpo humano, es más difícil y complicado superarla. A veces se producen estados crónicos que perduran durante toda la vida. En estos casos lo que hay que evitar es el avance de la enfermedad.

Existen patologías que no tienen síntomas en sus comienzos y cuando éstos tratan de aparecer generalmente no se le da la importancia del caso. Y cuando se exteriorizan en una forma manifiesta ya es tarde para su curación total.

La diabetes es una enfermedad de la nutrición caracterizada por la eliminación duradera de azúcar por la orina, o glucosaria, debido a un estado permanente de proporción elevada de azúcar en la sangre o hiperglucemia, causada a su vez por  deficiencia de la hormona pancreática glucosaria.

Si bien esta patología agrava cualquier enfermedad que tiene el ser humano, puede tener dos consecuencias muy graves: la ceguera y la muerte súbita.

Con respecto a la ceguera, desde el año 1999, organizado por el Consejo Argentino de Oftalmología y la Sociedad Argentina de Retina y Vítreo se lleva a cabo anualmente en todo el país la Campaña Nacional de Prevención de la Ceguera por Diabetes. En Azul este año se realizaron controles oftalmológicos en forma gratuita.

La idea de la campaña es realizar un examen de fondo de ojo a los pacientes que tienen diabetes. De esta manera se trata de conocer el estado en el cual se encuentra el diabético para poder guiarlo en el tratamiento a seguir en caso de que sea necesario.

La diabetes es una enfermedad que no tiene síntomas, sí presenta síntomas en su estadio final, cuando prácticamente no se tiene ninguna alternativa de tratamiento o son escasas las posibilidades de recuperación.

El examen de fondo de ojos es importante en los pacientes diabéticos porque se puede evitar la progresión de la ceguera, principalmente en los primeros estadios de la enfermedad que es cuando más oportunidades se tienen de poder intervenir. Después es tarde y se acotan las posibilidades de lograr algún éxito.

El estadio final es la ceguera en todos los casos, si no se interviene y se corta el proceso a tiempo ya es tarde.

A los 10 años de diagnosticada la diabetes hasta el 5% de los pacientes quedan ciegos, y hasta el 33% disminuyen su visión a la mitad. Estas cifras empeoran notablemente con la duración de la enfermedad.

El control estricto de la glucemia evita el desarrollo o disminuye la progresión de la retinopatía diabética en más del 60%.

Estudios oftalmológicos especializados previenen la pérdida visual severa en cerca del 90% de los casos.

A los pacientes que concurrieron a estos controles gratuitos en Azul se les pusieron unas gotitas para dilatar y luego se realizaron dichos estudios.

Si bien hay que prevenir y combatir la ceguera para diabéticos también es importante estar atentos para controlar cualquier tipo de diabetes, por los trastornos metabólicos que genera.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *