Copa Cervantina de rugby: La espera (casi) terminó

AZUL RUGBY CLUB VS. CLUB DE REMO  

El sábado será un día clásico. Así como en el fútbol, el clásico de rugby de la ciudad, Azul Rugby Club vs. Club de Remo, ya tiene fecha y horario. El 10, a partir de las 11 de la mañana la guinda va a decir presente en el campo del Doctor Molteni, en la calle Urioste al fondo, allí por donde –se dice– el Diablo perdió el poncho y ya no se atrevió a volver por él. La fortaleza austral de la borraja.

El más matinal de los horarios en la jornada sabatina estará destinado a la presentación de los chicos de la M15, divisional que inaugurará la serie de clásicos.  A partir de las 12.30, entre haches será el turno de la M17, dando paso –a las 13.50– a la disputa en Intermedia, para luego sí, a partir de las 15.30, el postre de tamaño menú de rugby: la Copa Cervantina en Primera División, la séptima vez que blaugranas y azules jugarán el partido anhelado en este contexto de “festival”.

El sábado será completamente festivo en lo deportivo, cada clásico amerita esa ilusión. Pero en el Molteni también se podrá disfrutar de artesanos, servicio de cantina y de un show de rugby inclusivo, donde los chicos discapacitados de escuelas de la ciudad mostrarán lo aprendido a lo largo de la práctica en los distintos entrenamientos.

“Confiamos más en nuestras posibilidades”   

Azul Rugby espera dar en su casa la alegría que su gente necesita. Los dirigidos por Ciuffo, de gran levantada sobre final de año, ven con muy buenos ojos esta posibilidad de despedirse abrazándose a  la copa. Aun en un ambiente de total hermetismo, tanto en entrenamientos como en declaraciones, fue posible sin embargo robarles algunas palabras a los capitanes de las divisiones superiores. Pablo Canevello, el muchacho proveniente de Tapalqué, con varios clásicos a cuesta comentaba hace unas pocas horas:

“Tuvimos un cambio mental y físico importante en estos últimos 3 meses, le planteamos partidos de igual a igual a todos los equipos que enfrentamos, confiamos más en nuestras posibilidades que en medio del año. Veo a los chicos con ganas, con energía y seguros de sí mismos. Hay un gran apoyo moral dentro y fuera de la cancha de todos, y estamos metiéndole duro para llegar de la mejor manera. Esperemos que las cosas nos salgan el sábado y podamos devolver a la gente borraja y a su apoyo incondicional, una alegría inmensa como sería darles la copa en casa”.

“Si no es con buen rugby, estos partidos se ganan con mente y corazón”  

Un poco más sentimental y abrazado por el fanatismo borraja, German “Tibio” Mazzo (capitán de Intermedia) también se refirió al clásico en ciernes:

“La verdad es que es difícil de explicar la energía te envuelve, estás completamente en las nubes, esperando el partido, palpitaciones a mil, sangre hirviendo corriendo por las venas, y una sola meta en la mente.

El grupo está más unido que nunca, quizás llegó tarde el momento, pero llegó y eso es lo que importa. Personalmente me crié en el club, lo amo, lo llevo en el corazón, y si no es con buen rugby, estos partidos se ganan también con mente y corazón. Tratamos de trasmitirles eso a los chicos, que lo vivan, que lo disfruten y que lo sientan así, en cada pelota, en la entrega en los partidos, y sobre todo en casa, donde nuestra gente, por el sacrificio que han hecho durante todo el año, no se merece otra cosa que la victoria. A eso apuntamos durante este último tiempo”.

Ya no hay tiempo para más. El rugby anual de Azul se despide del Molteni nada más ni nada menos que con la Copa Cervantina. El año que viene vendrán nuevos desafíos, nuevas caras, nuevos jugadores quizás, pero este es el momento y hay que disfrutarlo como si fuese el último. Y así te espera.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *